See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

El virus del Nilo occidental continúa su travesía hacia el occidente

Arizona es el punto álgido este año

JUEVES 15 de julio (HealthDayNews/HispaniCare) -- El virus del Nilo occidental sigue su marcha constante hacia el occidente, apenas cinco años después de su aparición misteriosa en el área de Nueva York.

Por razones que no son claras para los científicos, esta enfermedad que transmiten los mosquito está haciéndose sentir en el suroeste, particularmente en Arizona, donde se han reportado la mayoría de los casos en las semanas iniciales de la temporada del Nilo Occidental. También ha habido casos en California, Nuevo México, Wyoming y Colorado.

Pero los expertos recomiendan que los habitantes del este no bajen la guardia. Aunque el virus parece atacar una sola región o estado con fuerza durante año antes de continuar (Colorado en 2003 y Luisiana en 2002), nunca desaparece del todo.

"Cada estado tendrá algunos casos del virus cada año en el futuro", declaró Harry Savage, entomólogo investigador de los U.S. Centers for Disease Control and Prevention. "Es un virus con el que tenemos que aprender a vivir. No se va a ir".

Según las cifras de la CDC, hasta el 13 de julio el virus ha infectado al menos 108 personas en el país y matado a tres. Y aunque Arizona no parece un buen lugar para que los mosquitos encuentren hogares pantanosos, es el punto álgido del país actualmente, pues se han reportado 66 casos y dos muertes. California está en segundo lugar con veinte casos y ninguna muerte. La única muerte fuera de Arizona ocurrió en Iowa.

Como la temporada del virus del Nilo Occidental todavía está empezando, los expertos predicen que habrá muchos más casos antes de que el virus vuelva a hibernar en el otoño. Y como los médicos no están obligados a reportar los casos moderados, podría haber muchas más personas infectadas de lo que muestran las estadísticas.

El virus del Nilo Occidental infecta las glándulas salivales de los mosquitos hembra, que utilizan los químicos presentes en su saliva para producir un efecto anticoagulante en los mamíferos que pican, relató Savage. Aunque el virus no parece atacar a los mosquitos, sí infecta a pájaros y seres humanos.

Cerca del 80 por ciento de las personas que resultan infectadas no presenta ningún síntoma por razones desconocidas. "Puede que reciban una dosis más pequeña o que su sistema inmunológico esté mejor preparado", afirmó la Dra. Jennifer Brown, epidemióloga de los CDC. "No tenemos claro por qué algunos se enferman y otros no".

Cerca del 20 por ciento de aquellos infectados desarrollarán una enfermedad parecida a la gripe con dolor de cabeza, fiebre y dolor muscular. Y un 1 por ciento, generalmente los mayores o aquellos con sistemas inmunológicos debilitados, resultará gravemente enfermo, pues el virus ataca su sistema nervioso central y amenaza con matarlos.

A medida que los científicos trabajan para entender mejor la enfermedad y desarrollar una vacuna, también están tratando de determinar por qué se está desplazando del noreste al suroeste del país. ¿Se trata de una migración natural? ¿Será que los seres humanos han guiado el proceso sin saberlo?

Como "regla general", según Savage, el virus llega a una región un año y luego se transmite rápidamente entre pájaros y humanos al siguiente año. Luego, el virus parece calmarse.

Este año, los médicos de Nueva York han reportado apenas un caso, aunque el virus recibió atención nacional cuando enfermo a docenas de personas en esa ciudad en 1999.

¿Cómo explicar los cambios tan rápidos en las tasas de infección? Hay una posibilidad. Los pájaros que sobreviven a la infección desarrollan inmunidad y no se vuelven a enfermar. Otra posibilidad es que los patrones de migración tengan algo que ver. Pero los seres humanos pueden afectar los procesos naturales desarrollando más programas para el control de los mosquitos y usando más repelente contra insectos.

Independientemente de dónde viva, "la mejor manera de evitar la infección es evitar que lo piquen", recomendó Brown. "Cuando sepa que va a estar expuesto, contemple la posibilidad de usar mangas largas y aplicarse repelente contra mosquitos que contenga DEET".

Si lo pican, no corra a donde el médico a menos que tenga fiebre, aconsejó Brown. A pesar de su propagación en la parte continental de los Estados Unidos, el virus del Nilo occidental sigue siendo una enfermedad poco común.

En 2003, los CDC recibieron reportes de 9,862 casos del virus y 264 muertes.

Recuerde que las picaduras de mosquito, con lo que pican y lo fastidiosas que son, siguen siendo muchísimo más comunes que las enfermedades causadas por ellas.

Más Información

¿Ya llegó el virus del Nilo occidental a su estado este año? Averigüe con los CDC.

FUENTES: Jennifer Brown, DVM, epidemiologist, and Harry Savage, Ph.D., entomologist, Division of Vector-borne Infectious Diseases, U.S. Centers for Disease Control and Prevention, Fort Collins, Colo.
Consumer News in Spanish