See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Lento progreso en aumentar la seguridad de los pacientes en EE.UU.

Informe sugiere que el sistema necesita modificaciones importantes

MARTES 13 de diciembre (HealthDay News/HispaniCare) -- Aunque ha habido algunos avances en el área de la seguridad del paciente, todavía queda mucho por mejorar, encuentra un nuevo estudio.

Y los expertos aseguran en la edición del 14 de diciembre del Journal of the American Medical Association que para lograr esas mejoras, los Estados Unidos necesitarán modernizar sistemas completos.

"La medicina ha sido, hasta hace poco, una industria casera en la que cada quien hacía lo suyo y no había sistemas integrados que unificaran todo", explicó el Dr. Stephen G. Paulker, autor de un editorial acompañante y jefe asociado de medicina del Centro Médico Tufts-New England de Boston.

"Estamos comenzando a entender que tenemos que construir los sistemas", afirmó. "La seguridad no es responsabilidad de un solo individuo. Es responsabilidad de todos y de las personas que diseñan los sistemas de atención sanitaria. El que no diseña sistemas seguros pierde".

En 1998, el Institute of Medicine (IOM) de los EE.UU. publicó un histórico informe llamado To Err Is Human: Building a Safer Health System (Errar es humano: Construcción de un sistema sanitario más seguro), que identificó una variedad de problemas de seguridad y llamaba a mejoras.

Según ese informe, "por lo menos 44,000 personas, y tal vez hasta 98,000 personas, mueren en los hospitales cada año como resultado de errores médicos que podrían haberse prevenido".

Desde entonces, se ha concentrado mucha atención en la seguridad del paciente, o mejor dicho, en la falta de la misma. Un estudio publicado en mayo encontró que los sistemas computarizados de entrada de medicamentos en los hospitales no están detectando los errores que la gente esperaba que detectaran. De hecho, un informe publicado este mes en Pediatrics encontró en realidad un aumento en la mortalidad de los pacientes después de que se instaló un sistema computarizado de entrada de órdenes en la sección pediátrica de un hospital.

"Ese estudio apunta a que si no se hacen las cosas correctamente, puede haber problemas", señaló Paulker.

El estudio actual descubre más evidencia de que el progreso es demasiado lento.

"El informe del IOM expresó muy contundentemente que se necesita una mejora sustancial en la calidad de la atención sanitaria administrada a los estadounidenses", afirmó el autor del estudio Daniel Longo, profesor de medicina familiar y comunitaria y de periodismo de la Universidad de Missouri en Columbia. "Si [los errores médicos] fueran una causa de muerte, ésta sería la octava causa principal".

Longo y sus coautores evaluaron los sistemas hospitalarios de seguridad de los pacientes desde la publicación del informe del IOM, específicamente identificando cambios realizados entre 2002 y 2004 en dos estados que colaboraron con un proyecto de seguridad del paciente financiado por la Agency for Healthcare Research and Quality.

El estudio incluyó una encuesta de todos los hospitales de cuidado agudo de Missouri y Utah en 2002 y 2004 y usó un cuestionario de 91 ítems. Un total de 107 hospitales de ambos estados completó los cuestionarios en ambos periodos de tiempo.

Siete categorías representaban los problemas más importantes de seguridad de los pacientes: los sistemas computarizados de entrada de órdenes de médicos, los resultados computarizados de pruebas y las evaluaciones de eventos adversos; las políticas específicas de seguridad del paciente; el uso de los datos en los programas de seguridad del paciente; el almacenamiento, administración y procedimientos de seguridad de los medicamentos; la manera de gestionar los informes de eventos adversos y errores; las políticas de prevención; y el análisis de las causas de raíz.

Los autores escribieron que el progreso en la seguridad de los pacientes ha sido "modesto, en el mejor de los casos".

Casi las tres cuartas partes (el 74 por ciento) de los hospitales reportaron una implementación completa de un plan de seguridad del paciente por escrito, mientras que casi el 9 por ciento reportó que no tenía ningún plan.

El área quirúrgica pareció tener la mayoría de sistemas de seguridad de los pacientes implementados. El área de medicamentos mostró cierta mejora, pero había sido relativamente robusta desde el principio. Sólo el 3 por ciento de los hospitales informó acerca de una implementación completa de sistemas computarizados de entrada de órdenes médicas para el momento de la segunda encuesta.

Según los autores del estudio, los hallazgos apuntan directamente a la necesidad de trabajar más.

"Tiene que haber una prioridad nacional en la seguridad del paciente", aseguró Longo. "Los errores le cuestan a la economía entre $8 mil y $15 mil millones cada año, entonces, desde una perspectiva nacional, éste es un problema importante. Tiene que haber una prioridad. No puede ser un método en que cada quien haga lo que pueda".

"También se trata de un problema local", continuó. "Los errores médicos cuestan $5 millones al hospital mismo".

Longo exhortó a las instituciones individuales a conducir sus propias encuestas para identificar las mejoras necesarias en la seguridad del paciente.

También se necesita prestar más atención a las personas con enfermedades crónicas, especialmente a aquéllas con múltiples enfermedades crónicas, añadió.

"Estamos hablando de las vidas de las personas. Estamos hablando de dinero", apuntó Longo. "Tenemos algunos de los mejores hospitales del mundo. Las personas de todo el mundo vienen aquí, pero también tenemos serios problemas que no podemos dejar de enfrentar".

Más información

Puede ver el informe del Institute of Medicine en línea.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Daniel R. Longo, Sc.D., professor, family and community medicine and of journalism, University of Missouri-Columbia; Stephen G. Pauker, M.D., associate physician-in-chief, Tufts-New England Medical Center and professor, medicine, Tufts University School of Medicine, Boston; Dec. 14, 2005, Journal of the American Medical Association
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined