See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

¿Necesita una mano nueva? Quizá algún día lo pueda conseguir

Una investigación en salamandras está iluminando el camino de la regeneración de miembros humanos, informan los científicos

MIÉRCOLES, 6 de enero (HealthDay News/DrTango) -- Cada año, miles de estadounidenses pierden dedos, manos o incluso miembros completos en accidentes terribles. Las prótesis pueden ayudar a las personas que han sufrido alguna amputación a recuperar parte de su función, además se han realizado recientemente trasplantes exitosos de manos.

Pero no sería maravilloso que los humanos pudieran simplemente regenerar por sí mismos las partes que han perdido.

Pues en el espacio de tiempo de una generación, al parecer este poder superhumano podría ser una realidad, señalan los científicos, y las personas podrían tener que darle las gracias a un modesto anfibio.

Entre las criaturas más variadas, una salamandra mexicana llamada axolotl (axolote o ajolote) parece la mejor en cuanto a la regeneración de miembros completos que se han perdido debido a una lesión. Además, los investigadores están a punto de descubrir qué tiene el axolotl que no tienen los humanos.

"El punto crucial de lo que estamos haciendo con este trabajo es entender la biología básica de la regeneración y luego traducir esa información en terapias regenerativas", dijo uno de los pioneros del área, el biólogo David Stocum, director del Centro de Biología Regenerativa y Medicina de la Universidad de Indiana en Bloomington.

Su equipo hace poco dio otro paso más, al informar sobre una pieza clave del rompecabezas de la regeneración del axolotl en la publicación BioMed Central Biology.

El grupo de Stocum encontró que una proteína celular llamada EVI5 parece dar tiempo a las células del lugar de la herida para que se reagrupen y especialicen, de modo que puedan producir diferentes tipos de tejidos necesarios para regenerar el miembro amputado.

Tal como apunta Stocum, los humanos tienen una capacidad muy limitada para regenerar tejidos complejos, particularmente la punta de los dedos.

Ese no es un hecho pequeño en sí mismo. "La punta de los dedos tiene hueso, tendones y nervios", apuntó Stocum. "Y las uñas son una modificación de la epidermis de la piel. La punta de los dedos es un tejido muy complejo".

Aún así, es lo más lejos a lo que podemos llegar en materia de regeneración en humanos adultos. Otros animales pueden regenerar segmentos complejos de sí mismos (muchos peces regeneran alertas perdidas, por ejemplo) y la rana común tiene amplios poderes regenerativos cuando es renacuajo pero lo pierde de forma misteriosa a medida que madura.

El trabajo de Stocum tanto con el axolotl como con la rana ha desvelado interesantes pistas sobre la regeneración. En la salamandra, el lugar de la amputación no se cierra con tejido cicatrizante como ocurre en la mayoría de los animales. En cambio, en el área lesionada se forma un conjunto de células llamadas blastema.

Las células que se acumulan en el blastema no van en una dirección, para formar tejido cicatrizante. Sino que se amontonan y pasan por un proceso llamado "desdiferenciación", en el que cada célula se orienta hacia un tejido dispar particular necesario para reemplazar el miembro de la salamandra, hueso, músculo, nervios. Este proceso depende de una cadena compleja de señales bioquímicas interconectadas, la mayoría de las cuales siguen siendo un misterio, explicó Stocum.

Sin embargo, ahora apareció en escena un actor clave: La proteína EVI5, que al parecer frena la división de células blastema hasta que se complete de forma apropiada la desdiferenciación celular. En esencia, apuntó Stocum, los altos niveles de EVI5 le dicen al área de la herida que "espere hasta tener una pequeña pila de células blastema antes de iniciar la división".

Sin embargo, no hay ninguna garantía de que un sistema similar funcione en los humanos. Por una cosa, "es bien conocido que la regeneración de la punta de los dedos no ocurre por la formación de un blastema como sucede en la salamandra", apuntó Stocum. En cuanto a la salamandra, aún se necesitan descifrar mucho más ingredientes del cóctel regenerativo.

En estos momentos, el equipo de Stocum está ocupado comparando los procesos regenerativos del axolotl con los que se encuentran en el renacuajo pero no en las ranas.

"Esto nos dará una idea, esperamos, de por qué las ranas pierden su poder regenerativo" y el axolotl no, dijo.

Otro experto estuvo de acuerdo en que el camino para ayudar a los humanos a regenerar partes perdidas de su cuerpo está apenas en sus inicios.

De acuerdo con el Dr. Stephen Badylak, un análisis profundo del axolotl es crucial porque "necesitamos identificar cuáles son las deficiencias humanas para poder decir "si es posible que puedan lograrlo o no. Y si incluso lo tenemos en nuestro genoma".

Badylak, presidente entrante de la Sociedad Internacional de Medicina Regenerativa e Ingeniería de Tejidos y director de ingeniería de tejidos del Instituto de Medicina Regenerativa McGowan de la Universidad de Pittsburgh, es optimista con respecto a la regeneración de dedos o miembros humanos al señalar "es posible". Pero agregó que podrían pasar décadas antes de que eso ocurra. Por lo pronto, la medicina regenerativa debe dar pequeños pasos pero de gran valor médico, destacó.

Por ejemplo, el grupo de Badylak ahora está trabajando con el Departamento de Defensa para desarrollar un mejor método de curación de heridas sin cicatriz para soldados. Además cree que los científicos están en el camino de regenerar partes del cuerpo de estructuras más simples, como músculo cardiaco u órganos como los riñones.

"Vamos a descubrir lo sencillo antes de llegar a lo complejo", apuntó Badylak. "Un dedo, un brazo, una mano, esas son partes muy complejas del cuerpo".

Stocum estuvo de acuerdo en que los pequeños descubrimientos precederán de forma inevitable a los grandes. Por lo pronto, destacó, los bioingenieros están desarrollando prótesis más sensibles para los amputados de hoy en día, dispositivos que habrían sido inimaginables hace algunos años.

Aún así, Stocum admitió "que nada puede superar a un miembro de verdad".

Más información

Para más información sobre la ciencia de la medicina regenerativa, visite Centro de Biología Regenerativa y Medicina de la Universidad de Indiana.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango
FUENTES: David Stocum, Ph.D., professor, department of biology, and director, Center for Regenerative Biology and Medicine, Indiana University, Bloomington; Stephen Badylak, D.V.M., Ph.D., M.D., research professor, department of surgery, director, tissue engineering, McGowan Institute for Regenerative Medicine, University of Pittsburgh, and incoming president, Tissue Engineering and Regenerative Medicine International Society; Nov. 30, 2009, BioMed Central Biology, online
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined