Los accidentes en las tinas lesionan a 43,000 niños cada año

Según los expertos, los fabricantes necesitan fabricar bañeras más resistentes a los resbalones

LUNES, 13 de julio (HealthDay News/Dr. Tango) -- Investigadores informan que más de 43,000 niños resultan lesionados por resbalones y caídas en tinas o bañeras cada año en los EE. UU.

Los estudios anteriores sobre lesiones en tinas se concentraron en quemaduras por agua caliente, ahogamiento y casi ahogamiento. Este es el primer estudio que examinó las lesiones causadas por resbalones y caídas, según el informe publicado en la edición en línea del 13 de julio de Pediatrics.

"Lo que nos llamó la atención fue la frecuencia de resbalones y caídas", señaló el Dr. Gary A. Smith, director del Centro para la investigación y política sobre lesiones del Instituto de investigación del Hospital Nacional Infantil de Columbus, Ohio, y autor principal del estudio.

Cada día se lesionan unos 120 niños por caídas en tinas y duchas, y esa cifra se mantiene constante durante los 18 años que examinaron los investigadores, aseguró Smith. "Esto realmente me está diciendo que tenemos un problema que es necesario abordar", anotó.

Hay cosas que se pueden hacer para prevenir estas lesiones, aseguró Smith. "Los padres necesitan tapetes antideslizantes dentro y fuera de la tina para prevenir resbalones y caídas", dijo.

Sin embargo, Smith también quiere que los fabricantes desarrollen tinas y duchas más seguras. "Los fabricantes necesitan volver a examinar el estándar actual de resistencia a los resbalones y fortalecer esos criterios", enfatizó.

En su estudio, el equipo de Smith usó datos del Sistema electrónico nacional de vigilancia de lesiones, parte de la Comisión Nacional de Seguridad en los Productos para el Consumidor de EE. UU. entre 1990 y 2007. Los investigadores examinaron unas 791,200 lesiones relacionadas con tinas y duchas en los niños hasta los 18 años que recibieron tratamiento en departamentos de emergencia.

El estudio halló que la mayor cantidad de lesiones tuvo lugar entre los niños de dos años. En total, los niños de hasta cuatro años tuvieron el 54.3 por ciento de las lesiones. Los investigadores anotaron que la mayoría de las lesiones (el 71.3 por ciento) tuvo lugar en la tina y el 97.1 por ciento en casa.

Las lesiones más comunes fueron las heridas, que correspondieron al 59.5 por ciento de las lesiones. Según el informe, las caídas, resbalones y tropezones fueron la razón más común para lesiones y corresponden al 81 por ciento de todas las lesiones.

La mayoría de las lesiones fueron en la cara (el 48 por ciento), seguidas por la cabeza y el cuello (15 por ciento). El equipo de Smith anotó que cerca del 2.8 por ciento de los niños fueron admitidos al hospital, remitidos a otro u hospitalizados para observación.

El Dr. David L. Katz, director del Centro de Investigación en Prevención de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale, señaló que es "alarmante que más de 40,000 niños resulten lesionados con suficiente gravedad cada año por caídas en el baño y la ducha como para justificar una visita a la sala de emergencia".

Una cosa sería que estas lesiones fueron inevitables, aseguró Katz. "Pero en realidad son sumamente, si no completamente prevenibles de maneras sencillas", anotó Katz.

"Las superficies de tinas y duchas se pueden diseñar para que haya más fricción y para que constituyen menos peligro en caso de caída", dijo.

Por ahora, los padres están advertidos de que las caídas en tinas y duchas de niños pequeños son una causa común de lesión, aseguró Katz. "Así, la primera línea de defensa es la vigilancia paterna. De todos modos, una respuesta más definitiva es rediseñar tinas y duchas", dijo.

Más información

Para más información sobre la seguridad infantil, visite Safe Kids USA.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Gary A. Smith, M.D., Dr.PH., director, Center for Injury Research and Policy, Research Institute, Nationwide Children's Hospital, Columbus, Ohio; David L. Katz, M.D., M.P.H., director, Prevention Research Center, Yale University School of Medicine, New Haven, Conn.; July 13, 2009, Pediatrics, online
Consumer News in Spanish