See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Aumenta el abuso de medicamentos recetados en EE. UU.

Expertos advierten que el botiquín ha reemplazado a la calle como fuente fácil de fármacos

MARTES, 29 de diciembre (HealthDay News/DrTango) -- La muerte por sobredosis de la estrella del pop Michael Jackson en 2009 llamó la atención de nuevo sobre el abuso de medicamentos recetados en EE. UU.

Y con esa atención ha llegado el reconocimiento de que se ha convertido en un fenómeno generalizado.

Uno de cada cinco adolescentes y adultos (unos 50 millones de estadounidenses) ha usado fármacos recetados para un propósito no médico en algún momento de sus vidas, según la más reciente Encuesta nacional sobre uso de medicamentos y salud.

Y el abuso de medicamentos recetados parece estar en aumento entre los adultos jóvenes. La encuesta nacional, llevada a cabo en 2007, encontró que el abuso de analgésicos recetados en adultos jóvenes aumentó en doce por ciento entre 2006 y 2007, mientras que su uso de drogas callejeras como la cocaína y la metanfetamina se redujo.

Los expertos consideran que el abuso de medicamentos recetados aumenta en parte debido a que el acceso a dichos medicamentos se ha vuelto fácil y rutinario. El número de recetas surtidas en EE. UU. aumentó en 72 por ciento entre 1997 y 2007, aunque la población creció apenas once por ciento en esa década, según la investigación de la Henry J. Kaiser Family Foundation.

"Creemos que parte de esto se relaciona con la disponibilidad general de medicamentos recetados en los botiquines y para el público", aseguró el Dr. Wilson Compton, director de la División de Epidemiología, Servicios e Investigación sobre la Prevención del Instituto Nacional de Abuso de Drogas de EE. UU. "Estos medicamentos están en botiquines en muchos más hogares de todo el país y esto es parte clave del asunto".

La gente parece sentirse más cómoda tomando medicamentos recetados porque cree erróneamente que serán más seguros que las drogas de la calle, añadió Compton.

"Hay gente que nos lo dice y se trata de una suposición muy peligrosa", advirtió Compton. "Alguien puede sufrir una sobredosis con un fármaco recetado porque no era para esa persona. Algo seguro para un individuo podría resultar mortal para otro".

Las autoridades señalan que tres tipos de medicamentos recetados se abusan con mayor frecuencia.

  • Analgésicos. Medicamentos como la codeína, la oxicodona y la morfina con frecuencia se recetan para aliviar el dolor de quienes han sufrido traumas o enfermedades, o que se han sometido a cirugías.
  • Sedantes. Valium, Librium y Xanax se encuentran entre los medicamentos que con frecuencia se recetan para tratar trastornos de ansiedad o del sueño.
  • Estimulantes. Medicamentos como Ritalin, Adderall y Dexedrine se recetan como ayudas para perder peso, tratar la narcolepsia o el trastorno por déficit de atención con hiperactividad.

"Los analgésicos son el principal medicamento recetado que se abusa", aseguró Compton.

La gente que abusa de fármacos recetados con frecuencia los obtiene gratuitamente de un amigo o familiar que los obtuvo de forma legítima para tratar una afección. Las personas que abusan de los medicamentos aprovechan las sobras, afirmó Carmen Catizone, directora ejecutiva de la National Association of Boards of Pharmacy.

"Se da mucho intercambio de medicamentos, se comparten", dijo Catizone. Alrededor del 56.5 por ciento de las personas que usaron medicamentos recetados ilegales los obtuvo de esa forma, según la encuesta nacional.

Otros convencen a sus médicos de que les den recetas que no necesitan, apuntó Catizone. Alrededor de la quinta parte de los que abusan de medicamentos recetados usaron esa táctica para obtenerlos, encontró la encuesta.

Aún así, otros obtienen medicamentos recetados de farmacias con sitios en Internet. Aunque actualmente se trata de un fenómeno limitado, Catizone reconoció que tiene el potencial de volverse un problema más grande.

"Hemos visto a la Internet pasar de un mercado comercial tipo Amazon.com a una importante área de abuso de drogas", lamentó. "Es más fácil obtener medicamentos recetados en línea que comprar crack o heroína en la calle".

Las autoridades esperan controlar esta marea por medio de programas de monitorización de recetas, que ya han adoptado unos treinta estados, apuntó Catizone. Cada vez que la gente va a la farmacia, la información de sus recetas se ingresa en una base de datos que los farmaceutas y médicos pueden usar para dar seguimiento a las tendencias, vigilar las potenciales interacciones medicamentosas y detectar el abuso.

El gobierno también está intentando controlar las ventas de fármacos en Internet. La Ley de protección del consumidor de farmacia en línea Ryan Haight, que se convirtió en ley federal en 2008, exige recetas válidas para los medicamentos vendidos en línea. Ryan Haight murió en 2001 de una sobredosis fatal de analgésicos recetados que compró de una fuente en línea con la tarjeta de crédito de sus padres cuando apenas tenía 17 años, comentó Catizone.

La gente que teme que un amigo o familiar abusa de medicamentos recetados debe estar atenta a las mismas señales de advertencia usadas para detectar el uso de cualquier droga, apuntó Compton. Con frecuencia, tal vez no pronuncien de manera clara, o no hagan sentido cuando hablan.

"Si las pastillas de su botiquín desaparecen, es otra señal de advertencia", dijo.

"Las señales del abuso de drogas pueden ser muy sutiles, y la gente con frecuencia oculta su conducta", aseguró Compton. "Tal vez esté muy avanzado antes de que se descubra la conducta de la persona".

Más información

El Instituto Nacional de Abuso de Drogas de EE. UU. tiene más información sobre el abuso y la adicción a los medicamentos recetados.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango
FUENTES: Wilson M. Compton, M.D., director, Division of Epidemiology, Services and Prevention Research, U.S. National Institute on Drug Abuse, Rockville, Md.; Carmen Catizone, executive director, National Association of Boards of Pharmacy, Mount Prospect, Ill.; "Prescription Drug Trends," September 2008, Henry J. Kaiser Family Foundation, Menlo Park, Calif.; "National Survey on Drug Use and Health," 2007, U.S. Substance Abuse and Mental Health Services Administration, Rockville, Md.
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined