Las muestras de colágeno del Tyrannosaurus Rex relaciona el dinosaurio con las aves

Es la primera vez que datos moleculares respaldan la conexión evolutiva, afirman investigadores

JUEVES 24 de abril (HealthDay News/Dr. Tango) -- Un análisis molecular de una muestra de 68 millones de años de proteína del colágeno de un Tyrannosaurus Rex confirma el vínculo evolutivo de los dinosaurios con las aves modernas, de acuerdo con científicos de EE.UU.

El colágeno es la principal proteína del tejido conectivo en animales.

Señalaron que era la primera vez que se habían utilizado datos moleculares para ubicar un dinosaurio no aviar en el árbol filogenético que rastrea la evolución de las especies. La comparación de la proteína del T. rex reveló que tenía un ancestro común con los pollos, los avestruces y, en menor medida, con los caimanes.

Aunque se sospechaba desde hace tiempo que las aves eran los parientes vivos más cercanos de los dinosaurios, esa hipótesis dependía enormemente de similitudes esqueléticas.

"Estos resultados coinciden con las predicciones basadas en la anatomía esquelética, convirtiéndose así en la primera evidencia molecular del vínculo evolutivo de un dinosaurio no aviar", dijo en una declaración preparada el coautor del estudio Chris Organ, investigador posdoctoral en biología organísmica y evolutiva de la Universidad de Harvard.

"Aunque sólo teníamos seis péptidos, apenas 89 aminoácidos, del T. rex, fuimos capaces de establecer esta relación con un grado relativamente alto de apoyo. Con más datos, hubiéramos podido ver la rama del T. rex en el árbol filogenético entre los caimanes, pollos y avestruces, aunque no podemos resolver del todo esa posición con los datos disponibles actualmente", dijo Organ.

La pequeña cantidad de colágeno procedía de un fósil del fémur (hueso del muslo) del T. rex descubierto en 2003 en un área rica en fósiles a lo largo de Montana y Wyoming.

Organ y su colega, John M. Asara, se valieron de algoritmos sofisticados para comparar la proteína del colágeno de varias docenas de especies.

"La mayor parte de la secuencia de colágeno se obtuvo de bases de datos de genomas y proteínas, pero también necesitamos secuencias de algunos organismos críticos, incluido el caimán y el avestruz modernos, a través de la espectromía de masas", explicó en una declaración Asara, director del centro de espectrometría de masas del Centro médico Beth Israel Deaconess y catedrático en patología de la Facultad de medicina de Harvard.

"Determinamos que el T. rex, de hecho, emparentaba mejor con las aves (avestruz y pollo) que con cualquier otro organismo de los que estudiamos. También mostramos que se relaciona mejor con las aves que con los reptiles modernos, como caimanes y lagartijas verdes", dijo Asara.

La investigación fue publicada en la edición de esta semana de Science. El mismo equipo también informó que un análisis similar de una proteína de colágeno de 160,000 a 600,000 años de los huesos de un mastodonte mostró un vínculo evolutivo entre la especie extinguida y los elefantes modernos.

Más información

El Museo de Paleontología de la Universidad de California tiene más información sobre las aves y los dinosaurios.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Harvard University, news release, April 24, 2008
Consumer News in Spanish