See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Las lesiones durante el embarazo aumentan en el verano

Según los expertos, las mujeres deben ser especialmente cuidadosas durante las actividades cotidianas

MARTES 28 de junio (HealthDay News/HispaniCare) -- Cuando la temperatura aumenta, el riesgo de serias lesiones también sube para las mujeres embarazadas, según encontró un nuevo estudio canadiense.

La tasa de hospitalizaciones por lesiones serias entre las mujeres embarazadas es 12 por ciento mayor durante los meses de mayo a octubre en comparación con los meses de invierno, superando incluso la tasa de trauma de nueve por ciento para la población general, informa el investigador principal, el Dr. Donald A. Redelmeier, profesor de medicina de la Universidad de Toronto.

Especuló que "cuando está oscuro y frío, las personas tienden a cuidarse más y a no salir, pero cuando el tiempo es agradable, tienen un falso sentido de seguridad". Esta relajación relativa de la atención podría suscitar muchos de los accidentes en vehículos motorizados y caídas, que constituyen la mayor parte de los casos de trauma, apuntó.

Las mujeres embarazadas "no están escalando montañas", dijo, "pero participan en las actividades usuales que [normalmente] no las ponen en peligro, pero que son más problemáticas cuando están embarazadas", afirmó Redelmeier.

Un sentido del equilibrio alterado, el aumento en el peso, la pérdida de pistas visuales y el hecho de que simplemente moverse toma más tiempo significa que una mujer debe ser más cuidadosa en sus actividades cotidianas. De acuerdo a Redelmeier, esto significa darse a sí mismas más tiempo para llegar a los lugares, no usar el celular en el automóvil y asegurarse de que los zapatos se ajusten apropiadamente.

Estos hallazgos son particularmente importantes, señaló, porque el embarazo complica el tratamiento de las lesiones traumáticas. Los médicos tienen que sopesar la necesidad de medicamentos narcóticos, rayos-X y procedimientos quirúrgicos contra cualquier daño potencial a la madre y su feto, explicó Redelmeier.

"Por ejemplo, una esplenectomía es un procedimiento bastante sencillo, pero incluso eso se hace difícil cuando una mujer está embarazada", dijo.

Y cuando las mujeres sufren lesiones, agregó, "hay un componente de remordimiento ('si hubiera prestado más atención mientras conducía, esto no hubiera pasado') que casi no se ve en los pacientes" que presentan otras condiciones.

"Las mujeres embarazadas toman vitaminas, hacen ejercicio y cuidan sus dietas, pero no piensan mucho en los traumas importantes", afirmó. "Sin embargo, muchos de estos accidentes pueden ser evitados si ellas realizan sus actividades acostumbradas de manera consciente y sin prisa".

Para el estudio, Redelmeier y sus colegas revisaron los datos sobre todos los embarazos en Canadá entre 1994 y 2001. En total, 2,618 mujeres embarazadas fueron admitidas al hospital por traumas importantes, que iban desde huesos rotos hasta lesiones internas. Esto representa cerca de uno de cada mil embarazos durante ese periodo.

Los meses calientes se vieron marcados por un aumento en estas lesiones y por cerca de 150 admisiones adicionales por trauma ocurrían en verano, en comparación con las temporadas más frías.

La mayoría de las lesiones se relacionaban con actividades comunes, lo que indica que las mujeres embarazadas ciertamente no se exponían a actividades de alto riesgo, tales como deportes extremos o consumo excesivo de alcohol. Sin embargo, las consecuencias de sus lesiones fueron sustanciales, ya que aproximadamente el 40 por ciento de las pacientes requirieron cirugía y el 10 por ciento permaneció en el hospital por más de una semana.

Los hallazgos aparecen en la edición de julio del Journal of Trauma.

Las lesiones traumáticas durante el embarazo "son algo que realmente no ha recibido mucha atención en la prensa no especializada, y eso es un problema importante", afirmó la Dra. Katherine Heilpern, profesora asociada y vicepresidenta del departamento de Medicina de Emergencia de la Facultad de Medicina de la Universidad de Emory.

Más allá de los cambios físicos que afectan a las mujeres embarazadas y las hacen más vulnerables a los accidentes, la fatiga que acompaña el embarazo y el estrés de cuidar a otros niños en la familia también pueden constituir una carga, apuntó Heilpern. Además, "el riesgo de violencia doméstica aumenta durante el embarazo", apuntó.

De acuerdo a Heilpern, la atención de una mujer embarazada lesionada es un evento altamente emocional para la paciente, su pareja y el personal de la sala de emergencias, ya que todos comprenden "que incluso una lesión menor puede ser devastadora para el feto".

Redelmeier aconseja a las mujeres embarazadas que simplemente tomen todo con más calma y que tengan cuidado cuando realicen sus tareas cotidianas.

"Cuando esté usando las tijeras para cortar arbustos, el ayudante de cocina, o incluso esté inclinada sobre la lavadora de platos, tómese el tiempo de prestar atención a lo que hace, ya que puede evitar una gran cantidad de eventos traumáticos con simples cambios en la conducta individual. La prevención es el camino", dijo.

Más información

Para obtener mucho más información sobre un embarazo seguro y saludable, visite la American Academy of Family Physicians.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Donald A. Redelmeier, M.D., professor, medicine, University of Toronto; Katherine Heilpern, M.D., associate professor and vice chairwoman, Department of Emergency Medicine, Emory University School of Medicine, Atlanta; July 2005 Journal of Trauma
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.