See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Los problemas con los cox-2 impulsan debate publicitario

Expertos afirman que la publicidad de los medicamentos de receta dirigida a los consumidores debe ser clara respecto a los riesgos

MIÉRCOLES 26 de enero (HealthDayNews/HispaniCare) -- La publicidad directa al consumidor de los analgésicos de venta bajo fórmula médica de la cox-2 Vioxx y Celebrex ayudaron a catapultar las ventas mundiales de los medicamentos hacia los miles de millones.

Ahora, momento en que el Vioxx ha sido retirado del mercado por su fabricante y el futuro de Celebrex se ve incierto, algunos expertos opinan que la publicidad directa al consumidor (DAC) de éstos y otros medicamentos de venta bajo fórmula médica se basa demasiado en los beneficios potenciales, al mismo tiempo que minimiza los riesgos potenciales. La U.S. Food and Drug Administration (FDA) incluso llegó a pedir a Pfizer Inc., fabricante de Celebrex, que suspendiere dichos anuncios mientras revisa los datos de seguridad del medicamento.

Los expertos añaden que, como mínimo, los fabricantes de medicamentos deben apuntar a los posibles efectos secundarios de una manera más clara y prominente.

"Ciertamente, hay una percepción de que los anuncios directos a los consumidores realizan una labor mucho mejor de comunicar los beneficios en lugar de los riesgos", apuntó Ernst R. Berndt, profesor de economía aplicada del Massachusetts Institute of Technology y autor de un comentario especial sobre el tema en la edición del 27 de enero del New England Journal of Medicine.

Los estadounidenses reciben un bombardeo de anuncios, en la televisión, la radio y las revistas, llenos de personas que parecen felices y sanas y a quienes se ha concedido una segunda oportunidad en la vida gracias a uno u otro medicamento de venta bajo fórmula médica.

"Le muestran a alguien bailando en el pasto, como si no hubiera ningún problema posible con ninguna de estas medicinas", señaló la Dra. Mary Frank, presidenta de la American Academy of Family Physicians, la cual representa a más de 94,000 de los médicos de atención primaria del país.

"Sin embargo, los anuncios no tienden a hablar sobre los efectos secundarios potenciales", añadió.

Berndt, quien ha estado estudiando el efecto de la publicidad DAC durante años, afirma que los estadounidenses podrían estar, sin embargo, perdiendo la paciencia con los anuncios de los medicamentos recetados.

Apunta que, si bien la mitad de los consumidores encuestados en 1999 estuvieron de acuerdo con que los anuncios DAC "me ayudan a tomar mejores decisiones sobre mi salud", ese porcentaje disminuyó a sólo un tercio para 2002. Y en encuestas conducidas tanto en 1999 como en 2002, el 60 por ciento de los que respondieron apoyaron el punto de vista de que "los anuncios para los medicamentos de receta hace que éstos se vean mejor de lo que realmente son".

Sin embargo, un creciente número de consumidores parece estar evaluando populares medicamentos a través del lente color de rosa de los anuncios DAC. Por ejemplo, un estudio de 2003 encontró que los pacientes que preguntaron a su médico sobre un medicamento publicitado usualmente sabían mucho más acerca de los beneficios del medicamento que de sus riesgos potenciales.

De acuerdo a Berndt, el poder de la publicidad en los medios de comunicación masiva de los medicamentos de receta yace en su "poder de convicción", o sea, su capacidad para convencer a los consumidores de dirigirse a su médico sobre una receta en particular.

De hecho, los medicamentos más comúnmente solicitados (medicamentos contra la impotencia, antidepresivos como el Prozac o Zoloft, y medicamentos contra la artritis como el Celebrex) son también los que son más ampliamente mercadeados por los medios del país, según un estudio de 2004.

Algunos críticos de los anuncios DAC buscan encerrar al genio nuevamente en la botella, solicitando una prohibición completa de este tipo de publicidad. Sin embargo, decisiones judiciales recientes y la ambivalencia general del público hacia los anuncios DAC hacen que este tipo de "acción drástica" sea poco probable, señaló Berndt.

En su lugar, las consecuencias de la debacle de los cox-2 está estimulando conversaciones dentro de la FDA para cambiar la manera en que los anuncios DAC son presentados.

"La FDA está llevando a cabo bastante investigación en este momento, tratando de averiguar si la información sobre el riesgo puede mostrarse más prominentemente, y en una manera más fácil de comunicar de lo que se está haciendo ahora", explicó Berndt. "Por ejemplo, en lugar de todas esas pequeñas letras o largas explicaciones médicas, podría reemplazarse por etiquetas [fáciles de leer]", especuló.

Tal cambio podría significar una diferencia real, anotó, ya que un estudio reciente encontró que el 73 por ciento de los consumidores admitieron que no leyeron las advertencias en letras pequeñas que se encuentran en los anuncios de medicamentos de receta en las revistas.

Una reforma de los anuncios por TV también sería bienvenida, dijo Frank.

"¿Qué si pienso que la necesitamos? Completamente. Escucho esos comentarios sobre los efectos secundarios, en esa voz bajita, y no puedo entender nada ni yo misma, y eso que estoy escuchando activamente", dijo.

Pero Frank apuntó que simplificar los paneles de la información de riesgo en los anuncios DAC no dará a los pacientes el perfil de riesgo completo de un medicamento particular.

"Recuerde, si busca esos medicamentos en línea, la lista completa de efectos secundarios podría abarcar dos columnas completas", dijo. "Lo que los pacientes necesitan saber es que sólo hay espacio en un anuncio impreso o de TV para los cinco principales efectos secundarios más comunes".

Berndt y Frank estuvieron de acuerdo en que los pacientes necesitan averiguar más y permanecer críticos ante cualquier anuncio sobre medicamentos que parece demasiado bueno para ser verdad.

"Al final, espero que estos eventos con Vioxx y Celebrex aumenten el escepticismo de los consumidores de que, simplemente porque un medicamento es nuevo, no significa que sea mejor o más seguro", opinó Frank. "Pienso que un escepticismo saludable siempre es algo bueno".

Más información

Para consultar su posición sobre la publicidad directa al consumidor, visite la American Academy of Family Physicians.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Ernst R. Berndt, Ph.D., professor, applied economics, Massachusetts Institute of Technology Sloan School of Management, and co-director, Harvard-MIT Biomedical Enterprise Program, Boston; Mary Frank, M.D., president, American Academy of Family Physicians; Jan. 27, 2005, New England Journal of Medicine
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.