Los hospitales de EE. UU. reciben bajas calificaciones en el control de infecciones

Los informes federales también señalan que los proveedores de atención de salud pueden hacer más por ayudar a los pacientes obesos

MARTES, 13 de abril (HealthDay News/DrTango) -- Los hospitales de EE. UU. progresan poco en la eliminación de infecciones que pueden dañar o matar a los pacientes, según informes publicados el 13 de abril por la Agencia para la Investigación y la Calidad de la Atención de Salud (AHRQ), una institución federal.

El Informe nacional sobre la calidad de la atención de salud 2009 y el Informe nacional de disparidades en la atención de salud contienen información sobre los índices de infecciones para 2007, el último año con datos disponibles.

Los investigadores encontraron que los índices de infecciones del torrente sanguíneo tras las cirugías (sepsis posquirúrgica) aumentaron en ocho por ciento, los índices de infecciones del tracto urinario asociadas a catéteres tras la cirugía aumentaron en 3.6 por ciento, y los índices de ciertas infecciones asociadas con la atención médica aumentaron en 1.6 por ciento. Sin embargo, los índices de neumonía después de una cirugía (neumonía posquirúrgica) se redujeron en doce por ciento.

No hubo cambios en el índice de infecciones del torrente sanguíneo asociadas con la colocación de catéteres venosos centrales. Son tubos que se colocan en una vena importante en el cuello, pecho o ingle del paciente para administrar medicamentos o fluidos, o para recolectar muestras de sangre.

Los informes también encontraron que los pacientes negros, hispanos, asiáticos y nativos americanos eran menos propensos que los blancos a recibir antibióticos preventivos antes de una cirugía de forma puntual.

En un esfuerzo por reducir las infecciones asociadas con la atención de salud, la AHRQ anunció el año pasado la destinación de fondos para poner en marcha a nivel nacional un programa utilizado por más de cien hospitales de Michigan que redujo los índices de infecciones del torrente sanguíneo asociados con líneas centrales a casi cero.

Los informes de la AHRQ incluyen datos sobre más de doscientas medidas de atención de salud, clasificadas en cuatro áreas de calidad: eficacia, seguridad del paciente, puntualidad y enfoque en el paciente.

"A pesar de las promisorias mejoras en algunas áreas de la atención de salud, no estamos logrando los avances más sustanciales necesarios para abordar las brechas persistentes en la calidad y el acceso a la atención", lamentó en un comunicado de prensa de la ARHQ la Dra. Carolyn M. Clancy, directora de la agencia.

Otros hallazgos de los informes incluyen:

  • Un tercio de los adultos obesos de EE. UU. nunca ha recibido consejos para hacer ejercicios de parte de un médico.
  • Los adultos obesos que son negros, hispanos, pobres o tienen una educación inferior a la secundaria son menos propensos a recibir consejos dietéticos de un médico.
  • Un tercio de los adultos obesos y la mayoría de los niños con sobrepeso no han sido informados por sus médicos de que tienen un problema de peso.
  • La mayoría de los niños estadounidenses nunca han recibido consejos sobre el ejercicio de un médico, y casi la mitad nunca ha recibido consejos sobre una alimentación sana.

Los informes también encontraron que las mejoras en la calidad de la atención de salud y la reducción de disparidades se ven ralentizadas por la falta de seguro de salud. Para muchos servicios de salud, no tener seguro es el factor de predicción más potente de una mala calidad de la atención, más potente que la raza, la etnia, los ingresos o la educación.

Las personas que carecen de seguro tienen muchas menos probabilidades que las que tienen seguro privado de recibir la atención recomendada, sobre todo los servicios de prevención y gestión de la diabetes. En la última década, las diferencias en la cobertura de seguro entre negros y blancos se ha reducido, pero siguen habiendo grandes disparidades relacionadas con la etnia, los ingresos y la educación, señalaron los informes.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre cómo proteger a los pacientes de las infecciones asociadas con la atención de salud.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango
FUENTE: U.S. Agency for Healthcare Research and Quality, news release, April 13, 2010
Consumer News in Spanish