See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Avances en medicamentos ofrecen esperanza a pacientes de Parkinson

Sin embargo, los investigadores reconocen que los elude una cura

DOMINGO 4 de julio (HealthDayNews) -- Un medicamento aprobado en abril por la U.S. Food and Drug Administration brinda otra fuente de alivio para los que sufren de la debilitante enfermedad conocida como enfermedad de Parkinson.

La FDA dio su aprobación al medicamento Apokyn (apomorfina), fabricado por Bertek Pharmaceuticals, el cual trata los periodos de inmovilidad que afectan a algunas personas con la enfermedad de Parkinson.

Durante estos "periodos apagados", médicamente conocidos como "hipomotilidad", algunos pacientes tratados con los medicamentos estándares contra el Parkinson pierden la capacidad para hablar, levantarse de una silla o caminar. Estos episodios tienden a ocurrir a medida que los medicamentos se van desgastando entre los ciclos de dosis.

Esta debilitante condición afecta a cerca del 10 por ciento de los pacientes que usan terapias estándares para el Parkinson.

Según la FDA,el Apokyn debe ser tomado con otro medicamento para contrarrestar sus molestos efectos secundarios, los cuales incluyen náusea y vómito severos. La etiqueta del medicamento incluye advertencias específicas acerca de baja presión sanguínea, desmayos, alucinaciones y sueño excesivo.

La enfermedad de Parkinson involucra la pérdida constante de células cerebrales que producen dopamina, un mensajero químico que es esencial para una apropiada función motora. A medida que disminuyen los niveles de dopamina, los mensajes químicos entre las células cerebrales se equivocan, provocando síntomas como temblores, pérdida del equilibrio, rigidez y otras anormalidades.

Se estima que entre 1 millón y 1.5 millones de estadounidenses sufren de la enfermedad de Parkinson, un trastorno cerebral que causa temblores, dificultades para caminar y rigidez muscular. En los casos graves, los pacientes pueden desarrollar demencia y morir por causa de la enfermedad. El Parkinson es principalmente una enfermedad que afecta a las personas mayores. Se estima que afecta a uno de cada 100 estadounidenses mayores de 60 años.

Durante el último año, el gobierno estadounidense ha aprobado otros medicamentos para el tratamiento del Parkinson, entre ellos el Stalevo, el cual ayuda a mantener "el poder de permanencia de otros medicamentos como la levodopa, evitando que se "gasten" con el tiempo. La levodopa es el medicamento más usado para tratar el Parkinson, pero sus efectos duran por periodos cada vez más cortos durante un uso prolongado. Si bien la levodopa puede ayudar a prevenir los temblores y otros síntomas del Parkinson por hasta ocho horas inicialmente, una dosis puede eventualmente durar sólo de una a dos horas, según el fabricante de Stalevo, Novartis Pharmaceutical Corp.

Un segundo ingrediente del Stalevo, la entacapona, bloquea la descomposición enzimática de la levodopa, lo que permite que el medicamento controle los síntomas del Parkinson durante más tiempo.

Mientras tanto, un medicamento que podría recibir la aprobación del gobierno de los EE.UU. más adelante en este año mejora los síntomas de la enfermedad de Parkinson y podría incluso ralentizar la progresión de la condición degenerativa, según hallazgos de los investigadores.

Actualmente, no existe ningún medicamento clínicamente comprobado para detener la destrucción constante de las neuronas de los pacientes de Parkinson. El nuevo medicamento, rasagilina, es el primero en ser probado bajo un nuevo protocolo de estudio que determina si un medicamento puede hacer más que sólo enmascarar los síntomas, dijeron los investigadores.

"La rasagilina funciona con las señales de ayuda y los síntomas del Parkinson, y este estudio nos da esperanza de que hace algo más", afirmó el coautor del estudio, el Dr. Karl Kieburtz, profesor de neurología en el Centro Médico de la Universidad de Rochester.

El estudio apareció en la edición del 19 de abril de Archives of Neurology.

Nuevas investigaciones sobre los factores comunes en las personas que sufren de la enfermedad de Parkinson apuntan hacia encontrar una manera de curarla. Una de éstas es encontrar la relación entre el Parkinson y la cantidad de hierro y manganeso que una persona tiene en su cuerpo.

Los investigadores sospechan que los minerales están conectados de alguna manera con el desarrollo de la enfermedad de Parkinson, pero todavía no está claro si el hierro y el manganeso que se encuentra en una variedad de alimentos saludables enferman a las personas.

"Todavía no sabemos sobre la causa y el efecto", dijo la autora del estudio Karen Powers, científica investigadora de la Universidad de Washington. "No estamos afirmando saber qué causa el Parkinson y todavía es demasiado pronto para realizar recomendaciones sobre la dieta".

Los investigadores han sospechado de un vínculo entre el hierro y la enfermedad de Parkinson, pero el nuevo estudio es el primero en indagar sobre el efecto combinado tanto del hierro como del manganeso, aclaró Powers.

Powers y sus colegas vieron a dos grupos de personas: 250 que se acababan de ser diagnosticados con la enfermedad de Parkinson y 388 personas saludables. Los investigadores entrevistaron a los miembros de cada grupo sobre sus dietas.

Los hallazgos se publicaron en la edición del 10 de junio de Neurology.

Finalmente, el uso del transplante de células fetales (que se esperaba durante mucho tiempo que proveyera alivio) probó ser justo lo contrario, por lo menos en ensayos iniciales.

Más Información

Puede obtener más información acerca del mal de Parkinson del National Institute for Neurological Disorders and Stroke.

Traducido por HispaniCare

FUENTES: U.S. Food and Drug Administration, Talk Paper, approval of Apokyn, April 22, 2004; Karl Kieburtz, M.D., professor, neurology, University of Rochester Medical Center, Rochester, N.Y.; Karen Powers, Ph.D., research scientist, University of Washington, Seattle; C. Warren Olanow, M.D., professor and chairman, neurology, Mount Sinai School of Medicine, New York City
Consumer News in Spanish