Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

La aspirina y el aceite de pescado quizá no prevengan los problemas cardiacos en los que ya están en riesgo

pills in a bottle

LUNES, 27 de agosto de 2018 (HealthDay News) -- La aspirina o el aceite de pescado probablemente no ayuden a prevenir los ataques cardiacos ni los accidentes cerebrovasculares (ACV) en las personas que ya están en riesgo de problemas cardiovasculares, muestran tres nuevos estudios.

En el primer estudio, tomar una aspirina diaria de dosis baja hizo poco por evitar los primeros ACV o ataques cardiacos en las personas que fumaban, o que tenían hipertensión o colesterol alto.

Por otra parte, un segundo conjunto de estudios descubrió que las noticias eran igual de funestas para los diabéticos, dado que un mayor riesgo de sangrados graves cancelaba un beneficio modesto.

Y en los diabéticos que podrían recurrir a los complementos de aceite de pescado en lugar de la aspirina, éstos tampoco ayudaron a proteger de los problemas del corazón.

"La aspirina es a lo que hemos recurrido; es barata y fácil de obtener. Pero el beneficio fue anulado por el sangrado [en el estudio de la diabetes]", apuntó el Dr. James Catanese, jefe de cardiología en el Hospital de Northern Westchester en Mount Kisco, Nueva York. "Quizá necesitemos un mejor anticoagulante".

En el primer estudio, los investigadores dirigidos por el Dr. J. Michael Gaziano, cardiólogo preventivo en el Hospital Brigham and Women's de Boston, siguieron a más de 12,500 participantes que tomaron 100 miligramos de aspirina o un placebo a diario. Todos tenían algún factor de riesgo de un posible problema del corazón.

Tras cinco años, las tasas de eventos como un ataque cardiaco y un ACV fueron virtualmente iguales en ambos grupos: 269 pacientes (un 4.3 por ciento) en el grupo de la aspirina, y 281 pacientes (un 4.5 por ciento) en el grupo del placebo. El estudio fue financiado por Bayer Co. y se publicó el 26 de agosto en la revista The Lancet.

En la investigación sobre la diabetes, que los investigadores británicos reportaron como dos estudios en la edición del 26 de agosto de la revista New England Journal of Medicine, se eligieron a diabéticos al azar para seguir uno de cuatro tratamientos.

Un grupo recibió 1 gramo de aceite de pescado y 100 miligramos de aspirina al día. Otro grupo recibió el aceite de pescado y un placebo en lugar de la aspirina. El tercer grupo recibió un placebo (lleno de aceite de oliva) en lugar de aceite de pescado, y también aspirina activa. El grupo final recibió dos placebos.

El tiempo de seguimiento promedio fue de 7.5 años. En ese periodo, un 8.9 por ciento de los que recibieron el aceite de pescado y un 9.2 por ciento de los que recibieron el placebo en lugar de aceite de pescado sufrieron eventos vasculares graves, como un ataque cardiaco o un ACV. Las tasas de mortalidad también fueron similares entre los dos grupos. Ambos estudios recibieron financiación de la British Heart Foundation y de Bayer.

"La aspirina y el aceite de pescado no son una panacea para prevenir la enfermedad cardiovascular en las personas con diabetes", apuntó el Dr. Joel Zonszein, director del Centro Clínico de la Diabetes del Centro Médico Montefiore, en la ciudad de Nueva York.

"Mi mensaje para las personas con diabetes es que tratar la hipertensión, el colesterol anómalo y el azúcar alto en sangre desde el principio (junto con unos cambios saludables en el estilo de vida) es importante", enfatizó Zonszein, que no participó en la investigación.

La Dra. Louise Bowman, que dirigió el estudio sobre el aceite de pescado, comentó que "investigaciones anteriores no han mostrado ningún beneficio de los complementos de aceite de pescado en otros tipos de pacientes con un riesgo más alto de eventos cardiovasculares. Nuestros hallazgos concuerdan con esto, y no creemos que haya ninguna justificación para recomendar los complementos de aceite de pescado con el objetivo de proteger de los eventos cardiovasculares".

Añadió que otros estudios han mostrado que tampoco parece que los complementos de aceite de pescado tengan un beneficio para las personas que ya han sufrido un ataque cardiaco. Bowman es profesora de medicina y ensayos clínicos en el Departamento Nuffield de Salud de la Población de la Universidad de Oxford, en Inglaterra.

A la aspirina le fue algo mejor entre los diabéticos. La tasa de eventos vasculares graves fue de un 8.5 por ciento entre las personas que tomaron aspirina, y de un 9.6 por ciento entre las que tomaron el placebo. Eso significa que la aspirina redujo el riesgo de un evento grave en un 12 por ciento.

Pero el riesgo de sangrado grave contrarrestó esa buena noticia. Poco más de un 4 por ciento de las personas que tomaron la aspirina tuvieron un evento de sangrado grave, incluyendo un sangrado en el cerebro, en el ojo y en el sistema digestivo. Apenas un 3.2 por ciento de los que tomaron el placebo sufrieron un sangrado grave. La aspirina aumentó el riesgo de sangrado grave en un 29 por ciento, encontró el estudio.

La Dra. Jane Armitage, autora sénior del estudio sobre la aspirina y la diabetes, dijo que "mostramos de forma clara que la aspirina reduce el riesgo de eventos vasculares, incluyendo ataques cardiacos, ACV, y mini ACV; pero, también aumentó el riesgo de sangrados graves, sobre todo del tracto gastrointestinal, así que en general no hubo un beneficio claro".

Armitage dijo que los hallazgos proveen "una claridad muy necesaria" sobre si recomendar o no la aspirina a las personas con diabetes que no han sufrido un ataque cardiaco. Indicó que para las personas que ya toman tratamientos que se ha mostrado que son seguros, como los fármacos para el colesterol y la presión arterial, para prevenir el ataque cardiaco y el accidente cerebrovascular, "tomar aspirina no ofrece ningún beneficio añadido".

Armitage anotó que se sigue recomendando la aspirina para las personas que ya han sufrido eventos como un ataque cardiaco o ACV. Armitage es profesora de ensayos clínicos y epidemiología en la Universidad de Oxford.

Catanese, que no participó en ninguno de los estudios, dijo que los hallazgos sobre el aceite de pescado no lo sorprendieron.

"Creo que comer pescado, no solo el aceite de pescado, es beneficioso. El alimento contiene algo que quizá no podamos poner en una pastilla o cápsula", apuntó.

Como Zonszein, Catanese recomendó que las personas con diabetes coman una dieta saludable, hagan ejercicio con regularidad y mantengan un buen control de su diabetes para prevenir la enfermedad cardiaca. El control del colesterol y de la presión arterial también es muy importante para los diabéticos, señaló.

Los hallazgos fueron presentados el domingo en la reunión anual de la Sociedad Europea de Cardiología (European Society of Cardiology) en Múnich, Alemania.

Más información

Para más información sobre la prevención de la enfermedad cardiaca, visite la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo
FUENTES: Louise Bowman, M.D., professor, medicine and clinical trials, Oxford University's Nuffield Department of Population Health, United Kingdom; Jane Armitage, F.R.C.P., professor, clinical trials and epidemiology, Oxford University's Nuffield Department of Population Health, United Kingdom; Joel Zonszein, M.D., director, Clinical Diabetes Center, Montefiore Medical Center, New York City; James Catanese, M.D., chief of cardiology, Northern Westchester Hospital, Mount Kisco, N.Y.; Aug. 26, 2018, presentations, European Society of Cardiology annual meeting, Munich, Germany; Aug. 26, 2018, New England Journal of Medicine; Aug. 26, 2018, The Lancet
Consumer News in Spanish