La situación de aseguramiento del paciente afecta las decisiones de los médicos

Estudio halla que los que no tienen seguro se están perdiendo de medicamentos y pruebas claves por su costo

MARTES 26 de septiembre (HealthDay News/HispaniCare) -- Un estudio importante halla que los médicos tratan a los pacientes que no tienen seguro de salud distinto de aquellos que sí lo tienen.

Por ejemplo, es más probable que los que no tienen seguro reciban dos medicamentos genéricos que uno solo de marca más fácil de tomar. También se les podría recetar un medicamento genérico menos costoso que se debe tomar por más tiempo que una versión de marca más costosa.

Los expertos advierten que ambas decisiones en cuanto a las recetas dificultan que los pacientes que no tienen seguro tomen los medicamentos como los necesitan.

"Este artículo recalca la tragedia de que los EE.UU. no cuenta con un sistema de atención de la salud de un solo pagador", comentó el Dr. Michael Mendoza, profesor clínico asistente de medicina familiar de la Universidad de Chicago.

No participó en el estudio, que fue publicado en la edición de septiembre de octubre de Annals of Family Medicine.

Según el U.S. Census Bureau, 46.6 millones de estadounidenses no tenían seguro en 2005, en comparación con 45.3 millones de 2004. En general, la cantidad de estadounidenses que no tienen seguro de salud ha aumentado en 7 millones desde el 2000.

El nuevo estudio halla que los médicos con frecuencia toman decisiones de atención de la salud basadas, al menos en parte, en si el paciente está asegurado.

En el estudio, investigadores dirigidos por el Dr. David Meyers, del Centro Médico de la Universidad de Georgetown, encuestó a 25 médicos de una red de atención primaria en consultorio de Washington D.C.

Los médicos llenaron cuestionarios breves inmediatamente después de atender a cada paciente durante las consultas de dos medios días.

Según la encuesta, el 88 por ciento de los médicos realizó al menos un cambio en el manejo clínico de sus pacientes por su situación de aseguramiento. En general, los médicos cambiaron las estrategias de manejo de 99 de los 409 pacientes. Casi las dos terceras partes (el 62.6 por ciento) de las veces, los médicos hablaron sobre aspectos relacionados con el seguro con sus pacientes e hicieron cambios según su situación de aseguramiento.

Entre los cambios comunes en la práctica estuvo recetar dos medicamentos genéricos distintos en lugar de una pastilla combinada de marca o el uso de un régimen de medicamentos menos costoso pero más largo. Los investigadores anotaron que ambas estrategias hacen que sea más probable que un paciente no continúe con el régimen recetado.

Los médicos también dijeron que la falta de seguro con frecuencia hizo que no realizaran tratamientos que podrían mejorar la salud del paciente. Por ejemplo, podrían dejar de recetar ayudas para dejar de fumar o no remitir a un paciente que tuviera un historial familiar de cáncer de colon a una colonoscopia, que salva vidas pero es costosa.

Según los expertos, los médicos de atención primaria se enfrentan al problema de los no asegurados todo el tiempo.

"Sabemos que los dos factores más importantes que afectan el acceso a la atención son el seguro y una fuente usual [regular] de atención", aseguró el Dr. Patrick T. Dowling, profesor y presidente del Departamento de medicina familiar de la Facultad de Medicina David Geffen de la UCLA.

Dowling aseguró que recetar medicamentos genéricos por lo general es buena idea porque es menos probable que los no asegurados compren medicamentos de marca de mayor de precio. "Siempre debemos usar medicamentos genéricos cuando podamos", dijo.

Sin embargo, ex preocupante que muchos pacientes no asegurados no reciben las pruebas de evaluación recomendadas, advirtió Dowling. "Todo el tiempo vemos a los no asegurados. Les decimos qué es lo que se recomienda, cuál será el costo y les damos una alternativa para proceder". Lo tratamos de discutir de frente", sostuvo.

Sin embargo, la atención de la salud podría verse comprometida si los pacientes no se someten a las pruebas que detectan enfermedades como el cáncer, la enfermedad cardiaca o el VIH, aseguró Dowling.

Mendoza, que trabaja en una clínica de la comunidad de Chicago, asegura que también receta los genéricos primero. Además, dijo, "sí me esfuerzo por hallar médicos [especialistas] que aceptarán pacientes no asegurados".

Eso es importante porque los pacientes no asegurados con frecuencia tienen dificultades para obtener citas oportunamente con los especialistas, aseguró Mendoza. En esos casos, "sigo cuidando de ellos aunque quiero que acudan a un especialista", dijo. "Hago lo mejor que puedo como médico de atención primaria por cuidar de esas necesidades especiales. Eso puede afectar la atención definitivamente".

Muchos especialistas exigen seguro o pago por adelantado, anotó Mendoza. "No puedo enviar gente a los [centros médicos de] las universidades porque no podrá pagar la factura que recibirán. Ni siquiera le van a dejar entrar a su consultorio si no demuestra que tiene seguro o patrimonio independiente", comentó.

En un estudio relacionado en la edición del 25 de septiembre de Archives of Internal Medicine, los investigadores hallaron que al recetar medicamentos nuevos, con frecuencia los médicos no le informan a los pacientes acerca de detalles importantes, como efectos secundarios, por cuánto tiempo y con qué frecuencia tomar el medicamento ni el nombre específico.

Según el informe, los médicos usaron el nombre específico del medicamento el 74 por ciento de las veces para recetas nuevas, explicaron el propósito del medicamento el 87 por ciento de las veces y hablaron sobre efectos adversos el 35 por ciento de éstas, además de dar instrucciones sobre la cantidad de tiempo para tomar el medicamento el 34 por ciento de las veces.

"Este estudio demuestra que la asesoría médica no es de calidad uniforme cuando se trata de recetas para medicamentos nuevos", escribió un equipo de la Universidad de California en Los Ángeles. "Aunque los médicos educaron a los pacientes más acerca de medicamentos psiquiátricos y analgésicos, la calidad general de la comunicación no fue buena, incluso para aquellos tipos de medicamentos y podría contribuir en parte a los malentendidos de los pacientes acerca de cómo y por qué deben tomar medicamentos nuevos", concluyeron.

Más información

Hay más información sobre la grave situación de los no asegurados en el Center on Budget and Policy Priorities.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Patrick T. Dowling, M.D. M.P.H., professor and chair, Department of Family Medicine David Geffen School of Medicine at UCLA; Michael Mendoza, M.D., clinical assistant professor of family medicine, University of Chicago; September/October 2006, Annals of Family Medicine, Sept. 25, 2006, Archives of Internal Medicine
Consumer News in Spanish