See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

La Corte Suprema rechaza límites para las demandas sobre lesiones causadas por medicamentos

En el caso, una música de Vermont perdió un brazo por un medicamento contra las náuseas

MIÉRCOLES, 4 de marzo (HealthDay News/Dr. Tango) -- La Corte Suprema de los EE. UU. decretó el miércoles que los pacientes que resulten lesionados por un medicamento pueden demandar al fabricante por daños, aún si no ha sido aprobado por la FDA. Esta decisión había sido esperada por largo tiempo.

La decisión, de la demanda de Wyeth contra Levine, le otorgó $6.7 millones en daños a la música de Vermont Diana Levine, a quien tuvo que amputársele el brazo cuando Phenergan de Wyeth, un medicamento contra las náuseas, le afectó una arteria y causó gangrena.

La complicación es poco común, pero se reconoce en la etiqueta del medicamento. Wyeth había argumentado que la advertencia de la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos que llevaba el medicamento era suficiente.

En una conferencia de prensa luego del anuncio de la decisión, Levine, que resultó lesionada en abril de 2000, dijo lo siguiente: "Estoy de buen ánimo, estoy muy satisfecha al respecto. Me encanta esta decisión tan buena. A parte de que me devolvieran la mano, es lo mejor que podían hacer, es lo menos que podían hacer. Estoy casi conmocionada y tengo una alegría casi descontrolada".

La decisión judicial fue celebrada como un triunfo por Public Citizen, un grupo de defensa del consumidor.

"La decisión es fantástica porque tiene en cuenta tanto la importancia de la compensación para las personas afectadas por medicamentos defectuosos o mal etiquetas, como el hecho de que el sistema de agravios complementa el sistema de regulación federal y no es un obstáculo para este último", señaló Brian Wolfman, director del grupo de litigación de Public Citizen en Washington, D.C.

Wolfman fue uno de los abogados de Levine.

Bert Rein, abogado de Wyeth, aseguró que su empresa "cumplió a cabalidad con las leyes federales" en su etiqueta y que la FDA "es quien está en la mejor posición para sopesar los riesgos y los beneficios de un medicamento", según informó The New York Times.

Sin embargo, la Pharmaceutical Research and Manufacturers of America (PhRMA), señaló que esta agremiación "continúa revisando las diversas opiniones del caso de Wyeth contra Levine. Seguimos creyendo que los científicos expertos y los profesionales de la medicina de la Administración de Drogas y Alimentos están en la mejor posición para evaluar la enorme cantidad de información sobre los beneficios y riesgos de un medicamento y para determinar qué información de seguridad se debe incluir en la etiqueta del mismo".

La decisión de la corte probablemente desencadene una avalancha de demandas similares por todo el país.

"La opinión de la corte no sólo implica que los laboratorios farmacéuticos no pueden tener este tipo de inmunidad. De hecho, de alguna manera hizo lo contrario", opinó Benjamin C. Zipursky, profesor de leyes de la facultad de leyes de la Fordham de la ciudad de Nueva York y profesor invitado de la facultad de derecho de la Harvard en Boston.

"Algunos abogados de juzgado que se han mostrado reacios a llevar demandas contra los laboratorios ahora van a estar más que dispuestos a hacerlo", anotó Zipursky. "Varios casos que estaban suspendidos en juzgados estatales y federales a la espera de esta decisión avanzarán y lo harán con una posición más orientada al demandante. Esto va a cambiar el equilibrio de incentivos para los abogados que están pensando en demandar a los laboratorios farmacéuticos y hará que estén más dispuestos a hacerlo. Además, los jueces y los tribunales de apelaciones estarán menos dispuestos a eliminar los casos débiles".

Wolfman agregó: "En general, esto va a significar que estas demandas no están invalidadas y que mucha gente que tiene demandas por medicamentos y lesiones podrá llegar con sus demandas por daños ante un jurado y, si este está de acuerdo, recibir compensación".

La decisión de 6 a 3 de la corte puso esencialmente patas arriba las medidas de la administración Bush para proteger a los fabricantes de medicamentos de las demandas siempre y cuando el producto estuviera aprobado por la FDA.

Muchos observadores habían pronosticado que la corte decidiría lo contrario, aseguró Zipursky.

“Fue una sorpresa doble”, afirmó. La gente creía "que lo que sea que hiciera la corte, la decisión sería bastante limitada cuando, en realidad, fue muy amplia".

Más información

Para más información sobre el caso, visite la Corte Suprema de los EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Brian Wolfman, director, litigation group, Public Citizen, Washington, D.C.; Benjamin C. Zipursky, J.D., Ph.D., professor of law, Fordham Law School, New York City, and visiting professor, Harvard Law School, Boston; March 4, 2009, prepared statement, PhRMA; March 4, 2009, press conference, Diana Levine, Vermont
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined