Las células humanas producen morfina

Que el cuerpo pueda utilizarla contra el dolor sigue siendo algo desconocido, según los investigadores

MARTES 21 de septiembre (HealthDayNews/HispaniCare) -- La morfina, un potente analgésico derivado de la amapola del opio, parece ser producida por el cuerpo humano también.

Anteriormente, ya se habían hallado pequeñas cantidades de morfina en tejido de animales, pero los investigadores habían supuesto que estos rastros provenían de una contaminación ambiental, como la dieta. Un reciente estudio alemán sostiene que las células humanas producen la sustancia "sin lugar a dudas".

"La morfina es un alcaloide que se conoce hace 200 años y hasta ahora se pensaba que sólo estaba presente en las plantas", afirmó Meinhart H. Zenk, profesor de biología vegetal de la Universidad de Halle.

En sus experimentos, el equipo de Zenk comprobó que la morfina se produce naturalmente en las células humanas, según el informe que aparece en la edición en línea de esta semana de Proceedings of the National Academy of Sciences.

"Logramos con toda y absoluta seguridad establecer que esa pequeña cantidad de morfina en las células de los animales en realidad es de origen biosintético", declaró Zenk. "Las células humanas pueden sintetizar esa molécula altamente activa".

Al establecer que la morfina ocurre naturalmente en las células humanas, el siguiente paso es determinar si interactuará con los receptores de morfina humanos, aseguró Zenk. "Este receptor está presente en todas las células. Pero hay que ver si esta morfina producida en humanos tiene acceso a estos receptores", dijo. "Si podemos probar esto, entonces habrá un cambio en lo que sabemos acerca del dolor en los seres humanos". Probar esto podría ayudar a entender las reacciones al dolor y las respuestas inmunológicas, agregó.

Hasta ahora, se había supuesto que la morfina era un compuesto foráneo, pero ahora la gente puede desarrollar una nueva percepción de la morfina como un compuesto que ocurre naturalmente. Además, puede ser posible mejorar sus efectos para que pueda ser utilizada directamente en el cuerpo para tratar el dolor, aseguró Zenk.

Lo que no está claro todavía es por qué ni cómo produce morfina el cuerpo, aclaró Zenk. Si estos receptores tienen acceso a ella, entonces el cuerpo puede usarla", agregó.

Hace falta mucho más trabajo con este descubrimiento, según Carl Y. Saab, becario de postdoctorado del Centro para la Investigación en Neurociencia y la Regeneración de la Escuela de Medicina de la Universidad de Yale.

"Los autores afirman que la morfina ha sido detectada en células fuera del cuerpo", anotó. Aún si las células del cuerpo fueran a sintetizar y a segregar morfina de manera similar, todavía hace falta mostrar si estas pocas moléculas de morfina soportaran la degradación metabólica y llegarán a afectar eficazmente las neuronas, añadió.

"Que la morfina pueda afectar las células del sistema inmunológico en el sistema nervioso central para reducir el dolor de manera indirecta es algo que no se conoce aún", afirmó Saab. "Aún así, este estudio da un paso significativo hacia la comprensión de la bioquímica de la síntesis de morfina, que podría ofrecer alternativas potenciales a la intervención clínica para aumentar su producción 'interna' y, quizá, prevenir la tolerancia asociada con la administración 'externa' de morfina a largo plazo".

Más Información

El National Institute of Neurological Disorders and Stroke tiene una página sobre cómo sobrellevar el dolor crónico.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ