La cirugía no siempre es la respuesta para las hernias

Estudio halla que los hombres que tengan pocos síntomas dolorosos quizá prefieran dejar tranquila a la lesión

MARTES 17 de enero (HealthDay News/HispaniCare) -- Un reciente estudio concluye que los hombres que tengan una hernia sin dolor o incomodidad podrían no necesitar cirugía.

El hallazgo "cambia la enseñanza tradicional que ha estado vigente durante cientos de años", aseguró el Dr. Robert J. Fitzgibbons, Jr., autor líder y profesor de cirugía de la Universidad Creighton de Omaha, Nebraska. "Los pacientes deben entender que no tienen por qué hacerse una reparación quirúrgica de sus hernias si pueden vivir con ellas".

El estudio se enfocó en hombres que tenían hernia inguinal, el tipo más común de hernia, que aparece cerca a la ingle. Halló que los hombres que tenían síntomas mínimos, o que no los tenían, y no se sometían a una reparación quirúrgica de su hernia tenían niveles similares de dolor e incomodidad dos años después que aquéllos que no se sometieron a este procedimiento.

El informe aparece en la edición del 18 de enero del Journal of the American Medical Association.

Las hernias aparecen cuando una porción del órgano (por ejemplo, el intestino) sobresale a través de una abertura anormal en la pared muscular, generalmente como resultado de una lesión en la que se ha rasgado un músculo. A veces, el órgano puede resultar atrapado, o "aprisionado", en esta abertura, por lo que el suministro de sangre resulta interrumpido o "estrangulado".

"En el pasado, los médicos recomendaban a los hombres que debían hacerse una reparación quirúrgica de sus hernias por el peligro de aprisionamiento que puede conducir a una gangrena", aseguró Fitzgibbons. "Esa información se basa en un momento histórico en el que la atención médica no estaba disponible inmediatamente", agregó.

En su estudio, los investigadores compararon el dolor, la función física y otros resultados en hombres que tenían hernias inguinales asintomáticas o mínimamente sintomáticas. Se seleccionó aleatoriamente a los 720 hombres para que su hernia fuera reparada o no.

Después de dos años, el equipo de Fitzgibbons halló que la cantidad de pacientes que tenían niveles de dolor suficientemente altos como para interferir en sus actividades diarias era similar en ambos grupos.

"Para los hombres que no tienen síntomas, o que tienen muy pocos, como resultado de una hernia, es mejor que pospongan la operación hasta que presenten los síntomas"; sostuvo la Dra. Olga Jonasson, profesora de cirugía de la Universidad de Illinois en Chicago.

Jonasson anotó que hacerse operar la hernia puede causar complicaciones debido a la cirugía misma. "La principal complicación es que muchos hombres, después de hacerse reparar la hernia, tendrán dolor inguinal crónico que durará años", aseguró.

"Hay hombres que tienen hernias durante 40 años, y no les molesta ni ellos tampoco a ésta", aseguró Jonasson. "Si algo funciona bien, no lo arregles", aconsejó.

Un experto estuvo de acuerdo con los hallazgos.

"Muchísimas personas tienen hernias y ni siquiera lo saben", sostuvo el Dr. David R. Flum, profesor asociado de cirugía de la Universidad de Washington y autor de un editorial acompañante en la publicación. "La pregunta es ¿cuál es el riesgo de vivir con una hernia?".

El riesgo de que una hernia resulte estrangulada y necesite reparación quirúrgica es mínimo, agregó Flum. "Si se opera de manera preventiva en las personas, antes de que presenten los síntomas, no les va ni mejor ni peor que a aquéllos que deciden vigilar y esperar para repararla sólo en caso de que se vuelva sintomática", dijo.

"Tiene sentido en cuanto a las hernias, si funciona bien, en realidad no hay razón para repararla", aseguró Flum.

Otro experto estuvo de acuerdo en que el mejor tratamiento para la hernia asintomática es no hacer un tratamiento.

"Lo he estado haciendo de esta manera durante años", aseguró el Dr. Roberto Bell, profesor asistente de cirugía de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale. "Yo le digo a mis pacientes que si no les molesta, no hace falta repararla. Si en algún día llega a molestarles, ellos saben dónde encontrarme. Y si les molesta psicológicamente, pues lo arreglamos".

Más información

Para más información sobre las hernias, diríjase al National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases de los EE.UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Olga Jonasson, M.D., professor, surgery, University of Illinois, Chicago; Robert J. Fitzgibbons, Jr., M.D., professor, surgery, Creighton University, Omaha, Neb.; David R. Flum, M.D., M.P.H., associate professor, surgery, University of Washington, Seattle; Robert Bell, M.D., assistant professor, surgery, Yale University School of Medicine, New Haven, Conn.; Jan. 18, 2006, Journal of the American Medical Association
Consumer News in Spanish