Tomar y 'acelerar' no mezclan

Estimulantes mezclados con depresivos son una receta para el desastre, indican los expertos

Jueves, 29 de noviembre (HealthDayNews) -- La sensación narcotizante legal más reciente en las universidades y en clubes es una mezcla de bebidas energizantes supercargadas y licor fuerte. Aunque la combinación no es ilegal, tiene a los expertos preocupados de que beber grandes tragos de una bebida que sea tanto estimulante como depresiva sea una receta para el desastre.

Mezclar bebidas energéticas como Red Bull y Venom, con licores, como vodka, es lo más popular entre personas menores de 30. Todavía no hay investigación contundente sobre el tema, y hasta ahora, no se han atribuido muertes o emergencias médicas a la nueva mezcla, pero los expertos indicaron que podría ser sólo cuestión de tiempo.

"Esto está sucediendo en fiestas caseras, así como en algunos clubes", informó Jessica Burtt, coordinadora de servicios extendidos que labora con Crossroads, un programa de educación de abuso de sustancias de la Universidad de North Carolina en Wilmington. Bares universitarios en todo el país están anunciando Red Bull Nights (entiéndase: Red Bull y vodka). El pasado año, la Asociación Gubernamental Estudiantil de la Universidad James Madison anunció Red Bull Night como parte de sus festividades de Senior Week; además, recetas para Red Bull Matinis y Red Bull Basters abundan en la Internet.

Las tan llamadas bebidas energéticas (mercadeadas bajo nombres tales como Red Devil, Battery y Erektus, en adición a Red Bull y Venom) ostentan una variedad de estimulantes, incluyendo cafeína, belcho, guaraná y ginseng.

David Pearson, fisiólogo del ejercicio en el Laboratorio de Desempeño Humano de Ball State University, indicó que las bebidas se ajustan a lo que él llama la "generación Mountain Dew", las legiones de adolescentes y adultos jóvenes quienes han sido criados con cafeína, han creado una tolerancia y están buscando un impulsador más fuerte. Mountain Dew, con 37 miligramos de cafeína en una lata de 8 onzas, tiene uno de los mayores contenidos en el mercado, informó la Asociación Nacional de Bebidas Suaves. Coca-Cola Classic, por el contrario tiene 23 miligramos y 8 onzas de café elaborado tiene aproximadamente 85 miligramos.

Los estimulantes por sí sólos podrían causar problemas a algunas personas, pero "los efectos combinados de la cafeína, el belcho, la guaraná y el ginseng presentan la mayor preocupación", indicó Pearson. "Con ese tipo de estimulación, se podría llegar a un ataque cardiaco o tener un derrame. Si un estudiante o cualquiera que tome alguna de estas bebidas tuviera un problema cardiovascular desconocido, esto podría empeorarlo".

Y ese sólo es el lado estimulante de la ecuación. Añadir alcohol, un depresivo, sólo aumenta la preocupación. En particular, los expertos están preocupados de que la estimulación de estas bebidas energéticas pueden prevenir que las personas se den cuenta de cuánto alcohol han consumido o cuán intoxicados están. "Tienes el alcohol, que básicamente se necesita para deprimir el sistema, trabajando contra estimulantes muy poderosos y diciendo al cuerpo 'no, no, no, sigue, sigue sigue' ", explicó Pearson. "Los estimulantes son tan poderosos que permitirían que el individuo promedio esté alerta y potencialmente consuma más alcohol de lo que haría si, por ejemplo, sólo estuviera tomando vodka".

"Las personas creen que estas sustancia están de alguna manera ayudándoles a procesar el alcohol más rápidamente, o está decreciendo la concentración de alcohol en la sangre, pero definitivamente no hace esto", aseveró Cynthia Sass, una dietista certificada que labora con la Universidad de Florida del Sur, en Tampa. "Si piensan que está haciendo esto, puede que actúen de forma diferente tomar más y conducir. Es muy similar a tomar una gran cantidad de café luego de ingerir bebidas alcohólicas. Te vas a sentir un poco más alerta y capaz de manejar las cosas, pero la concentración de alcohol en la sangre no ha cambiado para nada".

Esto puede ser bueno para el negocio de la barras, pero no es bueno para los estudiantes. "Una vez haya pasado el efecto de los estimulantes, entonces se siente esta depresión enorme en el sistema", argumentó. "Puedes tener algo tan simple como que un individuo vomite mientras duerme que no suena muy dañino, pero que ha sido causa de muerte. Podrías tener efectos de depresión respiratorios".

Afortunadamente, las personas se darán cuenta del peligro antes de que alguien muera, indicó Pearson. "Esta es una de esas cosas que serían muy difíciles de estudiar ya que no puedo imaginar que nuestra universidad me permitiera hacer un estudio en el cual se pusiera a propósito la vida de algún sujeto en peligro al darle alcohol y estas bebidas. Es una situación problemática en la cual la circunstancia niega una solución. Tenemos que tratar el problema con sentido común, el sentido común nos dice que no mezclemos estas dos cosas", argumentó.

Qué hacer

No mezcles estimulantes con alcohol.

¿Sientes curiosidad sobre qué estás bebiendo? Echa un vistazo a estas tabla de cuánta cafeína contienen esas bebidas suaves en tu refrigerador.

Y he aquí los ingredientes de Red Bull, Red Devil, Battery, Erektus y Venom.

Para más información en el campo de asuntos que afectan a los adolescentes masculinos, visita la columna de Pearson, Ask Dr. Dave en MH-18 magazine.

Fuentes: entrevistas con David Pearson, Ph.D., fisiólogo del ejercicio, Laboratorio de Desempeño Humano de Ball State University, Muncie, Ind.; Cynthia Sass, dietista certificada, Universidad de Florida del Sur, Tampa, Jessica Burtt, coordinadora de servicios extendidos, Crossroads, Universidad de North Carolina en Wilmington
Consumer News in Spanish