Los mejores juguetes para regalar durante la temporada de fiestas son los seguros

Una nueva ley federal exige una evaluación exhaustiva antes de que éstos lleguen a las tiendas

DOMINGO, 21 de diciembre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Los juguetes más radiantes aparentan ser muy seguros, vienen en su llamativo empaque y se exhiben con orgullo en los estantes de las tiendas de prestigio.

Pero la experiencia reciente ha demostrado que las apariencias a veces engañan.

Una oleada de juguetes tóxicos retirados del mercado en 2007 estremeció a los padres y a los compradores de juguetes, obligándoles a repensar la confiabilidad de los juguetes que adquirían.

Un conjunto de nuevas leyes para proteger al consumidor que se aprobaron como consecuencia de esa retirada podría hacer de esta temporada de fiesta la más segura en mucho tiempo, en términos de la seguridad de los juguetes. Aún así, los expertos instan a los padres a no bajar la guardia en lo que se refiere a la evaluación de los juguetes de este año.

"Muchos de los nuevos estándares no se pondrán en práctica hasta el próximo año, pero esperamos que los fabricantes y minoristas se preparen con tiempo", dijo Liz Hitchcock, defensora de salud pública del U.S. Public Interest Research Group y miembro del equipo de la organización que elaboró el informe anual sobre la seguridad de los juguetes.

"Al mismo tiempo", agregó, "no queremos que los padres piensen que el problema está resuelto y que ya pueden ir a las tiendas, al creer erróneamente que el proyecto de ley ha sido implementado en su totalidad. Los padres necesitan estar al tanto de qué hay en las cajas de los juguetes".

La Ley de mejora de seguridad de los productos del consumidor (CPSIA, por su sigla en inglés) de 2008, aprobada por el Congreso en el verano, exige que los juguetes y productos infantiles se someten a pruebas exhaustivas antes de llegar a los puntos de venta. La ley también prohíbe el uso de plomo y otros compuestos químicos nocivos en los juguetes.

Otros artículos de la ley establecen la creación de una base de datos global de acceso público con las quejas de los consumidores; el endurecimiento de las penalizaciones civiles contra los que violen la ley por parte de la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de los Estados Unidos (CPSC, por su sigla en inglés); y la protección de los informantes que denuncien los defectos de seguridad en los productos.

"Creemos de hecho que esta temporada de fiesta será una de las más seguras debido a la exposición que hemos tenido en los últimos años", aseguró Nychelle Fleming, vocera de la CPSC.

En las salas de emergencia de los hospitales de EE. UU. se trataron aproximadamente unas 220,500 lesiones relacionadas con juguetes en 2006, y cerca de 165,100 de esas lesiones tenían que ver con niños menores de 15 años, de acuerdo con la CPSC.

Otros 22 niños menores de 15 murieron por accidentes relacionados con juguetes, de acuerdo con la CPSC. Las dos causas principales de muerte fueron obstrucción aérea por la ingesta de juguetes pequeños y lesiones causadas por juguetes de montar.

El peligro de asfixia que representan los juguetes pequeños o los que contienen piezas pequeñas es bien conocido y altamente publicitado. Las bolitas, los globos y las partes de globos que se han roto son muy peligrosos, ya que pueden obstruir las vías respiratorias de un niño.

Se insta a los padres a que examinen los juguetes a fondo, y que incluso prueben con un tubo de cartón para examinar y comprobar si una pieza puede alojarse en la garganta de un niño.

"Ni siquiera es necesario que compre un tubo", dijo Hitchcock. "Utilice simplemente el tubo donde viene enrollado el papel de baño".

Hasta ahora se había hecho menos énfasis sobre el peligro que representan los juguetes de montar. A medida que los monopatines, los patines y otros juguetes parecidos se vuelven altamente populares, sin embargo, más niños se hacen daño e incluso mueren por accidentes relacionados con estos juguetes.

En 2006, murieron tres niños que iban en monopatines no motorizados que chocaron contra o fueron impactados por un automóvil. Dos muertes se relacionaron con accidentes en triciclos y tres con juguetes de montar motorizados.

"Si piensa comprar un juguete de montar, o cualquier juguete que le proporcione a su hijo más movilidad, queremos asegurarnos de que compra un equipo seguro", dijo Fleming. "Si decide comprar esa flamante bicicleta, también debe comprar un casco. Debe adquirir el equipo completo para su hijo".

Otro peligro son las piezas magnéticas de los juguetes. Si un niño se traga más de un imán, éstos pueden atraerse mutuamente en el cuerpo y causar obstrucciones.

"Si usted se traga solo una, ésta puede pasar por su cuerpo", apuntó Fleming. "Pero si traga dos o más, éstos pueden establecer contacto en los intestinos. Hemos visto perforaciones intestinales debido a esto".

Los expertos también instan a los padres a prestar atención al etiquetado de los paquetes y a comprar juguetes acorde con la edad del niño.

Con demasiada frecuencia, los padres compran juguetes que no son para la edad del niño, porque consideran que su hijo es lo suficiente listo como para jugar con un juguete avanzado, dijo Fleming. El problema es que incluso los niños inteligentes podrían no tener las destrezas motoras necesarias para jugar con esos juguetes de manera segura.

"Hay que entender que hay juguetes para cada edad por razones de seguridad, y no sólo para los niveles de comprensión", advirtió Fleming. "No debemos comprar esos juguetes hasta que el niño tenga la edad apropiada".

Hay otra amenaza que los padres deben tener en mente, el paquete en el que vienen los juguetes. Deben actuar con rapidez el día de navidad por la mañana y retirar todos los desechos que quedaron después de la entrega de regalos.

"Los adultos realmente necesitan deshacerse de los materiales del empaquetado", señaló Fleming, sobre todo de objetos que representan un peligro de asfixia como los cierres de alambre, el envoltorio de plástico y los pequeños amarres de plástico. "No queremos que ninguna de estas partes del empaquetado se conviertan en un objeto mortal, así que los adultos necesitan limpiar todo muy bien".

Más información

Para saber más sobre la elección de juguetes seguros, visite la Nemours Foundation.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Liz Hitchcock, public health advocate, U.S. Public Interest Research Group, Boston; Nychelle Fleming, spokesperson, U.S. Consumer Product Safety Commission, Bethesda, Md.
Consumer News in Spanish