Miércoles, 17 de julio (HealthDayNews) -- Hablando de estar atrás en el tiempo: los libros de texto utilizados en las escuelas de medicina de los Estados Unidos todavía condonan el beber durante el embarazo, aunque los funcionarios de salud pública han promovido la abstinencia durante dos décadas.

La "American Journal of Preventive Medicine" de este mes contiene un artículo en el cual investigadores de Virginia Commonwealth University revisaron 81 libros de medicina de obstetricia actualmente en uso en las escuelas médicas de la nación y encontraron que sólo 14 tenían recomendaciones consistentes de no beber. Cuando limitaron la revisión a libros de texto publicados desde 1991, sólo 7 de 29, ó 24 por ciento recomendaron cero alcohol durante el embarazo.

"No esperaba que libros de textos tan recientes realmente condonaran la bebida", expresó la doctora Mary Nettleman, profesora de medicina en Virginia Commonwealth University y autora principal del estudio.

Muchos de los libros de texto revisados tenían mensajes mixtos. Más de la mitad de los libros contenían al menos una oración condonando la bebida en mujeres embarazadas. Algunos obviaban el tema por completo.

Ingerir alcohol durante el embarazo puede resultar en defectos congénitos físicos y mentales. Hasta 12,000 bebés nacidos cada año en los Estados Unidos tienen síndrome alcohol fetal, una combinación de defectos físicos y mentales, de acuerdo con el Instituto de Medicina. La mayoría de las madres de dichos bebés son alcohólicas o abusan del alcohol crónicamente.

Muchas mujeres son conscientes de que tomar en exceso durante su embarazo puede ocasionar defectos congénitos, pero algunas no son conscientes de que el consumo leve o moderado también puede perjudicar el feto, de acuerdo con la March of Dimes.

Por otro lado, ¿Siguen los profesores de las escuelas de medicina los textos estrictamente o infiltran sus propios criterios de no alcohol a los estudiantes durante sus conferencias en el salón de clases?

"No puedo asegurarlo", contestó Nettleman, "no estudiamos esto".

Nettleman está desconcertada de por qué los libros de texto no han añadido las revisiones. "Todas las organizaciones principales, tales como el Colegio Americano de Ginecólogos y Obstetras, la Academia Americana de Pediatría, las organizaciones de salud pública, todas abogan por cero alcohol durante el embarazo", indicó.

"No puedo probar que ingerir un trago durante el embarazo sea perjudicial", indicó, ya que nadie puede decir definitivamente que un solo trago puede dañar al feto. Pero debido a que nadie sabe el menor limite de seguridad para el alcohol durante el embarazo, cero alcohol es la única política racional, indicó.

Una geneticista clínica dijo no estar "totalmente sorprendida" por el descubrimiento.

"Creo que hay duda en colocar algo tan fuerte [como prohibir la bebida durante el embarazo] en los libros de texto", sostuvo la doctora Karen Filkins, una profesora asociada de obstetricia y ginecología en la Escuela de Medicina de UCLA quien ha establecido líneas de asistencia para los defectos congénitos y conduce consejería genética.

Las mujeres quienes ingieren una bebida al día y luego descubren que están embarazadas pueden estar muy ansiosas, ha encontrado Filkins durante sus años de consejería y al administrar asistencia telefónica.

"Hemos experimentado [en las líneas de asistencia] numerosas llamadas telefónicas quienes ingirieron un trago a comienzos del embarazo". La mayoría estaban preocupadas y alarmadas, expuso. Y las consuela que la mayor parte del tiempo uno o dos tragos a comienzos el embarazo no vayan a causar efectos adversos, pero que nadie puede garantizar ese resultado en cada caso, porque se desconoce el límite de seguridad.

De manera ideal, ¿cómo deben abordar los libros de texto tomar durante el embarazo?

"Creo que los libros de texto deben discutirlo de la forma que yo lo hago", expresó Filkins. "Para aquellos quienes han tenido exposición inadvertida, no hay razón para atemorizarse. Sin embargo, no existe un nivel conocido más bajo [de seguridad]. La política y la posición debe ser no alcohol durante el embarazo. Pero los libros de texto deben abordar tanto la política de no alcohol como la situación de alcohol inadvertida".

En el caso de la exposición inadvertida, los libros de texto deben recomendar que los doctores aconsejen a las mujeres que llamen a la línea de ayuda para defectos congénitos o consulten con su doctor o un experto en genética de manera que se pueda hacer una evaluación de su riesgo específico, indicó Filkins.

Qué hacer:

Para leer la declaración de política de la Academia Americana de Pediatría sobre el alcohol durante el embarazo, pulsa aquí. Para información sobre los peligros de tomar durante el embarazo, vista March of Dimes.

Para encontrar un servicio de información una línea de ayuda, visita los Servicios de Información de la Organización de Teratología.

Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ