See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Detener la terapia de aspirina aumenta el peligro de apoplejía

Para los sobrevivientes de apoplejía, dejar la aspirina triplica el riesgo

MIERCOLES, 2 de febrero (HealthDayNews) -- Los sobrevivientes de apoplejías que dejan de tomar una aspirina diaria, como les ha recomendado su médico, triplican el riesgo de sufrir otro derrame cerebral en el plazo de apenas un mes, dijeron los investigadores.

Si bien las razones exactas para este súbito aumento son desconocidas, investigadores suizos conjeturan que dejar de tomar la aspirina aumenta la actividad de plaquetas sanguíneas vinculadas con coágulos causantes de apoplejías.

Estos hallazgos fueron anunciados el 2 de febrero en la Conferencia Internacional sobre Apoplejía de la American Stroke Association en Nueva Orleáns.

Los investigadores en Lausana, Suiza, evaluaron 309 pacientes que habían sufrido una apoplejía o accidente isquémico transitorio (AIT), las llamadas "mini-apoplejías" que pueden preceder a una embolia cerebral. Todos los pacientes fueron puestos en regímenes de largo plazo de una aspirina diaria de 100 miligramos ó 300 miligramos para ayudar a prevenir episodios repetidos de una embolia o un ataque al corazón. Los investigadores también evaluaron a 309 pacientes que sufrieron una embolia o AIT más de seis meses después del estudio, y que estaban en terapia de aspirina debido a similares factores de riesgo, como alta presión sanguínea o enfermedad coronaria.

Entre los pacientes con un historial de una sola apoplejía, 13 habían dejado de tomar su aspirina diaria en el mes que precedió su embolia. En contraste, solamente cuatro pacientes en el grupo de control lo habían hecho, llevando a los investigadores a concluir que aquellos con apoplejía tenían tres veces más probabilidades de haber abandonado su régimen de aspirina que quienes tenían factores de riesgo similares, pero no nuevas apoplejías o AIT .

Mientras que el 77 por ciento de las apoplejías isquémicas (en las que el flujo de sangre al cerebro decae), vinculado con la discontinuación del régimen de la aspirina, ocurrió en los primeros ocho días después de haberse dejado las aspirina, el otro 23 por ciento ocurrió del día nueve al 30, dijeron los investigadores.

¿Cómo podría llevar el hecho de dejar las aspirina a un mayor riesgo de embolia tan rápidamente? El otro investigador del estudio, el doctor Alexandre Maulaz, del Centre Hospitalier Universitaire de Vaud, en Lausana, dijo que las razones exactas siguen siendo inciertas, pero especuló que la discontinuación de la aspirina puede aumentar los números de plaquetas sanguíneas y llevar a la formación de más coágulos.

Y señaló que el grupo de control en el estudio, como también aquellos con historial de apoplejías, tenían factores de riesgo cardíaco ya de partida. "El posible riesgo de una apoplejía después de dejar las aspirina era mayor solamente en pacientes con muchas factores de riesgo cardiovasculares," dijo, "principalmente enfermedad isquémica del corazón. Esta conclusión no puede ser extrapolada para todas las clases de personas que toman aspirinas."

Los hallazgos del estudio no sorprenden al Dr. William Buxton, un neurólogo del personal del Santa Monica-UCLA Medical Center, y profesor clínico adjunto de neurología en la Escuela de Medicina David Geffen de la Universidad de California, Los Angeles. "El estudio refuerza muchas de nuestras sospechas de que dejar las aspirina u otra medicación antiplaquetaria, incluso por un periodo breve, puede aumentar el riesgo de que la gente sufra embolias."

Si bien la mayoría de los pacientes con prescripción de terapia de prevención de apoplejía se cuidan de cumplir con ella, a veces una operación futura requerirá que los pacientes discontinúen su terapia de prevención de apoplejía. "Si tienes que dejar la terapia de aspirina antes de la operación, el médico debe sopesar los beneficios y riesgos," afirmó.

Cada 45 segundos, alguien más en Estados Unidos sufre una apoplejía, mientras que cada tres minutos una apoplejía se cobrará otra vida, según las estadísticas del American Stroke Association. Estos "ataques cerebrales" ocurren cuando el flujo sanguíneo al cerebro es interrumpido. Algunos ocurren cuando el flujo sanguíneo en una arteria es obstruido, en tanto otras formas de apoplejía se caracterizan por una hemorragia de un vaso roto.

La apoplejía puede causar discapacidades sustanciales, como la incapacidad de caminar sin asistencias, dificultades para hablar o tragar, o parálisis parcial o de un lado. Muchas víctimas de embolias requieren atención en residencias de cuidados especiales.

Entre los signos de advertencia y las señales de una apoplejía: un entumecimiento o debilidad súbita en la cara, brazo o pierna, especialmente en un solo costado del cuerpo, confusión súbita, problemas para hablar o comprender, problemas súbitos en la vista en uno o dos ojos, problemas para caminar, mareos, pérdida del equilibrio, o dolores de cabeza severos y úbitos sin causa aparente.

El uso de la aspirina con frecuencia se prescribe a pacientes que han tenido embolias o ataques cardíacos como una forma de prevenir futuros ataques. Pero la Asociación Americana del Corazón advierte que nadie debería comenzar una terapia de aspirina sin consultar primero a su médico.

En el estudio suizo, la edad promedio del paciente era de 71 años, con un 62 por ciento de hombres entre los participantes. Los factores de riesgo en cada grupo eran similares, con un 69 por ciento con alta presión arterial, 20 por ciento con diagnóstico de diabetes y 14 por ciento de fumadores. El doble de personas – 36 por ciento – en el grupo con embolia había tenido ataques cardíacos, comparado con 18 por ciento en el grupo de control. Cantidades similares en ambos grupos tomaban un régimen de 100 miligramos o 300 miligramos de aspirina a diario.

El estudio señala la importancia de seguir las indicaciones del médico de tomar una aspirina diaria y no cambiar el régimen sin permiso, dijo Maulaz.

Más información

Para saber más acerca del uso de la aspirina y la prevención de apoplejías, visite la Asociación Americana del Corazón.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Alexandre Maulaz, M.D., investigador, Stroke Unit, Centre Hospitalier Universitaire de Vaud, Lausana, Suiza; William Buxton, M.D., neurólogo, Santa Monica-UCLA Medical Center, Santa Monica, Calif., y profesor clínico adjunto, neurología, David Geffen School of Medicine, UCLA School of Medicine, Los Angeles; presentación del 2 de febrero, Conferencia Internacional sobre Apoplejía de la American Stroke Association, Nueva Orleáns
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.