See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Pocos pacientes de accidente cerebrovascular reciben un medicamento para destruir coágulos

El APT puede reducir la discapacidad, pero menos del tres por ciento de los pacientes de Medicare lo reciben, muestra un estudio

JUEVES, 19 de febrero (HealthDay News/Dr. Tango) -- Un potente medicamento para destruir coágulos aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. (FDA, por su sigla en inglés) para su uso en pacientes de accidente cerebrovascular en 1996 se usa raras veces en pacientes de Medicare, según una investigación reciente.

Apenas el 2.4 por ciento de las más de 495,000 admisiones por accidente cerebrovascular en los 4,750 hospitales evaluados recibieron el activador del plasminógeno tisular (APT), afirmó la autora del estudio, la Dra. Dawn Kleindorfer, profesora asociada de neurología del Colegio de medicina de la Universidad de Cincinnati. Kleindorfer debía presentar el hallazgo el jueves en la Conferencia internacional sobre accidente cerebrovascular, en Chicago.

"Mientras más pequeño era el hospital, menos probable era que usara APT", anotó. "La asociación más potente fue por mucho el tamaño del hospital".

Los hospitales más grandes tal vez tengan más probabilidades de contar con un equipo de accidente cerebrovascular o a tratar más de estas afecciones, y por tanto más propensos a usar el fármaco, apuntó.

Kleindorfer revisó registros basados en reclamaciones de la base de datos nacional de Medicare para las altas de todos los hospitales elegibles para Medicare en los EE. UU. entre el 1 de julio de 2005 y el 30 de junio de 2007.

Alrededor del 64 por ciento de los hospitales no administraron el disolvente de coágulos en el periodo de dos años del estudio, encontró.

En los EE. UU., el uso de APT ocurre en no más del tres por ciento de todos los pacientes de accidente cerebrovascular, señaló Kleindorfer. En este nuevo estudio, en porcentaje fue aún más bajo, de 2.4 por ciento.

Apuntó que no todos los pacientes de accidente cerebrovascular son elegibles para recibir el APT. El fármaco es para el accidente cerebrovascular isquémico, el tipo más común, en que el vaso sanguíneo es obstruido por un coágulo, y debe administrarse por vía intravenosa dentro de las tres primeras horas tras el inicio de los síntomas.

Algunos pacientes no llegan al hospital dentro de ese periodo, dijo Kleindorfer, y otros son inelegibles debido a factores como sangrado en el cerebro o una cirugía reciente.

Aún así, el porcentaje tan bajo encontrado en el estudio se queda muy corto del porcentaje de personas que serían elegibles para el APT, advirtió. De hecho, Kleindorfer considera que hasta el 29 por ciento de los pacientes de accidente cerebrovascular probablemente sean elegibles para el medicamento disolvente de coágulos si llegan a recibir atención médica dentro de la ventana de tres horas.

En el estudio, Kleindorfer también encontró que el "cuarenta por ciento de la población de EE. UU. vive en una ciudad con un hospital que no trata en el promedio nacional [de tres por ciento]".

El uso del medicamento podría haber sido más alto, apuntó, si hubiera estudiado a pacientes más jóvenes que no fueran de Medicare. Dijo que es más probable que pacientes más jóvenes tuvieran menos problemas como sangrado en el cerebro que descartarían el uso del APT.

Otro experto familiarizado con el estudio expresó su decepción con el bajo porcentaje de uso de APT. "Es desafortunado que el número de hospitales que puedan proveer terapia aguda para el accidente cerebrovascular siga siendo tan limitado", lamentó el Dr. Ralph Sacco, presidente del departamento de neurología de la Facultad de medicina Miller de la Universidad de Miami.

Anotó que el número de hospitales que cuenta con equipos de accidente cerebrovascular está aumentando. A medida que más hospitales son designados como centros primarios para el accidente cerebrovascular por la Comisión Conjunta de Acreditación de Organizaciones de Atención de Salud, el uso del fármaco podría aumentar, aseguraron los expertos.

Mientras tanto, Kleindorfer tenía algunos consejos sencillos pero fuertes para los familiares y amigos de alguien que se sospeche está sufriendo un accidente cerebrovascular. "Llame al 9-1-1". Obtener ayuda rápida es imprescindible, enfatizó.

Una vez en el hospital, aconsejó, informe de inmediato al personal que cree que su ser querido sufre un accidente cerebrovascular. "Pregunte si tiene un equipo para tratar el accidente cerebrovascular. Pregunte si usan el medicamento para disolver coágulos".

Más información

Para más información sobre el APT, visite la American Stroke Association.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Dawn Kleindorfer, M.D., neurologist and associate professor, University of Cincinnati College of Medicine; Ralph L. Sacco, M.D., chairman, department of neurology, University of Miami Miller School of Medicine, and American Stroke Association spokesman; Feb. 19, 2009, presentation, International Stroke Conference, San Diego
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined