See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Una aspirina diaria o ibuprofén reducen el riesgo de cáncer oral de los fumadores

Más evidencia de que estos analgésicos comunes combaten los tumores malignos

LUNES 18 de abril (HealthDay News/HispaniCare) -- Una reciente investigación sugiere que los fumadores que han intentado dejar de fumar pero han fracasado podrían tomar aspirina, ibuprofén o naproxén (Aleve) diariamente para ayudar a reducir el riesgo de cáncer oral.

Estudios anteriores han mostrado que esta familia de medicamentos antiinflamatorios no esteroidales (AINES) es eficaz para prevenir otros tipos de cáncer, cosa que ahora podría ser cierta también para los tumores malignos de la boca.

"Los AINES reducen aproximadamente a la mitad el riesgo de [estos] cánceres en los fumadores", aseguró el investigador líder, Dr. Jon Sudbo, del Hospital Radium de Noruega en Oslo.

Sin embargo, no está claro si tomar los AINES a diario también podría reducir los riesgos del cáncer más mortal para los fumadores, el de pulmón.

"Intentaremos responder a esta pregunta en un futuro cercano", prometió Sudbo.

En su estudio, presentado el 18 de abril en la reunión anual de la American Association for Cancer Research, en Anaheim, California, el equipo de Sudbo revisó una base de datos noruega sobre el cáncer para comparar el uso diario de AINES por más de 900 adultos que tenían una larga historia de uso del tabaco.

A la mitad del grupo se le había diagnosticado alguna forma de cáncer oral y a la otra mitad no.

Hallaron que los fumadores que habían tomado AINES a diario (como aspirina, ibuprofén o naproxén) durante al menos seis meses tenían un 65 por ciento menos de probabilidades de desarrollar tumores orales que los fumadores que no lo habían hecho. Los investigadores agregaron que las reducciones en el riesgo de cáncer oral se redujeron a medida que aumentaba la cantidad de años de uso de los AINES.

Sin embargo, aquellos beneficios no se hallaron en usuarios a largo plazo de un analgésico que no era AINES, el acetaminofén (Tylenol). Esto sugiere que algo acerca de los AINES, particularmente, funciona para mantener a raya el cáncer oral.

El Dr. Raymond N. DuBois, profesor de biología del cáncer de la Universidad Vanderbilt, aseguró que no le sorprenden los resultados.

"Hay bastante información sobre el riesgo de cáncer gastrointestinal, de esófago y gástrico, así como del colorrectal" relacionado con el uso de AINES a largo plazo, señaló. "Generalmente, las personas que toman AINES con regularidad tienen una reducción de entre 40 y 60 por ciento del riesgo".

Sin embargo, este estudio es interesante, agregó, porque sugiere que los AINES pueden proteger contra el cáncer aún sí existen carcinógenos poderosos, como el tabaco.

"Entonces, si se elimina el tabaquismo como variable, ¿se lograría una reducción aún mejor con los AINES?" se preguntó DuBois.

Dijo que estos medicamentos quizá combaten los tumores malignos porque inhiben las sustancias químicas responsables de la inflamación crónica. "Ese es un tipo de estado provocativo que hace que las células sean más propensas a desarrollar cáncer", explicó.

Tanto Sudbo como DuBois advirtieron, sin embargo, que el uso de AINES a largo plazo conlleva algo de riesgo cardiovascular, así que los fumadores deberían hablar con sus médicos antes de iniciar cualquier curso de terapia.

El estudio noruego también encontró un efecto umbral en cuanto al tipo de fumadores que se benefician de los AINES. Específicamente, los individuos que fumaron "30 años-paquete o menos" obtuvieron el mayor beneficio de la pastilla a diario. Según los investigadores, treinta años-paquete equivaldrían a un hábito de dos paquetes diarios durante quince años o un paquete diario durante 30 años. Los fumadores con historias más largas o intensas de tabaquismo obtienen un efecto protector bastante inferior del uso de AINES, según hallaron los investigadores.

Por supuesto que los AINES no son la mejor respuesta para que los fumadores eviten el cáncer.

La verdadera solución es "dejar de fumar", recomendó Sudbo.

DuBois estuvo de acuerdo. "No hace falta ser investigador internacional del cáncer para saberlo, pero muchas personas tienen dificultades para lograrlo", dijo. "Aún así, sabemos que si se saca el tabaquismo del cuadro, el riesgo se reduce dramáticamente".

Más información

Para saber más sobre el cáncer oral, visite la página Web de la American Cancer Society.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Jon Sudbo, M.D., Ph.D., D.D.S, department of oncology, Norwegian Radium Hospital, Oslo; Raymond N. DuBois, M.D., Ph.D., professor, molecular oncology, medicine, cancer biology and cell/developmental biology, Vanderbilt University, and director, Vanderbilt-Ingram Cancer Center, both in Nashville, Tenn.; April 19, 2005, presentation, American Association of Cancer Research annual meeting, Anaheim, Calif.
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined