Toronja y medicamentos de prescripción: Mezcle con cuidado

La fruta y su jugo pueden desencadenar consecuencias potencialmente peligrosas

MARTES 29 de marzo (HealthDay News/HispaniCare) -- Un día de 1989, un médico científico canadiense, ex corredor de talla mundial, se encontraba embebido en las actividades usuales de su laboratorio, cuando realizó un descubrimiento sorprendente, a la vez que accidental, un descubrimiento que todavía tiene repercusiones en el mundo de la farmacología. Lo que descubrió de manera absolutamente inesperada fue que el jugo de toronja interfiere con la acción de un importante medicamento para la presión sanguínea.

El Dr. David Bailey, el primer canadiense en correr una milla (alrededor de 1.6 kilómetros) en cuatro minutos, estaba trabajando con un equipo de investigación en la Universidad de Western Ontario en Londres, para determinar si la gente necesitaba dejar de tomar alcohol mientras consumía un medicamento llamado felodipine (Plandil), que pertenece a una clase conocida como bloqueadores del canal de calcio, los cuales ayudan a reducir la presión sanguínea.

Bailey, abstemio, fue su propio conejillo de indias, pero odiaba el sabor del alcohol. El jugo de naranja no era suficiente para bloquear el sabor. Entonces, intentó con jugo de toronja doblemente concentrado, y eso sirvió.

Oh sorpresa, Bailey descubrió que cuando tomaba felodipine con jugo de toronja, su concentración del medicamento en la sangre era cuatro veces superior a lo que debería ser. En otras palabras, una dosis estándar combinada con jugo de toronja era cuatro veces más potente que sin éste. Para dejar a cualquiera con la boca abierta.

El sorprendente hallazgo fue publicado por primera vez en The Lancet, una destacada revista médica.

La reacción tanto de la comunidad médica como del público fue lenta al principio porque nadie niega los efectos saludables de la toronja y de su jugo, además de que parece ayudar a las personas a perder peso.

Pero hoy en día, más de 30 medicamentos recetados comúnmente llevan una advertencia en contra de mezclarlos con toronjas o su jugo. Esto no es algo inofensivo porque muchos estadounidenses desayunan con toronja a la misma hora en que toman sus medicamentos.

Entonces, ¿por qué es la toronja una fruta de dos caras? ¿Qué hay en una toronja que no haya en una naranja, manzana, fresa o cualquier otra fruta? En 1993, el grupo canadienses y otro de la Universidad de Michigan localizaron una importante enzima, la CYP 3A4, en las paredes del intestino. Se sabía que cuando algo interfiere con la descomposición de medicamentos por esta enzima, los niveles sanguíneos de un medicamento pueden aumentar inadecuadamente.

El compuesto responsable de la toronja no ha sido aislado. Algunos bioquímicos consideran que el culpable podría ser un bioflavonoide, quizá aquello que le da a la toronja su sabor único entre amargo y dulce. La única otra fruta que también tiene el "efecto toronja" parece ser la naranja Sevillana, que se usa principalmente para hacer mermelada.

El "efecto toronja" puede ser fuerte. Un vaso de jugo de toronja o media toronja, consumidos incluso 24 horas, o quizá hasta 48, antes de tomar ciertos medicamentos, puede interactuar con ciertos medicamentos. Para algunas personas, sin embargo, quizá esto no sería así. Parece que depende de la cantidad de CYP 3A4 en el tracto digestivo, que varía significativamente de persona a persona, y no hay ninguna prueba sencilla para ello. Las personas de mayor edad tienden a ser más sensibles al efecto toronja, para quienes demasiado medicamento activo en su torrente sanguíneo puede ser peligroso.

Hace 16 años, el medicamento original que se halló que interactuaba con la toronja era uno sólo de los miembros de una clase de medicamentos conocidos como bloqueadores del canal de calcio, antes y ahora un grupo de agentes que son importantes para el control de la presión sanguínea y las afecciones relacionadas con ella.

Desde entonces, varios otros medicamentos reconocidos de esta clase también se han catalogado como sensibles a la mezcla con toronja. Además, medicamentos que se recetan ampliamente para reducir el colesterol han sido agregados a la lista, como Lipitor, Mevacor y Zocor (pero no Pravachol). Ciertas pastillas para dormir y contra la ansiedad, fármacos que previenen el rechazo de órganos transplantados, agentes para el VIH-SIDA, al menos un medicamento para la epilepsia, algunas píldoras anticonceptivas, ciertos medicamentos para las perturbaciones del ritmo cardiaco, algunas antibióticos, e incluso el medicamento para mejorar la erección Viagra también llevan advertencias sobre el "efecto toronja"

Nada de esto le cae bien al Departamento de Cítricos de Florida. No niega que la toronja y su jugo tienen una cualidad única que interactúa con ciertos medicamentos, pero anota que otros alimentos, no necesariamente tan saludables en otros aspectos, también tienen interacciones con los medicamentos. Por qué hay que seguir empeñados en contra de la toronja, se preguntó el Departamento en respuesta a un informe reciente con acusaciones de "muerte o embarazo" como consecuencia de interacciones entre medicamentos y jugo de toronja. El Departamento de Cítricos de Florida aseguró que "no hay evidencia científica" para apoyar dichas acusaciones.

El grupo de Florida ha señalado "cientos de productos alimenticios, como el brócoli, el café, y los lácteos como la leche, el yogur y el queso, los cuales tienen el potencial de interactuar con ciertos medicamentos".

La publicación de la FDA "Drug Consumer" corroboró esta afirmación en un artículo publicado en agosto pasado. Agregó que las hierbas y vitaminas pueden interactuar con enzimas que metabolizan medicamentos. La hierba de San Juan es una utilizada comúnmente por las personas para mejorar el estado de ánimo, la cual puede interferir con el metabolismo de irinotecana, un tratamiento estándar de quimioterapia. Tomar antibióticos de quinolona, como ciprofloxacin, con alimentos y bebidas como colas, café y chocolate, que contienen cafeína, puede causar excitabilidad y nerviosismo, agregó. Puede haber un aumento potencial mortal en la presión sanguínea si se consumen alimentos que contengan tiamina, como el queso y la salsa de soya, junto con inhibidores de la monoamina oxidasa, que son medicamentos que tratan los trastornos del estado de ánimo.

Entretanto, el Centro de Prevención de la Obesidad de la Universidad de Saint Louis cita la toronja como la fruta preferida por aquellos que intentan perder peso.

Más información

Para aprender más sobre el jugo de toronja y su interacción potencial con los medicamentos, visite la American Dietetic Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Kristine Cuthrell, R.D., research nutritionist and project coordinator, Cancer Research Center of Hawaii, University of Hawaii, Honolulu; Ken Fujioka, M.D., Nutrition and Metabolism, Scripps Clinic, San Diego; Julie Upton, R.D., American Dietetic Association, spokeswoman; August 24-25, 2004, presentation, American Chemical Society 228th national meeting, Philadelphia; Amy Karch, R.N., M.S., clinical associate professor, nursing, University of Rochester, N.Y.; Ken Fujioka, M.D., director, nutrition and metabolic research, Scripps Clinic, San Diego; December 2004 American Journal of Nursing; Drug Consumer, FDA, August 2004
Consumer News in Spanish