See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Las compresiones de tórax son clave en las directrices revisadas de RCP

Según los expertos, mantener la sangre fluyendo hacia el cerebro y otros órganos vitales es crítica para la supervivencia

DOMINGO 14 de octubre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Mantener el flujo de la sangre hacia el cerebro y otros órganos vitales es la clave para las directrices simplificadas para resucitación cardiopulmonar (RCP) que se concentran en compresiones de tórax, más que en la respiración artificial, sobre todo para las víctimas de ataque cardiaco.

De hecho, la proporción recomendada revisada es de apenas dos respiraciones por cada treinta compresiones de tórax. Ese es el doble de la cantidad de compresiones que se recomendaban en el pasado.

"Sólo hacer compresiones de tórax puede hacer la diferencia", explicó el Dr. Shukri David, jefe de cardiología del Hospital Providence del Sistema de salud Saint John de South Field, Michigan.

Sin embargo, David y otros expertos advierten que en el caso de las víctimas de ahogamiento o cuando la gente ha sido privada de oxígeno, la respiración artificial sigue siendo necesaria. Debido a que los expertos en salud querían hacer que las directrices de RCP revisadas fueran lo más simples posible y les pareció que podría ser difícil para las personas comunes diferenciar quién necesitaba respiración artificial y quién no, las directrices incluyen respiración artificial y su proporción con la compresión de tórax.

La necesidad de RCP simplificada estaba clara. Se había avanzado poco en el índice de supervivencia con RCP durante la última década, según la American Heart Association. Y eso no se debió a falta de oportunidades para practicarla. Cuatro de cada cinco ataques cardiacos tienen lugar en casa, según la American Heart Association, muchas veces en presencia de los miembros de la familia.

El mayor problema era que la RCP estándar dejaba pasar mucho tiempo sin compresiones de tórax. Incluso los profesionales de la salud, como las enfermeras y los trabajadores de emergencia entrenados en RCP no estaban suministrando la cantidad adecuada de compresiones de tórax por minuto, según estudios anteriores. Además, obtener suficientes compresiones de pecho puede hacer la diferencia en la supervivencia. En estudios con animales, los investigadores hallaron que cuando los animales que tienen un ataque cardiaco reciben ochenta compresiones por minuto el cien por ciento sobrevive. Cuando la cantidad se redujo por debajo de ochenta compresiones por minuto, apenas el diez por ciento sobrevivió, según un editorial reciente en el Journal of the American Medical Association.

El editorial informó que, en un estudio sobre la RCP practicada a quienes habían sufrido un ataque cardiaco, las personas que recibieron una "buena" RCP de algún transeúnte tuvieron un índice de supervivencia cercano al 23 por ciento, en comparación con menos del seis por ciento para quienes recibieron menos de seis por ciento para quienes no la recibieron o fue mala.

"La razón más común por la que mucha gente muere es porque ninguna de las personas a su alrededor sabía RCP y, si así era, no la habían practicado. Una de las razones es que esa destreza ha sido demasiado complicada. Las directrices [revisadas] simplifican las instrucciones y las hacen más fáciles de recordar", aseguró en una declaración preparada el Dr. Michael Sayre, profesor asociado de medicina de emergencia de la Facultad de medicina de la Universidad Estatal de Ohio.

Las directrices revisadas, presentadas al final de 2005, enfatizan las compresiones de tórax para restablecer el flujo sanguíneo. Los rescatadores deben empujar con fuerza y rápidamente mientras tratan de mantener una velocidad de cien compresiones por minuto, según las directrices. Se le debe permitir al tórax retornar a su posición normal completamente después de cada compresión para permitirle al corazón llenarse de sangre. Además, las directrices le recuerdan a los rescatadores que cada interrupción en las compresiones suspende el flujo sanguíneo.

Las directrices actualizadas también establecen una proporción universal de treinta compresiones por cada dos respiraciones y que cada una debe durar apenas un segundo.

Estos cambios ya están comenzando a surtir efecto. "En varios estudios, se está haciendo aparente una mejora clara en los resultados en la comunidad", aseguró el Dr. Paul Pepe, jefe de medicina de emergencia del Centro Médico de la Universidad de Texas Southwestern en Dallas.

Además, agregó Pepe, espera que la RCP mejore aún más con la introducción de entrenamiento más fácil y sencillo para el procedimiento, con más retroalimentación. La American Heart Association introdujo recientemente sus programas de Entrenamiento personal en RCP en cualquier momento (Anytime Personal Training) para aprender a realizar el procedimiento en menos de media hora. "Esto será una revolución en la RCP. Se salvarán muchas más vidas", aseguró.

La Cruz Roja de los EE.UU. y los grupos comunitarios locales también cuentan con otros programas de entrenamiento.

"Si se realiza la RCP, se puede salvar la vida de una persona. Es fácil y simple de hacer. Todo lo que hay que hacer es poner las manos en la mitad del esternón y empujar hacia abajo unas dos pulgadas (5 cm)", explicó David. "Si se realiza la RCP inmediatamente en alguien que sufra un ataque al corazón, el índice de supervivencia aumenta de seis a cincuenta por ciento. Esto realmente hará la diferencia si toda la población trabaja en equipo".

Más información

Para más información sobre las directrices revisadas para la RCP, visite el sitio Web de la American Heart Association.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Shukri David, M.D., chief of cardiology, Providence Hospital, St. John's Health System, Southfield, Mich.; Paul Pepe, M.D., chief of emergency medicine, University of Texas Southwestern Medical Center at Dallas; Jan. 19, 2005, Journal of the American Medical Association; Nov. 28, 2005, American Heart Association Guidelines for CPR
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined