Pediatras reprenden a Bush por salud infantil

Acusan a la casa blanca de demostrar una 'indiferencia persistente'

MIÉRCOLES 29 de septiembre (HealthDayNews/HispaniCare) -- Un pequeño pero influyente grupo de médicos estadounidenses emitió una declaración claramente partidista el miércoles para criticar el historial de logros en salud infantil del Presidente Bush.

Al mismo tiempo, el grupo, parte de la organización sin ánimo de lucro Vote Kids (vote por los niños), apoyó el "objetivo claro y directo" del candidato presidencial demócrata, el Senador John Kerry, que dice que "cada niño, de hecho, cada estadounidense, debería tener el mismo cuidado asequible de la salud que está disponible para todos los miembros del Congreso y funcionarios principales del gobierno".

La carta, titulada "Our Children Deserve Better" (nuestros niños merecen algo mejor) fue dada a conocer en una conferencia de prensa y aparecerá en los principales diarios del país durante las siguientes semanas. Fue firmada por 36 pediatras, incluidos seis ex presidentes de la American Academy of Pediatrics (AAP). Uno de los puntos principales de la carta anota que 27 millones de niños en los Estados Unidos no tenían seguro médico en algún momento entre 2002 y 2003.

Los funcionarios del centro de operaciones de la campaña de Bush no respondieron a las llamadas en las que se pidieron sus comentarios.

"Nuestras preocupaciones acerca de las condiciones de los niños, millones viven en la pobreza, millones son víctimas de abuso, millones no tienen cuidado de la salud y miles resultan muertos en sus propias casas y calles cada año, así como de la constante indiferencia de la administración Bush a estas condiciones nos llevó a actuar", aseguró Michael Petit, presidente y fundador de Vote Kids.

"Necesitamos tener en cuenta el hecho de que es simplemente inescrupuloso y falto de principios que el país más poderoso del mundo tenga millones de niños sin seguro en la administración de Bush. Las palabras 'leave no child behind' (ningún niño se puede quedar atrás) suenan vacías cuando tantos niños no están siendo tenidos en cuenta", afirmó el Dr. Joel Alpert, profesor y presidente emérito de la junta de la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston y ex presidente de la AAP.

La carta, junto con varias declaraciones de varios pediatras en la conferencia de prensa, se queja de varios aspectos de las políticas de la Casa Blanca, como las reducciones en los programas de salud estatales.

"Sólo en el estado natal del presidente, Texas, más de 150,000 niños de familias de la clase trabajadora han sido marginados del State Child Health Insurance Program (programa estatal de seguro de salud infantil), lo que los deja sin ningún tipo de seguro", afirmó el Dr. Stephen Berman, profesor de pediatría de la Escuela de Medicina de la Universidad de Colorado y ex presidente de la AAP.

Berman contó la historia de un adolescente que recientemente acudió a él con una cetoacidosis diabética grave, una afección potencialmente mortal que tiene lugar cuando el cuerpo no recibe suficiente insulina. Resultó que la familia no estaba asegurada y no podría pagar por la insulina que el paciente necesitaba. Se les negó Medicaid porque la única propiedad que tenían, un automóvil, superaba la cantidad permitida en Colorado.

"El chico casi muere y hasta nos contó que quizá hubiera preferido morir para no ser una carga económica para su familia", relató Berman.

La Dra. Judith Palfry, profesora de pediatría de la Escuela de Medicina de Harvard y ex presidenta de la Ambulatory Pediatric Association, habló acerca de un niño con una enfermedad degenerativa al que una aseguradora privada le negó aparatos de apoyo para sus piernas porque, según la empresa, perdería la capacidad para caminar en un par de días de todos modos.

"He visto cómo se salvan los niños en nuestras unidades de cuidados intensivos y luego se les da de alta para terminar en refugios para las personas sin hogar por las abrumadoras facturas médicas que han dejado a sus familias sin dinero para pagar la renta y la comida. "Las políticas indiferentes de la administración actual están destrozando sistemáticamente nuestra promesa a los niños".

Mientras que las políticas actuales y propuestas de Bush fueron vistas como insuficientes, se consideró que las de Kerry iban por el camino correcto. "La propuesta principal de Bush para el cuidado de la salud con créditos impositivos y descuentos reduciría el número de personas no aseguradas en apenas un 5 por ciento, mientras que se seguiría confiando en las fuerzas del mercado que ya se ha comprobado que no funcionan a la hora de tratar con los millones de personas que siguen sin seguro", dice la carta. "La propuesta del Senador Kerry, basada en su convicción de que el cuidado de la salud es un derecho y no un privilegio, extiende la cobertura a virtualmente todos los niños y, finalmente, a todos los estadounidenses.

Más Información

Para saber cuál es el plan de cuidado de la salud de Bush, visite la Casa Blanca.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Sept. 29, 2004, news conference with Michael Petit, president and founder, Vote Kids; Joel Alpert, M.D., professor and chairman emeritus, Boston University School of Medicine; Stephen Berman, M.D., professor, pediatrics, University of Colorado School of Medicine; Judith Palfry, M.D., professor, pediatrics, Harvard Medical School, Boston
Consumer News in Spanish