See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

La obesidad y la inactividad mantienen las estadísticas de la salud del corazón bajas

Los tratamientos han mejorado, pero los estadounidenses reprueban en materia de prevención, informan los expertos

JUEVES, 17 de diciembre (HealthDay News/DrTango) -- Aunque los médicos y los cirujanos están mejorando en cuanto al tratamiento de los ataques cardiacos y de otros problemas cardiovasculares, un número demasiado elevado de estadounidenses ignora las normas básicas de cómo prevenirlos, de acuerdo con las nuevas estadísticas de la American Heart Association.

Encabezan la lista: muy poco ejercicio y el exceso de peso

De hecho, el 59 por ciento de los adultos encuestados el año pasado informó que no había hecho ninguna actividad vigorosa que los llevara a sudar y a un aumento significativo de la respiración o la frecuencia cardiaca, de acuerdo con las nuevas cifras. Los hallazgos aparecen en la edición en línea del 17 de diciembre de la revista Circulation.

"Las cosas en que la gente necesita centrarse son el peso y la circunferencia de la cintura", dijo el Dr. Donald M. Lloyd-Jones, director del comité de estadísticas de la asociación del corazón. "Éstos fomentan otros factores de riesgo como colesterol y diabetes".

Abordar la inactividad y el sobrepeso será clave para mejorar las estadísticas de salud cardiaca, aseguró Lloyd-Jones, que también es director del departamento de medicina preventiva y del equipo de cardiólogos de la Facultad de medicina Feinberg de la Universidad de Northwestern.

La dieta estadounidense también amerita más atención, apuntó. "Tiene demasiados alimentos densos en calorías", destacó. "Y no estamos haciendo nada para deshacernos del peso de más".

Los datos de 2003-2006 muestran que el 11.3 por ciento de los niños y adolescentes estaban en o por encima del 97 percentil en el índice de masa corporal para su edad. Esto es inquietante porque los adolescentes obesos tienen una probabilidad de 70 por ciento de convertirse en adultos con sobrepeso, señala el informe.

Las medidas preventivas se deben centrar en la población joven, apuntó Lloyd-Jones. "Necesitamos considerar este problema para toda la vida, y no sólo después de los 50", dijo.

Muchos de los que más podrían beneficiarse ignoran el control del colesterol, de acuerdo con la actualización de Estadísticas de enfermedad cardiaca y accidente cerebrovascular 2010. Menos de la mitad de los estadounidenses que tienen enfermedad cardiaca sintomática reciben tratamiento para reducir su nivel de grasa en la sangre, y apenas un tercio de las personas que lo reciben alcanza los niveles objetivos de colesterol LDL, el "tipo malo" que obstruye las arterias.

"Todo llega junto en la peor manera posible, obesidad, inactividad, tabaquismo", dijo el Dr. Clyde W. Yancy, presidente de la asociación del corazón y director médico del Instituto Cardiovascular Baylor en Dallas. "En nuestro grupo más joven en lugar de observar mejoras, vimos que la situación empeoraba".

Un punto relativamente claro es mejorar el control de la presión arterial alta, un factor de riesgo cardiovascular importante, explicó Lloyd-Jones. "En los últimos años hemos experimentado un aumento, lo que nos da esperanzas, sobre todo en la prevención de la enfermedad cardiaca", apuntó.

Otros hallazgos:

  • Las tasas de mortalidad de la enfermedad cardiovascular se redujeron en 30 por ciento entre 1996 y 2006, con las mejoras del tratamiento.
  • En 2006, se llevaron a cabo 7.2 millones de procedimientos cardiovasculares en el hospital, un incremento de 33 por ciento con respecto al nivel de 1996.
  • Se calcula que para 2010 el costo de tratar la enfermedad cardiovascular aumentará un 5.8 por ciento, es decir a $503.2 mil millones, una cifra que demuestra la urgencia real de esfuerzos preventivos, destacó Lloyd-Jones.

"Así que estamos gastando medio billón de dólares en la enfermedad cardiovascular", dijo Yancy. "Por lo que reconocemos que dado que en la población más joven la incidencia del estilo de vida sedentario, la obesidad y el tabaquismo está aumentando, el gasto seguirá creciendo".

Para 2020, la asociación espera una mejora de 20 por ciento en la salud cardiovascular de todos los estadounidenses y una reducción de 20 por ciento en las muertes por enfermedades cardiovasculares y accidente cerebrovascular.

Más información

La American Heart Association le ofrece una lista con los factores de riesgo cardiovasculares.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango
FUENTES: Donald M. Lloyd-Jones, M.D., chairman, department of preventive medicine, staff cardiologist, Northwestern University Feinberg School of Medicine, Chicago; Clyde W. Yancy, M.D., president, American Heart Association, medical director, Baylor Heart and Vascular Institute, Dallas; Dec. 17, 2009, online Circulation
Consumer News in Spanish