Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Lesiones en trampolines vuelan alto

Estudio calcula que unos 75,000 niños resultan heridos cada año

DOMINGO 15 de mayo (HealthDay News/HispaniCare) -- Una reciente investigación señala que las visitas a la sala de emergencia por lesiones en trampolines casi se han duplicado desde el principio de los 90.

Se calcula que unos 75,000 niños resultan heridos cada año y que el 91 por ciento de esas lesiones tiene lugar en trampolines del patio trasero, aseguró uno de los autores del estudio, el Dr. James Linakis, médico de emergencias pediátricas del Hospital Infantil Hasbro de Providence, Rhode Island.

"Este problema no se ha acabado", aseguró Linakis y agregó que "El ambiente del hogar e incluso el escolar no son adecuados para los trampolines. Aunque la idea no es muy popular, los trampolines únicamente son adecuados en ambientes fuertemente supervisados", como en una escuela de gimnasia.

Los hallazgos fueron presentados el domingo en la reunión anual de las Pediatric Academic Societies en Washington, D.C.

En 1999, la American Academy of Pediatrics (AAP), citando un aumento en las lesiones relacionadas con los trampolines, emitió una política que recomendaba que estos aparatos no deberían usarse en casa ni en las clases de educación física en las escuelas.

Linakis dijo que, luego de que salió esa política, esperaba ver una reducción en la cantidad de lesiones en trampolines. En cambio, dijo, "seguimos viendo una gran cantidad de lesiones por trampolines en las salas de emergencia".

Y fue esa discrepancia la que suscitó la realización de este estudio. Linakis y sus colegas revisaron la información nacional de lesiones en trampolines recopilada por la U.S. Consumer Product Safety Commission para 2001 y 2002 y la comparó con la información recolectada para un estudio que examinó las lesiones en trampolines entre 1990 y 1995.

Al principio de los 90, cerca de 42,000 niños cada año se hicieron suficiente daño como para necesitar acudir a la sala de emergencias. Pero, para el período 2001 y 2002, esa cantidad había aumentado a 75,000 anuales.

Al mismo tiempo, la cantidad de lesiones para las que era necesaria la admisión hospitalaria también aumentó dramáticamente, de 1,400 cada año al principio de los noventa a 2,218 anuales para 2001 y 2002.

Linakis aseguró que no está seguro de por qué los índices de lesión han aumentado tan dramáticamente, pero especuló que "o bien no estamos dando a conocer el mensaje o sí lo estamos haciendo pero nadie está prestando atención".

La edad promedio de los niños heridos era de 9 y el 53 por ciento era de sexo masculino. Las lesiones más comunes eran moretones, cortes, fracturas y dislocaciones, dijo.

Linakis aseguró que los investigadores no lograron recolectar información sobre cómo sucedían exactamente las lesiones. Asimismo, permitir que haya más de un niño en un trampolín a la vez es una fuente de lesiones, advirtió.

La Dra. Karen Sheehan, directora médica de Prevención e investigación sobre lesiones del Hospital Infantil Conmemorativo de Chicago aseguró que "no hemos estado haciendo todo lo que podemos para que sea conocido el mensaje" de los peligros de los trampolines.

"La supervisión es la clave para evitar lesiones", sentenció Sheehan. "Aunque la AAP recomienda muy seriamente que los trampolines deben salir de los hogares, quizá no logremos deshacernos de todos, pero podemos hacer que sean más seguros".

Dijo que si alguien tiene un trampolín en casa, debe asegurarse de estar siempre con los niños si lo están usando. Otra manera de evitar lesiones es asegurarse de que haya un sólo niño a la vez saltando.

Si hay redes rodeando el trampolín, mejor, pero tanto Sheehan como Linakis dijeron que simplemente no han estudiado lo suficiente para determinar si realmente pueden hacer los aparatos más seguros. Sheehan señaló que muchas lesiones, como huesos fracturados, ocurren aún si el niño no cae fuera del trampolín, y que tener una red no ayuda a evitar esas lesiones.

La U.S. Consumer Product Safety Commission, que informa que ya han muerto seis niños desde 1990 por el uso de trampolines, también recomienda:

  • Ningún niño menor de seis años debe usar un trampolín.
  • No mantenga acceso con escalera al trampolín porque los niños pequeños podrían subir sin supervisión.
  • No permite que los niños mayores intenten dar volteretas, pues eso aumenta el riesgo de lesiones graves de cabeza o cuello.
  • Asegúrese de que el trampolín no esté cerca de las ramas de los árboles o de otros juegos como columpios o toboganes.

Más información

La U.S. Consumer Product Safety Commission tiene más información acerca de la seguridad de los trampolines.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: James G. Linakis, M.D., Ph.D., research associate, Injury Prevention Center, Rhode Island Hospital, and pediatric emergency physician, Hasbro Children's Hospital, and associate professor, emergency medicine and pediatrics, Brown Medical School, Providence, R.I.; Karen Sheehan, M.D., medical director, Injury Prevention and Research, Children's Memorial Hospital, and medical director, Injury Free Coalition for Kids of Chicago; May 15, 2005, presentation, Pediatric Academic Societies, annual meeting, Washington, D.C.
Consumer News in Spanish