La aspirina protege a hombres y mujeres de manera diferente

Un estudio encontró menos accidentes cerebrovasculares para las mujeres, menos ataques cardiacos para los hombres

MARTES 17 de enero (HealthDay News/HispaniCare) -- La batalla de los sexos podría extenderse a la aspirina. Un nuevo "estudio de estudios" encontró que el medicamento protector del corazón beneficia a los hombres de manera muy diferente que a las mujeres.

La revisión de seis estudios que involucraron a más de 95,000 personas mostró que la aspirina reduce la incidencia de accidentes cerebrovasculares en las mujeres, pero no en los hombres.

Por otro lado, cuando se trataba de ataques cardiacos, lo contrario era verdad, ya que el uso diario de aspirina redujo la incidencia de tales eventos en los hombres, pero no en las mujeres.

"Nadie tiene ninguna idea de qué causa la diferencia", afirmó el autor principal del estudio, el Dr. David L. Brown, jefe de cardiología de la Universidad Estatal de Nueva York en Stony Brook. "Necesita ser una importante prioridad de investigación en el futuro".

Considera que la investigación futura sobre el asunto debe centrarse en factores como la manera en que hombres y mujeres "metabolizan la aspirina y cómo interactúa con las plaquetas y vasos sanguíneos".

El informe aparece en la edición del 18 de enero del Journal of the American Medical Association.

Tres ensayos incluyeron sólo a hombres, uno incluyó sólo mujeres, y dos incluyeron a ambos sexos. Todos los participantes estaban libres de dolencias cardiovasculares al inicio de los estudios.

En general, hubo una reducción del 12 por ciento en todos los eventos cardiovasculares en las mujeres que tomaban aspirina, en comparación con las que no la tomaban. La reducción para los hombres fue del 14 por ciento.

Pero estas reducciones ocurrieron de manera sorprendentemente diferente, según el sexo. El tratamiento con aspirina disminuyó la incidencia de ataques cardiacos entre los hombres en 32 por ciento, pero no tuvo efecto sobre su incidencia de accidente cerebrovascular. Para las mujeres, la terapia con aspirina disminuyó la incidencia de accidente cerebrovascular en 17 por ciento, sin ningún efecto significativo sobre su riesgo de ataque cardiaco.

"Esto se suma a la continua investigación de que las mujeres y los hombres son distintos", anotó la Dra. Nieca Goldberg, jefa de atención cardiaca para mujeres del Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York y autora del libro Women Are Not Small Men (Las mujeres no son hombres pequeños).

La aspirina tiene beneficios para ambos sexos, "particularmente cuando se trata de hombres y mujeres saludables, los que no tienen enfermedad cardiaca ni factores de riesgo", añadió.

Pero Brown apuntó que los factores de riesgo como la hipertensión arterial y la diabetes tienen que ser tomados en cuenta cuando se considera terapia con aspirina.

"La proporción de riesgos y beneficios tiene que ser considerada para cualquier paciente", aseguró. "El beneficio se basa en el perfil de factores de riesgo y el riesgo se basa en la presencia de cosas como eventos anteriores de sangrado y úlceras pépticas".

Nadie debe comenzar a tomar aspirina antes de consultar a un médico, porque puede causar sangrado. La terapia con aspirina logró un aumento del 70 por ciento en el riesgo de episodios importantes de sangrado en todos los seis estudios.

Brown señaló que los estudios no ofrecían una directriz firme sobre la cantidad de aspirina que debe tomarse. Las dosis variaban desde un máximo de 500 miligramos por día, "que hoy en día nadie consideraría", a 100 miligramos cada segundo día, apuntó.

"Pienso que una dosis razonable es de 81 miligramos por día, la cantidad en una aspirina para bebé", opinó Brown.

Más información

Para más información sobre los poderes protectores cardiacos de la aspirina, diríjase a la American Heart Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: David L. Brown, M.D., chief, cardiology, State University of New York at Stony Brook; Nieca Goldberg, M.D., chief, women's cardiac care, Lenox Hill Hospital, New York City; Jan. 18, 2006, Journal of the American Medical Association
Consumer News in Spanish