See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Las confusiones con los medicamentos perjudican a los niños hospitalizados

Estudio señala que las cifras son mayores que los cálculos anteriores

LUNES 7 de abril (HealthDay News/Dr. Tango) -- Un estudio reciente asegura que los "eventos farmacológicos" adversos, como recibir un medicamento equivocado, una sobredosis accidental o reacciones desfavorables, afectan a cerca del 7 por ciento de los niños en los hospitales estadounidenses.

La cifra es mucho mayor que la de cálculos anteriores. Además, subraya preocupaciones crecientes sobre errores médicos con niños hospitalizados, un problema que mereció titulares de prensa en noviembre, cuando los gemelos recién nacidos del actor Dennis Quaid recibieron accidentalmente sobredosis mortales de un anticoagulante.

"Esto nos da una idea muy buena de la frecuencia del daño relacionado con los medicamentos", señaló el Dr. Paul Sharek, autor líder del estudio y director médico de gestión de calidad del Hospital infantil Lucile Packard de la Universidad de Stanford.

"La cifra se debe en gran parte a la manera como recogíamos la información anteriormente. Sin embargo, la mayoría de los que trabajan en hospitales infantiles saben que el daño ocurre debido a la complejidad de la atención de la salud en los EE.UU", aseguró Sharek.

Los hallazgos aparecen publicados en la edición de abril de Pediatrics.

Para el estudio, los investigadores revisaron las historias de 960 niños elegidos aleatoriamente de entre 12 hospitales infantiles de los EE.UU. El nuevo método para detectar errores médicos fue una lista de 15 "desencadenantes" que podrían indicarse en la historia del paciente como problemas posiblemente relacionados con los medicamentos. Entre los desencadenantes se encuentran el uso de antídotos para las sobredosis, efectos secundarios sospechosos y pruebas de laboratorio.

Los investigadores hallaron eventos farmacológicos adversos en 11.1 de cada 100 niños hospitalizados. Los cálculos anteriores, que usaron medidas estándares, habían indicado que los eventos adversos tenían lugar en el 2 por ciento de los pacientes. El estudio halló que de estas reacciones adversas a los medicamentos, el 22 por ciento era prevenible, el 17.8 por ciento se podría haber identificado antes y el 16.8 por ciento se podría haber manejado de manera más efectiva.

Afortunadamente, la mayoría de los eventos farmacológicos adversos, el 97 por ciento, sólo causo daño menor y temporal. Sin embargo, únicamente el 3.7 por ciento de estos eventos se halló en informes hospitalarios tradicionales, según el nuevo estudio.

La mayoría de los eventos adversos eran sarpullido y náusea. Los medicamentos que se utilizaron incorrectamente con mayor frecuencia fueron los analgésicos y los antibióticos. Entre los errores más comunes se encontraron no monitorizar a los pacientes, recetar el medicamento incorrecto o administrar la dosis incorrecta, aseguraron los investigadores.

La cantidad de eventos farmacológicos adversos con niños es casi igual a la de los adultos, aseguró Sharek.

Sharek aseguró que se están tomando medidas para reducir la cantidad de errores con los medicamentos en los que hay niños involucrados. Entre estos se encuentran el uso de registros médicos electrónicos y códigos de barras, dijo.

Uno de los 15 desencadenantes es el uso de la vitamina K, que es un antídoto para el anticoagulante Coumadin. Los gemelos de Quaid recibieron una sobredosis accidental de heparina en un hospital de Los Ángeles poco después de su nacimiento.

Los gemelos se recuperaron y Quaid y su esposa Kimberly han formado una fundación para ayudar a prevenir los errores médicos. Quaid declaró a la Associated Press que los gemelos "parecen chicos normales, muy felices y saludables".

Quaid le dio crédito al nuevo estudio por aumentar la concienciación sobre el problema de los errores médicos pediátricos. Aseguró que, hasta la muerte cercana de sus gemelos, nunca había pensado en convertirse en defensor de la salud pública. Consideró que esta experiencia fue "el momento más aterrador" de su vida, según la AP.

¿Cuál es su consejo para los padres? "Cada vez que entre un cuidador a la habitación hay que preguntarle qué le está dando al niño y por qué", declaró Quaid a la AP.

Más información

Para más información sobre las reacciones a los medicamentos, visite la U.S. Food and Drug Administration.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango
FUENTES: Paul Sharek, M.D., medical director, quality management, Stanford University Lucile Packard Children's Hospital, Stanford, Calif.; April 7, 2008, Associated Press, April 2008, Pediatrics
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined