Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Un trago a diario podría ayudar a proteger los riñones

Sin embargo, los investigadores advierten que el hallazgo no debería estimular al uso intenso del alcohol

MARTES 10 de mayo (HealthDay News/HispaniCare) -- Contrario a la sabiduría popular, los investigadores han hallado que consumir cantidades moderadas de alcohol, más o menos un trago diario, podría evitar el declive de la función renal en los hombres.

Investigadores del hospital Brigham and Women's de Boston recalcaron, sin embargo, que esto no significa que la gente debería comenzar a beber, particularmente de manera intensa, con el fin de proteger sus riñones.

En su estudio, publicado en la edición del 9 de mayo de los Archives of Internal Medicine, los investigadores examinaron las muestras de sangre y las respuestas a los cuestionarios aplicados a más de 11,000 hombres que participaron en el Physicians' Health Study (estudio de la salud de los médicos).

Hallaron que los hombres que consumieron al menos siete tragos por semana tenían un riesgo 30 por ciento inferior de tener niveles elevados de un compuesto conocido como creatinina en la sangre, en comparación con los que habían tomado un sólo trago, o ninguno, por semana. Los niveles elevados de creatinina en la sangre indican sólidamente que hay disfunción renal.

"En estudios anteriores, el consumo moderado de alcohol se ha relacionado constantemente con los efectos beneficiosos para la salud en la enfermedad cardiovascular, sin embargo, la relación entre el consumo del alcohol y la disfunción renal fue menos clara y la mayoría de los estudios halló un efecto perjudicial para los riñones", aseguró en una declaración preparada el Dr. Tobias Kurth, investigador de la División del Envejecimiento del Hospital Brigham and Women's.

"Este es el primer estudio en mostrar una reducción constante del riesgo de enfermedad renal crónica relacionada con beber de manera moderada. Teniendo en cuenta los hallazgos de que los factores de riesgo cardiovascular tradicionales se relacionan con la enfermedad renal, la información no sorprende. El estudio podría estar ampliando nuestros conocimientos sobre el alcohol y la prevención de enfermedades", aseveró Kurth.

Anotó que en este estudio sólo había información sobre hombres sanos y que hace falta más investigación en este campo para confirmar los hallazgos, particularmente de mujeres y personas enfermas.

Más información

El National Kidney Disease Education Program ofrece recomendaciones sobre cómo proteger los riñones.

Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTE: Brigham and Women's Hospital, news release, May 9, 2005
Consumer News in Spanish