Una bebida o dos al día podrían ayudar a los pulmones

Además, otro estudio apoya el uso de vitaminas para la salud respiratoria

MIÉRCOLES 24 de octubre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Cuando se trata de los pulmones, un par de bebidas al día podrían ayudar a alejar al médico, según informan investigadores.

Aunque se ha acumulado considerable evidencia de que una dosis diaria de alcohol ayuda al corazón, este estudio sugiere que lo mismo podría ser verdad para la función pulmonar, incluso para los fumadores.

"Este es el mayor estudio que jamás ha evaluado el posible efecto protector del alcohol para los pulmones", anotó el Dr. Stanton T. Siu, autor del estudio y jefe de medicina pulmonar del Hospital Kaiser Permanente de Oakland, California.

"Encontramos que si se bebían menos de dos vasos de alcohol al día en forma de vino, cerveza o licor, habían muchas menos probabilidades de desarrollar enfermedad obstructiva de las vías respiratorias, lo que incluye el asma y el enfisema", señaló.

"Parece obtenerse cierto beneficio si se beben entre tres y cinco copas al día", añadió Siu. "Pero no era tan bueno si sólo se bebía un poquito. Si se bebían seis o más, en realidad tenía un efecto perjudicial. Empeoraba la función pulmonar".

Siu iba a presentar sus hallazgos el 24 de octubre en la reunión anual del American College of Chest Physicians en Chicago.

Estudios anteriores han indicado que otras intervenciones dietéticas, como consumir complementos de vitamina D, podrían ofrecer cierta protección contra el desarrollo de problemas de salud pulmonares.

Para el estudio actual, Siu y sus colegas analizaron los registros de salud de casi 178,000 pacientes que vivían en el norte de California. Todos se habían sometido a exámenes entre 1964 y 1973 como miembros del mismo plan de salud local.

Los cuestionarios de examen completados en la fecha registraron sus hábitos de tabaquismo y consumo de alcohol, además de sus antecedentes de función pulmonar.

Según las encuestas, el 61 por ciento afirmó ya haber experimentado algún tipo de enfermedad cardiorrespiratoria.

Un porcentaje casi idéntico afirmó tomar menos de dos bebidas alcohólicas al día, mientras que el ocho por ciento consumía entre tres y cinco bebidas al día. Poco más del dos por ciento afirmó beber seis o más copas al día. Ligeramente más del 21 por ciento afirmó no consumir alcohol en lo absoluto.

Como parte de sus exámenes, los pacientes también se sometieron a diversas pruebas de función pulmonar (PFP) diseñadas para evaluar qué tan bien inhala, exhala y transfiere oxígeno de los pulmones al torrente sanguíneo el paciente.

Al unir los resultados de las PFP con los índices de bebida, el equipo de Siu encontró que los llamados "bebedores entre ligeros y moderados" (los que no se abstenían del todo pero consumían menos de dos copas de alcohol al día) eran los menos propensos a tener problemas con la función pulmonar.

La relación entre el consumo moderado de alcohol y unos pulmones saludables pareció sostenerse independientemente de los hábitos de tabaquismo o de experiencias anteriores de enfermedad pulmonar y/o cardiaca.

Los registros de la encuesta no habían analizado el consumo de alcohol según el tipo de alcohol consumido, así que no es posible saber a partir de este estudio si alguna categoría de bebida es más saludable para los pulmones que otra.

Siu afirmó que el efecto protector de la bebida ligera se traduce más o menos a una reducción del veinte por ciento en el riesgo de desarrollar enfermedad pulmonar. La relación entre el uso de alcohol y la salud pulmonar se sostuvo en todos los grupos étnicos y de edad, y para ambos sexos, añadió.

"Las mujeres presentaron un impacto ligeramente más positivo", dijo Siu, "pero no fue una diferencia muy grande. Y de hecho, cuando evaluamos entre tres y cinco bebidas diarias, a los hombres les fue mejor que a las mujeres".

Otro estudio, también presentado en la reunión de esta semana, encontró que las vitaminas podrían ayudar también a mantener los pulmones sanos.

En este caso, un equipo de investigadores de Bangladesh, liderados por Kazi S. Bennoor de los Institutos nacionales y hospital de enfermedades neumológicas, dio seguimiento a un grupo de 200 fumadores sanos entre los treinta y los cincuenta años de edad durante dos meses. Dividieron a los participantes en cuatro grupos, a los que se indicó consumir 10,000 UI de vitamina A al día, los que tomaban 500 mg diarios de vitamina C, los que tomaban 200 mg diarios de vitamina E y los que tomaban las tres vitaminas combinadas.

Los pacientes habían fumado cigarrillos durante al menos once años.

Se realizaron pruebas de rendimiento pulmonar al inicio del estudio, a los dos meses (cuando se detuvo el consumo de complementos vitamínicos) y seis meses después de abandonarse las vitaminas. También se examinó la función pulmonar de cincuenta no fumadores saludables que no tomaron complementos vitamínicos.

Aunque ninguno de los fumadores logró una salud pulmonar comparable con la del grupo de no fumadores, el equipo de Bennoor encontró que los complementos vitamínicos sí mejoraron significativamente la función pulmonar en los cuatro grupos de fumadores.

Ninguna vitamina pareció afectar de manera positiva la función pulmonar más que otra, pero el grupo que tomaba las tres vitaminas pareció obtener el mayor beneficio.

Sin embargo, seis meses después de salir del régimen vitamínico, la salud pulmonar de todos los fumadores revirtió a niveles inferiores a os vistos después de los dos meses de consumo de complementos.

Es posible que la complementación con antioxidantes pudiera ayudar a mejorar la función pulmonar, especuló el equipo, pero tales mejoras no se retienen cuando se deja de consumir los complementos.

El Dr. Neil Schachter, profesor de neumología y director médico del Departamento de atención respiratoria del Centro médico Mount Sinai de la ciudad de Nueva York, se mostró algo cauto sobre los resultados de ambos estudios.

"Se trata de estudios interesantes", dijo. "Pero, en primer lugar, simplemente no hay mucha literatura sobre el alcohol y la función pulmonar. Así que, sí, existe esta opinión de que una o dos copas de alcohol al día son buenas para el corazón y que demasiado no es bueno para la salud en general. Supongo que sus hallazgos concuerdan con esa afirmación general. Aún así, sigo afirmando que todavía no está completamente probado".

"Por otro lado, hay mucha literatura sobre los complementos vitamínicos y su relación con la enfermedad pulmonar crónica", añadió Schachter. "Hay mucha evidencia de que las dietas ricas en lo que se consideran nutrientes sanos, como frutas, granos, ese tipo de cosas, se relacionan con una mejor salud pulmonar que las que no lo son. Pero los intentos de complementar las dietas y las vitaminas para mejorar la salud pulmonar no han sido terriblemente exitosos. Y este estudio sobre las vitaminas fue muy, muy pequeño".

"Entonces, aunque comprendo que ciertamente las personas preferirían sanar con la dieta que con medicamentos, es importante reconocer que este tipo de investigación es muy difícil de llevar a cabo", señaló Schachter. "Hasta ahora, los intentos por determinar de una u otra manera qué ingredientes pensamos que son clave no han tenido mucho éxito. Se necesita mucho más trabajo", añadió.

Más información

Para más información sobre la enfermedad pulmonar, visite el Programa nacional de educación sobre la salud pulmonar.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Stanton T. Siu, M.D., chief, pulmonary medicine, Kaiser Permanente Hospital, Oakland, Calif.; Neil Schachter, M.D., professor, pulmonary medicine and medical director, Respiratory Care Department, Mount Sinai Medical Center, New York City; Oct. 24, 2007, presentations, American College of Chest Physicians annual meeting, Chicago
Consumer News in Spanish