Las drogas para el alcoholismo no tienen efecto en bebedores frecuentes: estudio

Un nuevo estudio establece dudas sobrias ante los reclamos en torno a que una droga para el alcoholismo puede tratar la adicción, reportó HealthDay hoy.

El estudio, que aparece en la edición del 13 de diciembre de la revista especializada "The New England Journal of Medicine", dice que el naltrexone fracasó en prevenir las recaídas de los bebedores y al igual que como se creyó anteriormente, no es mejor que las píldoras de azúcar en mantener a los alcohólicos crónicos fuera de su condición.

El doctor Robert Rosenheck, psiquiatra de Yale University y coautor dijo que él y sus colegas estaban "totalmente asombrados" por sus hallazgos.

"Nuestro estudio tiene que reducir la confianza que uno puede tener al recetar este medicamento", dijo Rosenheck. "Pero aún no tenemos una respuesta definitiva".

El gobierno costea una gran prueba que compara el naltrexone, que también se utiliza para tratar adictos a la heroína, con otra droga para el alcoholismo, acamprosate. Ambos medicamentos actúan en los receptores opioides del cerebro para hacer del beber menos placentero.

Consumer News in Spanish