Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Acetaminofén: el analgésico con mayor alcance

Se recomienda la lectura cuidadosa de las etiquetas

Martes, 24 de febrero (HealthDayNews) -- Abre cualquier botiquín y habrá una buena probabilidad de que encuentres al menos un pote que contenga acetaminofén.

Esto es sólo el comienzo.

¿Remedios para resfriados a la vista? A menudo también contienen el medicamento para reducir la fiebre y el dolor. ¿Bebés en casa? Muchas gotas para infantes que hacen la dentición soportable (para toda la familia) basan su fórmula en acetaminofén, el ingrediente activo en la conocida marca Tylenol.

Se estima que cada 24 por ciento de los estadounidenses ingieren alguna forma de acetaminofén para el dolor, la fiebre u otra molestia.

Pero los expertos están preocupados de que el estatus de estos medicamentos que se consiguen sin receta pudieran dar a los consumidores la impresión errónea de que los medicamentos son seguros en cualquier dosis.

Así que, ¿cuán seguro es el acetaminofén?

La Administración Federal de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) informa que 458 personas al año en los Estados Unidos mueren de complicaciones relacionadas con la droga. De esos, aproximadamente 100 de las muertes se piensa que no es intencional, de acuerdo con un informe sobre la toxicidad del acetaminofén.

Además de esto, el envenenamiento por acetaminofén envía más de 56,600 personas a la sala de emergencia cada año y es responsable de 26,000 admisiones al hospital. Los niños representan 22 por ciento de los casos de hospitalización no intencionada, recalcó la FDA.

A pesar de estas estadísticas, el doctor James Fries, de la Escuela de Medicina de Stanford University indicó que los consumidores no deben temer al acetaminofén. La droga es más segura que lo pensado, sostuvo Fries, quien recientemente publicó un artículo en la Journal of Rheumatology que comparó los riesgos del acetaminofén con los de la aspirina y el ibuprofén en pacientes que toman las drogas crónicamente por los síntomas de artritis.

Los índices de sangrado gastrointestinal eran básicamente los mismos para los tres medicamentos. A medida que reduces las dosis de los analgésicos de venta libre ya no puedes determinar la diferencia entre ellos. Todos son bastante seguros., expresó Fries.

Pueden ocurrir problemas con estos tres medicamentos en personas que son propensas a ulceras y otros problemas estomacales, pero estos casos son raros. Y, al menos, en lo concerniente a acetaminofén, el mecanismo [de efecto perjudicial] podría ser un falso sentimiento de seguridad entre personas en riesgo de sangrado [gastrointestinal] de otras causas, sostuvo.

Aunque el acetaminofén podría ser esencialmente benigno en los intestinos, su efecto en el hígado puede ser menos amistoso; por lo menos para algunas personas. Fries indicó que no existe prueba de que rutinarias cantidades de analgésicos, hasta 4 gramos al día, perjudique al órgano. Pero algunas personas quienes combinan altas cantidades de acetaminofén junto con ingerir mucho alcohol pueden tener daños serios e incluso mortales.

Irónicamente, el perfil de seguridad de acetaminofén puede calmar a las personas y llevarlas a pensar que pueden salir bien con sobredosis. Es bastante seguro con respecto al hígado a menos que te tomes el pote completo, afirmó Fries. Pero muchas personas piensan que el [acetaminofén] es tan seguro que pueden tomar la botella completa.

Para más decir, el envenenamiento por acetaminofén puede ser engañoso, añadió Fries. Comienza calladamente pero de pronto detona en una insuficiencia hepática desarrollada, requiriendo un trasplante de emergencia. Si no hay un órgano disponible, el paciente puede morir.

El doctor Anthony Temple es vicepresidente para asuntos médicos en McNeil Consumer & Specialty Pharmaceuticals, fabricante de Tylenol con base en Filadelfia. Afirmó que investigación de la compañía ha demostrado que las personas saludables no sufren de lesión hepática anormal cuando toman tanto como el doble de la dosis diaria recomendada. McNeil también ha conducido pruebas en alcohólicos y no ha encontrado evidencia de daño hepático de la droga en el nivel de 4 gramos al día, expuso Temple.

McNeil, una división de Johnson & Johnson, acordó en el 2002 añadir advertencias a todos los productos que contienen la droga, que advertían acerca del potencial al daño hepático. Paquetes con etiquetas más viejas que no tienen la advertencia todavía podrían estar en los anaqueles de las farmacias.

Un problema con analgésicos de venta libre, según los expertos, es que tantos productos los contienen que sería fácil para los consumidores tomar demasiados si no tienen cuidado. Alguien con un resfriado fuerte, por ejemplo, podría ingerir tabletas de Tylenol para su fiebre y un descongestionante para su nariz tupida, pero no se da cuenta de que los descongestionantes también tienen acetaminofén.

Las etiquetas son pequeñas y realmente uno tiene que examinarlas con cuidado, sostuvo Temple. Tratamos de promover la lectura de las etiquetas y continuar las dosis. No es que no se pueda usar dos productos en el mismo día, pero hay que mantener la dosis total en 4 gramos o menos.

Las personas quienes toman más de 4 gramos de acetaminofén en un periodo de 24 horas deben contactar a su doctor o a un centro de control de envenenamiento, expresó Temple.

Más información

Para más sobre el acetaminofén, visita Drug Digest o la Biblioteca Nacional de Medicina.

Fuentes: Anthony Temple, M.D., vicepresidente, asuntos médicos, McNeil Consumer & Specialty Pharmaceuticals, Filadelfia; James Fries, M.D., profesor, inmunología y reumatología, Escuela de Medicina de Stanford University, Palo Alto, Calif. Copyright 2004 ScoutNews, LLC. All rights reserved.
Consumer News in Spanish