See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

¿Médicos aristócratas?

Boutique medicine, cuidado personalizado para quienes pueden pagarlo

Domingo, 1 de diciembre (HealthDayNews) -- A la doctora Kitha Griffin no le gustó lo que vio cuando salió de la escuela de medicina y se incorporó a su primera práctica dermatológica.

Pacientes que entraban y salían presurosos de los consultorios. Regateo constante con compañías de seguros. Falta de tiempo para conocer a las personas quienes confiaban en ella para darles el cuidado adecuado.

De manera que Griffin se unió a un pequeño pero creciente número de doctores quienes han dicho adiós a las prácticas sobrecargadas y abrieron pequeñas oficinas estilo boutique para satisfacer las necesidades de menor cantidad de pacientes.

La oficina de Griffin ubicada en un edificio multipisos de Atlanta tiene pisos en mármol y un personal que viste con ropas de la diseñadora Donna Karan. Griffin practica todos los procedimientos ella misma desde tomar los signos vitales hasta realizar tratamientos con láser en lugar de tener enfermeras que lo hagan por ella. Y pasa al menos 40 minutos con cada paciente.

Llamadas boutique medicine o concierge care, varias docenas de estas prácticas han proliferado en principales áreas metropolitanas alrededor de los Estados Unidos en los últimos años. Muchas prometen citas a tiempo, acceso a doctores de día o de noche por medio de teléfono celular o buscapersonas, y citas garantizadas en el mismo día o al día siguiente.

Algunos tienen pacientes quienes pagan por la cita y el procedimiento. Otros cobran un anticipo anual que puede fluctuar entre una cantidad estimada de $900 a $20,000.

Este elitismo aparente está preocupando a expertos en ética y a doctores. Quienes alegan que las boutiques médicas es otro síntoma del creciente abismo entre suministrar cuidado a ricos y a pobres.

Otros dicen que la boutique médica no es una solución atinada a la infelicidad de doctores y pacientes frustrados con el sistema del manejo de cuidado de la salud. Si todos los doctores siguen este rumbo, el sistema médico va a sucumbir, sostuvieron .

La Asociación Médica Americana (AMA) actualmente no ha tomado una posición en cuanto a las boutiques médicas, pero su Concilio de Etica y Asuntos Jurídicos está investigando la tendencia.

El doctor Yank D. Koble Jr., presidente de la AMA, indicó que no hay problema con tales prácticas. Dijo que los términos boutique medicine y concierge care son mayormente invenciones de los medios.

A través de la historia médica los pacientes han tenido todo tipo de acuerdo financiero con sus doctores, y el pago por servicios prestados se ha practicado desde siempre, sostuvo.

"Los mismos principios éticos aplican a estas relaciones, que es proveer el mejor cuidado e información médica a los que puedan", expresó Koble. "A medida que esto se mantenga, no estoy demasiado preocupado por esto".

Para Griffin, tomó sólo un par de meses luego de terminar sus estudios decidir que el ritmo frenético de una práctica extensa no era para ella. En la oficina donde trabaja, los doctores sintieron la presión por parte de los proveedores del manejo de cuidado de salud para ver un alto volumen de pacientes, dijo.

La práctica necesitaba varios miembros de personal para manejar el papeleo y un contacto constante entre los doctores y las compañías de seguros.

Era un ir y venir en la medicina del cual no quería ser parte.

"No fue para lo que estudié medicina", dijo Griffin. "Si un paciente viene con una lista de 10 preguntas, debo tener tiempo para contestar las 10".

En su nueva oficina, que incluye valet parking, los pacientes pagan por adelantado por el servicio. Griffin cobra de $150 a $250 por visita al consultorio, un poco más caro que el promedio en su área. Sus procedimientos son comparativamente del precio determinado, afirmó.

Si los pacientes quieren solicitar un subsecuente reembolso del seguro, pueden hacerlo.

Griffin ha escuchado las acusaciones de que su clase de práctica beneficia a los pudientes, pero recalca que está satisfecha con su decisión.

"Prefiero dar un buen servicio a unos cuantos pacientes que un mal servicio a muchos", manifestó. "Pagas porque te recorten el cabello, porque te limen y te pinten las uñas. ¿Por qué no pagar para ver al doctor? Ese es mi modo de pensar al respecto".

Koble no visualiza que la cantidad de boutiques médicas incrementen dramáticamente. "Probablemente se autolimitan", indicó.

Otro factor que hay que tener en cuenta: Lo que las personas están pagando realmente es conveniencia y atención, no necesariamente mejor cuidado, sostuvo Koble. No hay garantías que los doctores que abren estas prácticas sean mejores que otros doctores.

Y finalmente, añadió, para permanecer saludable, las cosas más importantes que las personas pueden hacer son mantenerse en su peso, ejercitarse y no fumar; no es hablar con el doctor.

"Estas son las cosas que realmente saldan los problemas", dijo Koble.

Qué hacer

Para conocer más sobre boutique medicine, lee este artículo de la Asociación de Colegios Médicos Americanos. Dos doctores debaten los pros y los contras de las boutiques médicas en Physicians Weekly.

Fuentes: Kitha Griffin, M.D., dermatóloga, Atlanta; Yank D. Koble Jr., M.D., endocrinólogo, Jacksonville, Fla, presidente, Asociación Médica Americana, Chicago
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.