Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Asocian medicamentos gastrointestinales y antipsicóticos con muerte cardiaca

Estudio europeo halla que interfieren con el ritmo cardiaco

MIÉRCOLES 11 de mayo (HealthDay News/HispaniCare) -- Ciertos medicamentos gastrointestinales y antipsicóticos que interfieren con la actividad eléctrica del corazón están asociados con un incremento triple en el riesgo de una muerte cardiaca súbita, reportan los investigadores.

Aunque estos medicamentos, entre los que se incluyen el domeridone, Haldol y Thorazine, podrían aumentar el riesgo de muerte cardiaca súbita, los investigadores advirtieron precaución en respuesta a los hallazgos del estudio.

"Estos medicamentos son tratamientos vitales para dolencias serias en muchos casos, así que es esencial que los pacientes no dejen de tomarlos bajo su propia iniciativa. Si están preocupados al respecto deberían consultar a su médico", dijo en una declaración preparada el autor principal, el Dr. Bruno Stricker, del Centro Médico Erasmus en Rótterdam, Holanda.

El estudio de su equipo aparece en la edición del 11 de mayo del European Heart Journal.

Los investigadores examinaron 775 casos de muerte cardiaca súbita, usando más de 6,000 pacientes más como controles con correspondencia. Concluyeron que los medicamentos gastrointestinales como cisapride (Propulsid) y domeridone y los medicamentos antipsicóticos como la chlorpromazine (Thorazine), haloperidol (Haldol) y pimozide (Orap) eran responsables de casi 320 muertes súbitas cardiacas en Holanda cada año.

Por extrapolación, que significa que los medicamentos podrían ser responsables de casi 15,000 muertes en Europa y los Estados Unidos cada año, de acuerdo con el estudio.

Estos medicamentos prolongan el intervalo QTc en el corazón, que es la duración de la actividad eléctrica que controla la contracción de las células del músculo cardiaco. Los medicamentos que prolongan el intervalo QTc pueden provocar arritmias fatales, declararon los investigadores.

Uno de los medicamentos, cisapride, no ha estado disponible para los consumidores estadounidenses desde agosto de 2002, después de que el fabricante Janssen Pharmaceuticals lo retirara de los estantes de las farmacias tras los reportes que vinculaban su uso a arritmias cardiacas peligrosas, algunas mortales.

El mayor riesgo fue para las personas que usaban dosis de los medicamentos más altas, señalaron los científicos holandeses. El riesgo también tendía a ser más alto en mujeres y personas mayores.

Más información

La Heart Rhythm Society tiene más información sobre la muerte cardiaca súbita.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTE: European Heart Journal, news release, May 10, 2005
Consumer News in Spanish