See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Manos a la obra contra el catarro

Lavarse las manos es la mejor protección durante esta temporada

Domingo, 20 de enero (HealthDayNews) -- Si estás preocupado acerca de mantenerte saludable en esta temporada de catarros, necesitas ser diligente en cuanto a lavarte las manos en el trabajo.

Una reciente encuesta telefónica de 1,013 adultos estadounidenses realizada por parte de la Asociación de Detergentes y Jabones (SDA, por sus siglas en inglés) demuestra que un 65 por ciento de los obreros de construcción y mantenimiento y 47 por ciento de los oficinistas y trabajadores de servicio al cliente se lavan sus manos menos de cinco veces al día.

Y cerca de la mitad de los trabajadores en ambos grupos no se lavan las manos el suficiente tiempo. Se las lavan por no más de 10 segundos. Los expertos en salud dicen que necesitamos lavarnos las manos con agua y jabón por un mínimo de 15 segundos.

Ser consciente acerca de la higiene de las manos es esencial con el fin de protegernos contra catarros e influenza, sino también de una cantidad de amenazas a la salud.

"Es increíblemente importante, porque las manos pueden ser un vehículo de difusión de una serie de enfermedades en humanos. Estas son ciertamente capaces de portar y transmitir el virus del catarro común, la influenza y otros organismos que causan enfermedades comunes en los humanos", indicó el Dr. Richard Levinson, director ejecutivo asociado de la Asociación de Salud Pública Americana.

Las manos también pueden esparcir organismos que causen enfermedades tales como la salmonela.

"El famoso caso de Mary Tifoidea, quien era cocinera y nunca se lavaba las manos y mató a un número de personas de fiebre de tifoidea, es muy ilustrativo en este punto", planteó Levinson.

Así que no sólo lava tus manos luego de usar el baño. Lávalas luego de estrecharlas o tocar superficies duras, tales como una perilla, que puede haber estado contaminada por alguien más. Puedes recoger bacteria y virus en tus manos y entonces transmitirla a tu boca, nariz u ojos.

"Si eliminas el virus de las manos, por lo tanto ese tipo de transmisión, esa ruta de transmisión, se interrumpe", comentó Levinson.

Pero añadió, muchas personas no reflexionan acerca de lavar sus manos.

"Muchas personas son más bien informales en cuanto a esto porque no desean pasar la molestia . . . y eso es muy bueno para la salud futura y felicidad de toda clase de patógenos humanos", argumentó Levinson.

Y prevenir el esparcimiento de virus es tan simple, enfatizó Levinson. Solo conlleva agua tibia, mucho jabón, y un poco de tiempo.

"Al menos 1 minuto completo de un buen lavado, si no 2 ó 3 minutos", dijo.

Asegúrate de cubrir tus manos completamente con jabón. Cualquier clase de jabón suave o fuerte es adecuado. No necesitas jabones antibacteriales.

De hecho, los jabones antibacteriales pueden, a largo plazo, causar más daño que bien al contribuir a desarrollar grupos de bacterias que son resistentes a antibióticos, comentó Levinson.

Si ya estás enfermo con catarro o influenza pero tienes que trabajar, haz un favor a tus compañeros de trabajo y mantén tus manos limpias, advirtió Marsha Koopman, una enfermera epidemióloga del Centro Médico Davis de la Universidad de California en Sacramento.

"Es especialmente importante en el lugar de trabajo, porque a menudo somos concientes de utilizar nuestras manos como escudo al toser o estornudar, pero entonces, si no nos lavamos las manos, cada cosa que toquemos el teléfono, los lápices, el escritorio se torna muy contaminada con todos los gérmenes que colocamos en nuestras manos al usarlas como escudo", expresó Koopman.

Si estás encadenado a tu escritorio y no puedes ir al baño para lavarte las manos, Koopman recomienda utilizar un gel para lavarte las manos que no contenga alcohol y no requiera agua.

Qué hacer

He aquí algunas sugerencias sobre cuándo lavarte las manos cuando estés en el trabajo:

Cada vez que uses el baño;

Antes y después de reuniones de la empresa si se sirve comida;

Luego de hojear periódicos o revistas en el cuarto de reposo;

Antes y después de almorzar;

Luego de utilizar las herramientas o el teclado de un compañero de trabajo;

Antes y después de una actividad de conocer gente de la compañía;

Cuando se utiliza equipo de oficina compartido tales como teléfonos o faxes.

Puedes encontrar más información acerca de la importancia de lavarse las manos y la técnica apropiada en la Clínica Mayo, o los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Fuentes: entrevistas con Richard Levinson, M.D., D.P.A., director ejecutivo asociado, Asociación de Salud Pública Americana, Washington, D.C., Marsha Koopman, R.N., M.H.A., C.I.C., enfermera epidemióloga, Centro Médico Davis de la Universidad de California, Sacramento
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined