See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Nuevas directrices abordan la hipertensión resistente al tratamiento

La asociación del corazón señala que el régimen de múltiples medicamentos, el cumplimiento puntual de la dosis y la adhesión al tratamiento son importantes

LUNES 7 de abril (HealthDay News/Dr. Tango) -- Los factores del estilo de vida y las recomendaciones de medicamentos están entre los temas cubiertos por las directrices para la hipertensión resistente a los medicamentos publicadas el lunes por la American Heart Association.

En aquellos pacientes que tienen hipertensión resistente, la presión arterial permanece por encima del nivel ideal a pesar de tomar tres medicamentos para reducirla. La hipertensión arterial alta está bajo control pero que requiere cuatro o más medicamentos se considera también resistente al tratamiento.

Los estudios sugieren que hasta el 30 por ciento de las personas hipertensas podrían tener hipertensión resistente. La edad avanzada y la obesidad son dos de los factores de riesgo más importantes de esta afección, que es probable que sea cada vez más común en los Estados Unidos a medida que la población envejezca y aumente de peso, anotó el comité que escribió las directrices.

Las personas que tienen hipertensión resistente están en riesgo cardiovascular elevado y a menudo tienen varias afecciones de salud que complican los esfuerzos para manejar la presión arterial.

El primer paso es determinar si una persona tiene de hecho hipertensión resistente, que no es lo mismo que hipertensión sin controlar, dijo el comité. El tratamiento exitoso de la hipertensión resistente exige la consideración de factores del estilo de vida que contribuyan al problema, el diagnóstico y el tratamiento de las causas secundarias, así como el uso de varios medicamentos de forma efectiva.

Entre los factores del estilo de vida nombrados por el comité se encuentran el peso, el consumo de sal y el de alcohol. La obesidad está relacionada con mayor presión arterial, por lo que bajar de peso puede reducir la presión arterial así como el número de medicamentos necesarios para controlarla. Un consumo elevado de sal en la dieta es común entre los pacientes de hipertensión resistente. En los pacientes que tienen hipertensión general, reducir el consumo de sal puede disminuir la presión arterial. El consumo excesivo de alcohol también está relacionado con hipertensión resistente. Las investigaciones señalan que reducir el consumo de alcohol puede ayudar a disminuir la presión arterial.

El comité también enumeró varias afecciones de salud que contribuyen a la hipertensión resistente. Entre ellas se encuentran apnea obstructiva del sueño, enfermedad parenquimatosa renal, aldosteronismo primario y estenosis de la arteria renal. Tratar estas afecciones podría mejorar el control de la presión arterial.

Los medicamentos fueron la tercera área cubierta por el comité. Señalaron que el uso de medicamentos que aumentan la presión arterial, como los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) debería reducirse o suspenderse, en la medida de lo posible, en pacientes de hipertensión resistente.

El comité anotó que los diuréticos no suelen usarse con la frecuencia que debieran en quienes tienen hipertensión resistente. También señalaron que algunos pacientes podrían beneficiarse de añadir antagonistas del receptor de mineralocorticoides (MRA) a su régimen de tratamiento. Los MRA tratan el aldosteronismo primario, que se encuentra en casi el 20 por ciento de las personas que tienen hipertensión resistente.

"El beneficio de los antagonistas del receptor de mineralocorticoides en el tratamiento de la hipertensión resistente sólo ha sido confirmado recientemente", dijo en una declaración preparada el Dr. David A. Calhoun, presidente del comité que escribió las directrices, profesor de medicina del Programa de biología vascular e hipertensión de la Universidad de Alabama en Birmingham.

"Es más probable que los especialistas en hipertensión los usen en mayor grado, pero es probable que no su uso no sea generalizado para tratar este problema. El uso de los MRS requiere una monitorización bioquímica especial, sobre todo para medir los niveles de potasio en la sangre debido al riesgo de hipercaliemia (una afección que causa niveles anormalmente elevados de potasio en la sangre)", dijo.

Las directrices, que fueron publicadas en línea en Hypertension, también abordan los regímenes con múltiples medicamentos, el cumplimiento puntual de la dosis y la adhesión a los medicamentos.

Más información

El U.S. National Heart, Lung, and Blood Institute tiene más información acerca de la hipertensión.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTE: American Heart Association, news release, April 7, 2008
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined