See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Las muertes por la enfermedad hepática aumentan rápidamente en EE. UU.

human liver

JUEVES, 19 de julio de 2018 (HealthDay News) -- La gran recesión continúa causando estragos. Desde 2009, una cantidad creciente de estadounidenses ha fallecido debido a la enfermedad hepática y al cáncer de hígado.

El aumento entre las personas de 25 a 34 años de edad es particularmente importante porque las muertes se deben a la cirrosis, una enfermedad causada por un consumo excesivo de alcohol, apuntaron los autores de un nuevo estudio. Los investigadores sospechan que el revés económico de 2008 hizo que la gente buscara consuelo en el alcohol.

"Son muertes por desesperación", lamentó el investigador principal, el Dr. Elliot Tapper, profesor asistente de gastroenterología en la Universidad de Michigan.

Es similar a las muertes por sobredosis en la epidemia de opioides. En ambos casos, las personas intentan aliviar el dolor emocional que sienten, aseguró Tapper.

Pero advirtió que, como se trata de un estudio observacional, no puede probar causalidad.

La cirrosis crea cicatrices en el hígado y causa un daño que puede conducir a afecciones letales, como el cáncer de hígado y la insuficiencia hepática.

Las causas más comunes de cirrosis son beber demasiado durante muchos años, la hepatitis C, o una acumulación de exceso de grasa en el hígado, que se conoce como enfermedad por hígado graso, anotaron los autores del estudio.

Mientras los jóvenes fallecen por cirrosis relacionada con el alcohol, las personas mayores fallecen por cáncer de hígado y enfermedad por hígado graso no alcohólico, explicó Tapper.

Lo más probable es que las afecciones de las que sufren las personas mayores se deban a la epidemia de obesidad, sugirió. En muchos casos, la enfermedad hepática se puede prevenir mediante un estilo de vida saludable.

Si la cirrosis se detecta pronto, el hígado se repara solo, apuntó Tapper, y perder peso puede revertir la enfermedad por hígado graso.

El Dr. Raymond Chung es director del Centro de Hepatología y del Hígado del Hospital General de Massachusetts, en Boston.

Apuntó que el aumento en las muertes podría deberse a varios factores, incluyendo complicaciones de la epidemia de hepatitis C, además de la alta frecuencia de la enfermedad por hígado graso en la población de EE. UU.

Las muertes de los adultos muy jóvenes son llamativas, añadió Chung, que también pertenece a la junta administrativa de la Asociación Americana para el Estudio de las Enfermedades Hepáticas (American Association for the Study of Liver Diseases).

"Todavía no comprendemos por qué esto está sucediendo en ese grupo de edad, y se necesita más estudio para determinar si se debe a la mera cantidad o al tipo de alcohol consumido, a los factores genéticos o a la presencia de otras formas de lesión hepática", planteó Chung.

En el estudio, el equipo de Tapper revisó los datos de los certificados de defunción de casi 600,000 adultos de EE. UU.

Entre 1999 y 2016, las muertes por cirrosis aumentaron en un 65 por ciento (de unas 20,600 en 1999 a casi 34,200 en 2016). Las muertes por cáncer de hígado se duplicaron (de más de 5,100 a casi 11,100) en el mismo periodo.

En comparación con las mujeres, los hombres sufrieron casi el doble de muertes por cirrosis y casi cuatro veces más muertes por cáncer de hígado, señalaron los autores del estudio.

Entre 2009 y 2016, las personas de 25 a 34 años de edad tuvieron el mayor aumento anual en las muertes por cirrosis, con casi un 11 por ciento. Por otra parte, las muertes por cáncer de hígado entre los menores de 55 años de edad se redujeron, pero aumentaron entre las personas mayores de 55, apuntó Tapper.

El mayor aumento en las muertes por cirrosis se observaron entre los blancos, los amerindios y los hispanos, dijeron los investigadores.

Las muertes por cirrosis y cáncer de hígado aumentaron con la mayor rapidez en los estados del oeste y del sur. Por ejemplo, las muertes en Kentucky aumentaron en casi un 7 por ciento, en Nuevo México en un 6 por ciento, y en Arkansas en casi un 6 por ciento.

Solo un estado, Maryland, experimentó una reducción significativa en las muertes por cirrosis, de más o menos un 1 por ciento, mostraron los hallazgos.

Según el Dr. David Bernstein, jefe de hepatología en Northwell Health en Manhasset, Nueva York, "este estudio resalta la epidemia silente de enfermedad hepática avanzada en Estados Unidos, que sigue en gran medida sin ser reconocida por el liderazgo médico colectivo".

Bernstein añadió que "este trabajo debe ser una señal de alarma para la comunidad médica, y sobre todo para los legisladores y administradores de la atención de la salud, de que debemos enfocarnos en la prevención de la enfermedad y en la modificación de los factores de riesgo, al mismo tiempo que asignamos recursos para abordar las ya crecientes consecuencias de la cirrosis y el cáncer de hígado".

El informe aparece en la edición en línea del 18 de julio en la revista BMJ.

Un informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. publicado a principios de semana se hizo eco de esos hallazgos.

Entre 2000 y 2016, las muertes por cáncer de hígado aumentaron un 43 por ciento en los hombres y un 40 por ciento en las mujeres de a partir de 25 años de edad, reportaron los CDC.

Más información

Para más información sobre las enfermedades del hígado, visite el Instituto Nacional sobre la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo
FUENTES: Elliot Tapper, M.D., assistant professor of gastroenterology, University of Michigan, Ann Arbor; Raymond Chung, M.D., director, Hepatology and Liver Center, Massachusetts General Hospital, Boston, governing board, American Association for the Study of Liver Diseases; David Bernstein, M.D., chief of hepatology, Northwell Health, Manhasset, N.Y.; July 18, 2018, BMJ, online
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined