JUEVES 29 de julio (HealthDayNews/HispaniCare) -- En caso de un ataque terrorista con ántrax, saber con rapidez quién está infectado es crucial.

Ahora, los médicos pueden hacerlo, gracias a un nuevo y rápido sistema para diagnosticar el ántrax inhalado.

"Identificamos varias características clínicas que ayudarán a los médicos a diferenciar a los pacientes que pueden tener ántrax inhalado de los que tienen cualquier infección respiratoria común y corriente, como neumonía o gripe", afirmó el Dr. Demetrios Kyriacou, profesor asociado de medicina y medicina preventiva de la Escuela de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern e investigador líder del estudio.

Para determinar cuáles son los criterios necesarios, el equipo de Kyriacou observó los casos conocidos de ántrax inhalado desde 1880. En total, observaron 47 casos de ántrax inhalado, entre otros, 11 casos relacionados con los ataques aún no explicados de 2001.

"Comparamos las características clínicas de estos casos con 376 pacientes que tenían enfermedades parecidas a la neumonía o la gripe que hubieran adquirido en sus comunidades", declaró Kyriacou.

Según la investigación que aparece publicada en la edición del 31 de julio de The Lancet algunos de los factores que distinguen el ántrax inhalado de las enfermedades parecidas a la neumonía o la gripe son náusea, vómito y cambios en el estado mental.

"Lo único que se podía predecir en la mayoría de los casos del ántrax inhalado era un ensanchamiento mediastinal observado en radiografías del pecho", dijo Kyriacou.

El mediastino es el espacio entre los pulmones. "Cuando se ensancha, puede ser una señal de ántrax inhalado en pacientes que tienen fiebre, tos y otros síntomas de infección respiratoria", explicó.

Con el ántrax, los nódulos linfáticos, que ayudan a combatir una infección, se inflaman y agrandan rápidamente, lo que causa el ensanchamiento del mediastino, agregó Kyriacou.

Kyriacou cree que estos predictores clínicos podrían ayudar a los médicos en las salas de emergencia a identificar rápidamente a los pacientes que podrían tener ántrax inhalado.

"Si hay un brote de ántrax inhalado debido a un ataque bioterrorista, cada minuto cuenta", sostuvo Kyriacou. "Si podemos identificar el brote a tiempo, podemos atenuar las consecuencias de un ataque bioterrorista".

"Esto es importante porque los síntomas del ántrax no son específicos", afirmó Jeremy Mogridge, profesor asistente del laboratorio de medicina y biopatología de la Universidad de Toronto. "Es muy difícil determinar si una persona tiene ántrax".

Según Mogridge. que escribió un editorial acompañante al estudio, es importante identificar el ántrax a tiempo porque es difícil de tratar la enfermedad, incluso con antibióticos, luego de que aparecen los síntomas.

La toxina producida por el ántrax puede matar a una persona incluso si los antibióticos ya están combatiendo la infección", dijo.

Usar estos criterios es mucho más rápido que esperar los resultados de las pruebas de laboratorio, dijo Mogridge.

"Cualquier capacidad que tenga el médico para distinguir entre el ántrax y la gripe puede permitir una respuesta más eficaz"; dijo Mogridge. "En el contexto de un ataque bioterrorista, hay una gran parte de la población expuesta, así que tiene que haber maneras de determinar quién tiene ántrax y quién tiene gripe".

Mogridge cree que estos nuevos criterios deberían darse a todos los departamentos de emergencia. "La información tiene que estar ahí instantáneamente para que los médicos puedan tomar una decisión rápida", dijo.

Más Información

Consulte un manual sobre el ántrax en el National Institute of Allergy and Infectious Diseases.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ