See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

El uso continuado de estatinas mejora los resultados después de un accidente cerebrovascular

Estudio halla que interrumpir el uso de los medicamentos incluso algunos días puede afectar negativamente la recuperación

LUNES 27 de agosto (HealthDay News/Dr. Tango) -- Investigadores informan que los pacientes de accidente cerebrovascular hospitalizados que dejan de tomar medicamentos para reducir el colesterol llamados estatinas, incluso por corto tiempo, podrían aumentar su riesgo de muerte y discapacidad a largo plazo.

El estudio español halló que eliminar las estatinas, entre las que se encuentran medicamentos como Crestor, Pravachol y Zocor durante los primeros tres días después de un accidente cerebrovascular aumentó el riesgo del paciente de morir o de resultar dependiente físicamente tres meses después en casi cinco veces, en comparación con los pacientes que continuaron con el régimen de estatinas.

"Este estudio es de suma importancia porque, por primera vez, se ha demostrado en un ensayo clínico que los pacientes que dejan de tomar estos medicamentos al llegar al hospital tienen peores resultados", aseguró el Dr. Matthew Fink, jefe de la división de accidente cerebrovascular y neurología de atención clínica del Colegio médico Weill Cornell de la ciudad de Nueva York.

Fink anotó que las investigaciones anteriores ya habían resaltado el efecto protector de las estatinas y que ahora es común que los médicos le formulen estatinas a los pacientes de accidente cerebrovascular o que mantengan el uso habitual en caso de un ataque. Sin embargo, la U.S. Food and Drug Administration aún no ha aprobado los medicamentos específicamente para los accidentes cerebrovasculares.

Fink recalcó que los médicos no consideran que este uso de las estatinas no especificado en la etiqueta sea arriesgado o peligroso.

El estudio, publicado en la edición del 28 de agosto de Neurology, fue dirigido por el Dr. José Castillo de la Universidad de Santiago de Compostela.

Según la National Stroke Association (NSA), el 80 por ciento de los accidentes cerebrovasculares se pueden prevenir, pero estos ataques siguen siendo la tercera causa principal de muerte en los EE.UU. También son la causa principal del país de discapacidad en los adultos.

Según la NSA, un accidente cerebrovascular es causado por flujo de sangre al cerebro luego de que un coágulo obstruye una vena o una arteria. Pueden sobrevenir varios grados de daño cerebral y los efectos van desde debilidad temporal en un brazo o una pierna hasta parálisis total y pérdida de la capacidad para hablar.

Las estatinas son medicamentos para reducir el colesterol que se recetan principalmente como terapia crónica para los pacientes que están en riesgo de enfermedad cardiovascular. El medicamento actúa reduciendo la cantidad del colesterol llamado "malo", el de lipoproteína de baja densidad (LDL) en el torrente sanguíneo.

Las investigaciones recientes han indicado que las estatinas en realidad pueden ayudar a evitar un accidente cerebrovascular. Igualmente, los autores del estudio aseguraron que cada vez hay más evidencia de que los medicamentos ayudan a controlar la inflamación. También podrían tener propiedades antioxidantes. Algunos estudios han señalado que las estatinas mejoran el sistema inmunitario, a la vez que previenen la acumulación de plaquetas, lo que evita la formación de coágulos.

Para explorar la función de la terapia con estatinas en el mejoramiento de la recuperación después de un accidente cerebrovascular, Castillo y sus colegas le dieron seguimiento a la experiencia de 89 pacientes españoles que recibían tratamiento en una unidad hospitalaria para el accidente cerebrovascular agudo.

A todos les habían recetado estatinas antes del accidente y ninguno tuvo una expectativa de vida inferior a seis meses después del accidente cerebrovascular.

Entre 2003 y 2005, los investigadores dividieron aleatoriamente a los pacientes de accidente cerebrovascular en dos grupos iguales. Un grupo continuó recibiendo 20 mg de estatinas a diario (independientemente de la dosis anterior) durante los tres primeros días después del accidente, bien fuera por vía oral o por un tubo de nutrición enteral. El otro grupo dejó de recibir estatinas durante el mismo periodo de tres días después del ataque.

Al cuarto día, el grupo al que le habían suspendido las estatinas volvió a tomarlas. Todos los pacientes continuaron tomando el medicamento al menos durante tres meses más.

Los pacientes fueron monitorizados por medio de evaluaciones clínicas y radiológicas (entre ellas IRM) una vez al día durante la hospitalización y luego tres meses después del alta.

Al final, el equipo de Castillo halló que a los pacientes que recibieron estatinas durante los tres días siguientes al accidente les fue mucho mejor que a los otros.—

Aunque el 60 por ciento de los miembros del grupo de no estatinas murió o se convirtió en un discapacitado físico dependiente para los tres meses, apenas el 39 por ciento de los pacientes del grupo que tomó estatinas murió o experimentó un nivel similar de deterioro físico.

El equipo informó que el riesgo de muerte y dependencia en el grupo de no estatinas fue aún mayor luego de ajustar otros factores como la edad del paciente y la gravedad del accidente.

Los investigadores especulan que suspender las estatinas parece menoscabar o eliminar buena parte de la protección al cerebro otorgada por el uso anterior del medicamento. Según los autores, esto también podría impedir la función vascular y aumentar la inflamación.

A partir de sus hallazgos, el equipo de Castillo no recomienda a los médicos suspender las estatinas en los pacientes que han estado tomando el medicamento antes del ataque. También piden más investigaciones para establecer si administrar estatinas a los pacientes que han tenido accidentes cerebrovasculares que no las han tomado antes podría mejor los resultados a largo plazo.

Fink aseguró que el estudio recalca la noción de que la función aprobada de las estatinas debería expandirse para incluir el tratamiento después del accidente cerebrovascular.

"Sospecho que en algún momento, se enviará una solicitud a la FDA para agregar esto a la lista de indicaciones [de las estatinas] porque la evidencia continúa acumulándose de que esto es muy beneficioso", dijo.

Aún así, el Dr. Eric Smith, director asociado de servicios de accidente cerebrovascular agudo del Hospital General de Massachusetts y profesor asistente de neurología de la Facultad de medicina de la Harvard en Boston, aseguró que aún podría hacer falta más investigación. Dijo que aunque el hallazgo es interesante, sólo con más investigación se podrá aclarar si son las estatinas las que ofrecen beneficios después del accidente cerebrovascular o si hay factores secundarios involucrados.

"Podría ser buena idea continuar con estatinas luego de un accidente cerebrovascular en un paciente cuyo médico espera que sobreviva al ataque porque podría ayudar a prevenir el daño", opinó. "Ya se han hecho estudios con animales y a los que recibieron estatinas les fue mejor que a los que no". Aún así, me parece que necesitamos otro ensayo con seres humanos que examine específicamente si las estatinas pueden mejorar los resultados después de un accidente cerebrovascular, incluso entre pacientes que no tomaban estatinas anteriormente".

En un estudio relacionado publicado también en Neurology esta semana, un equipo dirigido por el Dr. Gail Li, de la Facultad de medicina de la Universidad de Washington en Seattle, también halló que el uso de estatinas podría mantener a raya los cambios en el cerebro relacionados con el Alzheimer.

El estudio, financiado por el U.S. National Institute on Aging, se enfocó en los hallazgos de las autopsias de cerebros de 110 personas mayores de 65 que habían donado sus cerebros para investigación. Los fallecidos eran pacientes del Group Health Cooperative Center for Health Studies de Seattle.

El equipo de Li halló que los que habían tomado estatinas tenían menos "ovillos" proteínicos en sus cerebros, un marcador contundente del Alzheimer, que quienes no habían tomado los medicamentos.

Más información

Para mayor información sobre la recuperación y el tratamiento posteriores al accidente cerebrovascular, visite la National Stroke Association.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Eric Smith, M.D., M.P.H., associate director, acute stroke services, Massachusetts General Hospital, and assistant professor of neurology, Harvard Medical School, Boston; Matthew Fink, M.D., chief, division of stroke and critical care neurology, Weill Cornell Medical College, New York City; Aug. 27, 2007, statement, Group Health Cooperative Center for Health Studies; Aug. 28, 2007, Neurology
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.