Los niños problemáticos abandonan la marihuana cuando no se considera que está de moda

Pero las niñas tendientes a los problemas no se ven afectadas por las tendencias de uso de drogas en los adolescentes

MARTES 4 de marzo (HealthDay News/Dr. Tango) -- Cuando se trata de fumar marihuana, los chicos que tienden a los problemas son más propensos a dejar el hábito si no se considera de moda, pero las chicas seguirán fumando sin que esto las afecte, según muestra una investigación reciente.

Los hallazgos le dan a los investigadores sobre la prevención más conocimiento sobre cómo reaccionan los adolescentes a la actitud de los demás sobre las drogas ilegales, afirmó la autora del estudio, Michelle Little, becaria posdoctoral de la Universidad estatal de Arizona. Al menos cuando se trata de los niños más tendientes a los problemas, "nuestros datos sugieren que no es tan mala idea implementar un método amplio que reducirá la aceptación social [de las drogas] entre los jóvenes", aseguró.

Mientras tanto, las chicas tampoco son una "causa perdida", enfatizó, porque también se pueden diseñar métodos de prevención para abordarlas.

El problema es lo que los investigadores llaman adolescentes "tendientes a la desviación" a los que tienen más probabilidades de tomar riesgos importantes, evitar la escuela y tener problemas con la ley. Little y sus colegas deseaban saber si esos adolescentes seguían fumando marihuana persistentemente sin importar lo que el resto de la sociedad hacía o si eran susceptibles a las tendencias nacionales.

Los investigadores examinaron encuestas sobre 44,751 adolescentes blancos de grado doce tomadas entre 1979 y 2004. No se incluyeron minorías debido a que no había suficiente cantidad.

Los hallazgos fueron publicados en la edición de marzo de Prevention Science.

Durante más de 26 años de seguimiento del estudio, el uso de marihuana entre los adolescentes varió ampliamente, según otras investigaciones. El uso reciente de marihuana entre los niños de grado doce alcanzó un máximo de 51 por ciento en 1979, cayó a 22 por ciento en 1992 y subió a 34 por ciento en 2004.

Los investigadores encontraron que los chicos tendientes a la desviación eran menos propensos a fumar cuando los adolescentes en general disminuían el uso de marihuana. En general, las tendientes a la desviación no se vieron afectados por tales tendencias.

"Las niñas que están dispuestas a tomar riesgos y meterse en problemas son igual de propensas a usar marihuana, independientemente de la prevalencia del momento", apuntó Little.

El estudio no especula sobre si los adolescentes que dejaban de fumar marihuana recurrían a otras drogas. Tampoco examina las diferencias sexuales sobre cómo reaccionaban los adolescentes a las tendencias en el uso de drogas.

Steven Shoptaw, psicólogo licenciado y profesor de la Universidad de California en Los Ángeles, dijo que el estudio usa parte de las mejores estadísticas disponibles, pero que una debilidad es que evalúa promedios de todo el país. "Considere lo que sería usar promedios de las velocidades del viento de todo el país para desarrollar una velocidad promedio para los EE.UU.", dijo Shoptaw, que estudia el uso de las drogas. "Aunque la velocidad promedio del viento en EE.UU. informa sobre algo, en realidad no se sabe qué y ciertamente no se puede confiar en esa medida para comprender lo que sucede en áreas específicas del país".

En cuanto a la diferencia entre chicos y chicas en términos de uso de marihuana que no cambia antes las tendencias sociales, dijo que tienen poco significado, porque los chicos tienden más a participar en conductas socialmente desviadas, como fumar marihuana.

Más información

Los National Institutes of Health ofrecen a los adolescentes más información sobre el uso de la marihuana.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Michelle Little, Ph.D., postdoctoral fellow, Arizona State University, Tempe; Steven Shoptaw, Ph.D., psychologist and professor, University of California, Los Angeles; March 2008, Prevention Science
Consumer News in Spanish