See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Los dinosaurios carnívoros usaban sus patas y brazos igual que las aves

Paleontólogos afirman que los fósiles de Utah muestran que la capacidad evolucionó mucho antes que lo hicieran las alas de plumas

MIÉRCOLES, 4 de marzo (HealthDay News/Dr. Tango) -- Los dinosaurios carnívoros que caminaban con sus patas traseras (terópodos) y sostenían los brazos con las palmas mirando hacia adentro, al igual que las aves, deambulaban por la tierra hace al menos 198 millones de años.

Desde hace tiempo se sabe que los terópodos, como los tiranosaurios rex y el velocirráptor, sostenían sus brazos de esta manera. Pero la falta de evidencia clara en fósiles había hecho difícil determinar cuándo evolucionó esta postura similar a las aves.

Un informe que aparece en la edición en línea de esta semana de la revista PLoS One describe en detalle las huellas de manos y pies de un gran dinosaurio carnívoro que existió hace cerca de 198 millones de años. Los rastros en las rocas en St. George, Utah, pertenecen a un terópodo que se sentó y extendió sus brazos lo suficiente para dejar marcas en la tierra.

"Estos rastros se conservaron en la orilla de un lago antiguo", dijo en un comunicado de prensa el autor principal del trabajo Andrew Milner, paleontólogo de la Excavación de Descubrimientos de Dinosaurios del museo Johnson Farm. "Es probable que el terópodo que hizo las huellas estuviera en el lago y que luego caminó hacia una cuesta poco profunda y se sentó por alguna razón".

"Estas marcas son importantes porque las huellas de las manos tienen dedos que miran hacia adentro, lo que demuestra que incluso los primeros terópodos tenían brazos similares a las aves y manos con las palmas hacia adentro", dijo Milner.

El coautor Jerry Harris, del Dixie State College en St. George, dijo en el comunicado de prensa que "que aunque el terópodo no podía girar los brazos para colocar las palmas hacia arriba o hacia abajo como en los humanos, ciertamente podía moverlas".

"En particular, la muñeca podía girar hacia arriba o hacia abajo, lo que permitía que la parte exterior de la mano se moviera en dirección al lado del brazo, una movimiento imposible para los humanos", dijo Harris. "Pero éste es el mismo movimiento de los pájaros que les permite doblar las alas".

"Estos rastros muestran que esta capacidad evolucionó mucho antes que lo hicieran las alas de pluma y mucho antes de que esta postura fuera conocida en los esqueletos de terópodos", dijo. "Las aves sólo heredaron esta capacidad de sus ancestros".

Las marcas del terópodo se encontraron en un área grande que también tiene marcas fosilizadas de más de 1,000 dinosaurios de pequeño y gran tamaño, así como de los primeros y pequeños parientes de cocodrilos y lagartos.

Más información

El Museo de Paleontología de la Universidad de California tiene más información sobre las terópodos.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTE: PLoS One, news release, March 3, 2009
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined