Relacionadas las infecciones de los oídos con un germen resistente a los medicamentos

El germen no se ve afectado por la vacuna pediátrica existente, lo que lo hace difícil de tratar, según los médicos

MARTES 16 de octubre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Investigadores informan que un germen resistente emergente que causa infecciones en los oídos de los niños y que es resistente a varios antibióticos sólo puede ser tratado con medicamentos para adultos.

Dos pediatras de Rochester, Nueva York informan haber hallado una cepa resistente a varios antibióticos de Streptococcus pneumoniae que causó infecciones en los oídos de nueve niños en su consultorio en el transcurso de tres años. El único antibiótico que fue efectivo para tratar estas infecciones fue la levofloxacina, que no está aprobada por la U.S. Food and Drug Administration para uso pediátrico.

"Hallamos una bacteria que causa infecciones en los oídos en Rochester, la cepa Legacy, que es resistente a todos los antibióticos aprobados por la FDA para uso pediátrico", aseguró el Dr. Michael Pichichero, autor líder del estudio, profesor de microbiología, inmunología y pediatría del Centro Médico de la Universidad de Rochester y pediatra de práctica privada del Legacy Pediatric Group.

Las infecciones resistentes correspondieron apenas al 1.5 por ciento de las infecciones de oído en su consultorio, anotó Pichichero.

Los hallazgos aparecen en la edición del 17 de octubre del Journal of the American Medical Association.

Las infecciones neumocócicas son causadas por S. pneumoniae y pueden incluir infecciones en los oídos, infecciones en los senos paranasales, neumonía, meningitis e infecciones en el torrente sanguíneo. Algunas de estas infecciones pueden ser mortales. Los niños pequeños son los más susceptibles a las infecciones por neumococos, según los U.S. Centers for Disease Control and Prevention. Afortunadamente, las formas graves de la enfermedad son poco comunes y causan unas 4,500 enfermedades cada año. Sin embargo, las infecciones neumocócicas causan más de tres millones de infecciones de los oídos anualmente, según los CDC.

Aunque existe una vacuna (de nombre de marca Prevnar) que cubre siete cepas de la enfermedad neumocócica, una cepa conocida como serotipo 19A no es una de ellas por ahora. Sin embargo, Wyeth Pharmaceuticals, fabricante de la vacuna, informa que actualmente se encuentra en ensayos de fase III de la siguiente generación de la vacuna, que incluye el serotipo 19A.

"Prevnar es una vacuna fantástica que está cuidando las siete cepas principales de enfermedad neumocócica, pero luego de eliminar las otras, por supuesto que las restantes se harán más prominentes", explicó Pichichero.

El Dr. Peter Paradiso es el vicepresidente de asuntos científicos de Wyeth Pharmaceuticals. Dijo que "cuando desarrollamos Prevnar esperábamos que la respuesta al serotipo 19F no permitiera algo de protección cruzada contra el 19A". Cuando quedó claro que no había protección cruzada y que era necesario enfrentar otras cepas, Wyeth agregó seis cepas más a la vacuna de siguiente generación. El laboratorio planea comenzar con la documentación de regulación necesaria para que la FDA la apruebe en algún momento de 2009, luego de terminar con los ensayos de fase III, dijo.

Entretanto, Pichinchero aseguró que los médicos necesitan hacer más procedimientos de punción del oído para identificar las bacterias que están causando las infecciones resistentes a los antibióticos. Hacerlo, dijo, ayudaría a evitar el uso innecesario de antibióticos y permitirá un método más dirigido para tratar las infecciones del oído.

Según el estudio, entre 2003 y 2006, Pichichero y sus colegas atendieron poco más de 1,800 niños que tenían infecciones en los oídos. De esos niños, 212 fueron sometidos a punciones, conocidas como timpanocentesis, un procedimiento que extrae fluido de detrás del tímpano. De manera muy similar a poner un empaste en una caries, los niños reciben anestesia local para que el procedimiento sea indoloro.

Con este procedimiento, los médicos hallaron que 59 de las infecciones en los oídos fueron causadas por S. pneumoniae. Una cepa particular de la bacteria, el serotipo 19A, había desarrollado un genotipo nuevo que era resistente a todos los antibióticos aprobados para uso pediátrico. Pichichero y su colega, la Dra. Janet Casey, llamaron a ésta la cepa Legacy. Se halló que nueve niños estaban infectados con esta cepa.

El único antibiótico efectivo contra esta bacteria resistente es la levofloxacina (de nombre de marca Levaquin). Sin embargo, la levofloxacina nunca ha sido aprobada para uso pediátrico. Pichichero aseguró que debido a que estudios anteriores en animales jóvenes han sugerido que el medicamento podría causar un daño irreversible a los cartílagos en desarrollo, "la FDA le ha puesto trabas significativas al uso pediátrico de estos antibióticos". No se han observado esos efectos en los adultos, por lo que este antibiótico es de uso común entre ellos.

Sin embargo, en estos nueve casos pediátricos, ningún otro tratamiento fue eficaz y los niños estaban en riesgo de perder el sentido de la audición. Debido a que Pichichero había participado en investigaciones anteriores sobre el uso de levofloxacina en los niños, conocía la dosis correcta de antibiótico que se debía administrar, y fue efectiva.

Pero, advirtió, debido a que el medicamento no ha sido bien estudiado en los niños, yo no permitiría que un niño recibiera levofloxacina a menos que estuviera seguro [de que se trata de la cepa Legacy]".

La Dra. Katherine Poehling, pediatra del Hospital Infantil Brenner de la Universidad Bautista Wake Forest, aseguró que los nuevos hallazgos eran preocupantes, aunque "nueve casos de 1,800 no es algo que me asuste. Siempre hemos tenido algunas infecciones en los oídos que eran difíciles de tratar, pero generalmente no están serotipificadas como para saber de qué son".

Poehling, que ha participado en investigaciones sobre la vacuna neumocócica actual, agregó que la "vacuna neumocócica conjugada ha sido extraordinariamente exitosa y los niños continúan beneficiándose de ésta".

Paradiso estuvo de acuerdo y agregó que la vacuna actual ha causado una reducción dramática, del 99 por ciento, de las infecciones de los serotipos que están cubiertos por la vacuna.

Los CDC recomiendan que la vacuna actual sea administrada a todos los niños menores de 24 meses a los dos, a los cuatro y a los seis meses de edad, seguidas por una dosis de refuerzo entre los doce y los quince meses de edad.

Más información

Para más información sobre la enfermedad neumocócica en los niños y la vacuna existente, visite los U.S. Centers for Disease Control and Prevention.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Michael Pichichero, M.D., professor of microbiology, immunology and pediatrics, University of Rochester Medical Center, and pediatrician, Legacy Pediatric Group, Rochester, N.Y.; Peter Paradiso, M.D., vice president of scientific affairs, Wyeth Pharmaceuticals, Madison, N.J.; Katherine Poehling, M.D., pediatrician, Brenner Children's Hospital, Wake Forest University Baptist Medical Center, Winston-Salem, N.C.; Oct. 17, 2007, Journal of the American Medical Association
Consumer News in Spanish