MARTES, 7 de octubre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Pocos médicos están preparados adecuadamente para ayudar a los pacientes a entender los planes de salud llamados "a cargo del consumidor", según halla un estudio reciente.

Los planes, cuyo objetivo es darle más responsabilidad por las decisiones relacionadas con la atención de la salud de un paciente individual, con frecuencia vienen con deducibles altos y una cuenta de ahorros de salud.

Pero el 43 por ciento de los médicos asegura que ha oído poco, si es que ha oído, acerca de estos planes, y menos de la mitad (el 48 por ciento) se siente preparado para hablar sobre presupuestos médicos con sus pacientes.

"Me parece que a medida que se lanzan estos planes, es importante educar a los médicos sobre (ellos) y sobre algunas de las diferencias entre estos planes y los modelos de seguro más tradicionales", señaló el Dr. Craig Pollack, coautor del estudio y becario clínico de la Robert Wood Johnson Foundation de la Universidad de Pensilvania en Filadelfia.

El estudio resalta el papel poco claro de los médicos para asesorar a los pacientes sobre asuntos financieros.

"No me parece que esté claro en las mentes de las aseguradoras qué papel quieren que los médicos tengan y no me parece que los médicos mismos tengan claro con qué se sienten cómodos", aseguró la Dra. Hoangmai H. Pham, investigadora principal en salud del Center for Studying Health System Change de Washington, D.C.

Los pacientes tampoco saben qué papel desean sus médicos que tengan, agregó. "Francamente, es muy incómodo tanto para los pacientes para los médicos para que hablan acerca del dinero en el contexto clínico".

Peter V. Lee, director ejecutivo de políticas nacionales de salud de Pacific Business Group on Health y copresidente de Consumer-Purchaser Disclosure Project, señaló que el estudio hace surgir cuestiones que van mucho más allá de los planes de salud dirigidos por los consumidores.

"Los pacientes de prácticamente todos los planes están viendo implicaciones financieras enormes respecto a sus decisiones", dijo. "Históricamente, los médicos han tenido la impresión de que no era necesario hablar de dinero".

Se calcula que 5.5 millones de estadounidenses están inscritos en planes de salud dirigidos por los consumidores, según la Encuesta de beneficios de empleadores de 2008, un informe anual publicado el mes pasado por la Kaiser Family Foundation y el Health Research & Educational Trust.

Estos planes han crecido en años recientes a medida que los empleadores han buscado maneras de darle más responsabilidad por la toma de decisiones a los empleados y a sus familias. La teoría es que los inscritos dejarán de recibir servicios innecesarios y buscarán la atención necesaria según el precio y la calidad.

Pero los planes de salud dirigidos por los consumidores no son como los acuerdos de cuidado administrado que han dominado el mundo de los seguros en años recientes.

Según el informe de la Kaiser, con excepción de algunos servicios de atención preventiva, la cobertura generalmente comienza luego de que el miembro paga un deducible alto, superior a los $1,500 por individuo, en promedio. El plan de deducible alto se une con una cuenta de ahorros de salud o con un acuerdo de reembolso de salud, y los fondos de estas cuentas se pueden usar para pagar gastos médicos rutinarios.

Para evaluar la presteza para involucrar a los pacientes en aspectos de costo y de calidad en estos planes, Pollack y sus colegas realizaron una encuesta aleatoria nacional de 1,500 médicos de cuidado primario y recibieron 528 respuestas.

Cerca de la tercera parte de los médicos encuestados tenía muy poco conocimiento sobre la manera como se contribuía (35 por ciento) y gastaba (31 por ciento) el dinero de las cuentas de ahorro médico de los planes.

Estar expuesto a estos planes no siempre implicó que los médicos sabían de qué se trataba.

"Nos sorprende que cerca de la cuarta parte de los médicos que actualmente saben que atendieron a pacientes de planes de salud dirigidos por los consumidores asegure que realmente no sabía mucho acerca de los costos compartidos relacionados con estos planes", señaló Pollack.

Aunque la mayoría se sentía lista para hablar sobre el costo de las consultas médicas, los medicamentos y las pruebas de laboratorio, la mitad o menos estaba lista para recomendarle a los pacientes sobre el costo de los estudios radiológicos, las consultas de especialistas y las hospitalizaciones.

Se insta a la gente inscrita en planes de salud dirigidos por los consumidores a aprovechar las herramientas en línea para comparar costos y para evaluar la calidad al tomar decisiones médicas. Sin embargo, según la encuesta, los médicos se muestran muy escépticos acerca de la información suministrada por el gobierno y los sitios en Internet sobre seguros.

Apenas el ocho por ciento creía que los pacientes podían confiar en la información suministrada por los sitios web de las aseguradoras.

"Si va a haber mucho remolque de parte de los médicos, me parece que conduciría a preocupación por parte de los pacientes", aseguró Pollack.

Más información

Para más información sobre los planes de salud a cargo del consumidor, visite la Kaiser Family Foundation.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ