La Internet se convierte en una completa fuente de ayuda sanitaria

Ahora hay intervenciones en línea disponibles para respaldo, consejos o tratamiento

Dennis Thompson

Dennis Thompson

Published on August 17, 2009

LUNES, 16 de agosto (HealthDay News/Dr. Tango) -- La gente acude a la Internet de manera regular en búsqueda de juegos y chismes, noticias y entretenimiento, información esencial y las cosas más raras.

Y ahora parece que también para la salud.

En meses recientes se han reportado una variedad de intervenciones médicas en línea exitosas, que ayuda a la gente a dejar de fumar, reducir su presión arterial y manejar toda una serie de malestares.

La Dra. Nieca Goldberg, cardióloga de la ciudad de Nueva York, opina que se trata de una magnífica tendencia, siempre y cuando la gente acuda a fuentes honestas y confiables para buscar ayuda.

"Creo que es la ola del futuro, y teóricamente, parece una gran idea", aseguró Goldberg, vocera de la American Heart Association, profesora clínica asociada de medicina y directora médica del Programa cardiaco de mujeres del Centro médico Langone de la Universidad de Nueva York, así como autora de la Guía completa de salud para las mujeres de la Dra. Nieca Goldberg. "Podrían haber interacciones múltiples con pacientes que sean breves y eficaces".

Las interacciones en línea han abarcado una variedad de temas médicos. Por ejemplo, un programa utilizó interacciones de Internet y telefónicas con supervivientes de ataque cardiaco y pacientes cardiacos para ayudarlos a mejorar la salud de sus corazones. Un estudio encontró que la presión arterial y los niveles de colesterol de los participantes se redujeron, más de ellos dejaron de fumar y tenían un tercio menos de probabilidades de morir que pacientes cardiacos que no recibieron la atención.

Han surgido varios programas para ayudar a fumadores a abandonar el hábito. Un análisis de casi 22 ensayos clínicos encontró que los programas de cesación de tabaquismo basados en Internet y computadoras proveyó a los fumadores con casi el doble de probabilidades de éxito que si hubieran intentado dejar el hábito sin ayuda.

Esos éxitos han llevado a la Universidad de Illinois, en Chicago, a dirigir un esfuerzo federal con una inversión de $2.9 millones para fomentar el uso de programas de cesación del tabaquismo probados entre los adultos jóvenes.

Los alcohólicos también pueden encontrar respaldo en línea. Un estudio holandés encontró que uno de cada cinco bebedores en exceso que utilizaron un sitio web de autoayuda para recibir asistencia y manejar su problema reportó que habían reducido su ingesta alcohólica a niveles con menos probabilidades de causar problemas de salud.

Y se ha demostrado que las intervenciones en línea puede también ayudar en afecciones crónicas, como la psoriasis. En Boston, un estudio encontró que la mitad de los usuarios de grupos de respaldo en línea para la psoriasis consideraban que la calidad de su vida había mejorado, y dos de cada cinco reportaron mejora en la gravedad de su psoriasis.

En algunos casos, la Internet también provee "acicates" que ayudan a la gente a tener hábitos saludables. Por ejemplo, un programa de salud por correo electrónico en el lugar de trabajo desarrollado por Kaiser Permanente proveía a los participantes correos electrónicos semanales y recordatorios a media semana que fijaban metas personalizadas de salud para ellos en base a una encuesta anterior que habían rellenado. Se les exhortaba a comer más frutas y verduras, reducir su ingesta de grasas y azúcares, y hacer más ejercicio.

Un estudio del programa encontró mejoras significativas de salud entre las personas que recibían los correos electrónicos. De hecho, comían mejor y hacían más ejercicio.

Incluso los que tienen metas avanzadas para su forma física pueden recibir ayuda en línea. Actualmente, la revista Runner's World ofrece programas de entrenamiento en línea que proveen consejos personales del corredor de clase mundial Bart Yasso.

El Dr. Robert Mallin, profesor asociado de la Universidad Médica de Carolina del Sur, afirmó que tales programas podrían atraer a las personas a quienes no les gusta ir al médico, terapeutas o grupos de respaldo a buscar ayuda para sus problemas.

"Ciertamente hay una ventaja en tener un contacto personal cara a cara, pero también creo que la gente que nunca iría al consultorio de un médico o a una habitación con un grupo de respaldo explorará estas opciones en línea", aseguró Mallin, vocero de la American Academy of Family Physicians.

Por ejemplo, los grupos de respaldo en línea permiten a las personas reunir información y comunicarse con otros que tienen un problema similar, al mismo tiempo que retienen su anonimidad. "No se tiene que participar", dijo Mallin. "La gente no tiene ni que enterarse de que está ahí".

Sin embargo, tanto Goldberg como Mallin también expresaron inquietudes.

Goldberg desea que se hagan estudios a gran escala sobre la eficacia de estos programas en línea antes de que sean utilizados a tal extremo que suplanten las vías regulares de atención de salud.

"Cuando hay preocupación sobre el control del costo, hay que asegurarse de que éste ocurra dentro del contexto de la atención de calidad", subrayó. "Es una gran idea, pero no creo que estemos completamente listos".

Mallin se preocupa de que la gente obtenga información mala de los sitios web.

"La mayor preocupación que todo el mudo tiene sobre la información de salud en la red es su nivel de exactitud", dijo. "Siempre les pido a mis pacientes que consulten conmigo sobre lo que han leído en la Internet o en uno de esos sitios de chat".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre maneras para tener una vida sana.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ