Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Las mujeres usan más medicamentos

Muchas no informan a sus doctores sobre las hierbas y drogas de su botiquín

Martes, 24 de febrero (HealthDayNews) -- Las mujeres toman más medicamentos y suplementos herbarios que lo que piensan los expertos, encontró reciente investigación, y no es probable que digan a sus doctores acerca de lo que está en el botiquín.

Tales omisiones podrían poner en peligro su salud y aumentar la probabilidad de interacciones adversas de medicamentos o ineficacia de las drogas, sostuvo el autor del estudio Timothy Tracy, profesor de farmacología clínica y experimental en el Colegio de Farmacia de la Universidad de Minnesota. Su reporte aparece en la edición del 24 de febrero de la American Journal of Obstetrics and Gynecology.

En una muestra de 567 mujeres de cinco clínicas rurales quienes fueron a ver a su ginecólogo, 92 por ciento tomó medicamentos recetados y 96.5 por ciento usó medicinas de venta libre. Además, 59.1 por ciento usó suplementos herbarios.

Entre las drogas recetadas más comunes tomadas por las mujeres estaban antibióticos, píldoras de control de natalidad, antidepresivos y medicina para la presión sanguínea.

Entre las hierbas tomadas más comúnmente citadas se encuentran la hierbabuena, el arándano, té herbario, ginseng, equináce y la hierba de San Juan.

No obstante, las mujeres no llevaron a cabo la tarea de informar a los doctores su régimen completo de medicamentos.

"Una de las cosas que nos sorprendió más fue la cantidad de medicamentos que no informaron a su ginecólogo", expresó Tracy. "Solían hablar acerca de medicamentos recetados por un doctor o para enfermedades tratadas por ese doctor".

Por ejemplo, podrían no decir a su ginecólogo acerca de medicamentos para la presión sanguínea, que fueron recetados por su internista, pero mencionarían las píldoras de control de natalidad.

Aunque la muestra de la encuesta incluyó sólo mujeres rurales, Tracy indicó que la investigación previa ha encontrado que los patrones de uso son bastante similares en mujeres urbanas.

La falta de comunicación sorprendió a Tracy. "Uno pensaría que cuando llegan a un proveedor de salud y éste pregunta qué medicamentos están tomando, ellas van a mencionar todos los medicamentos".

También le sorprendió el número total de medicamentos recetados utilizados por las pacientes. En el grupo más joven, las mujeres menores de 38 años, 26 por ciento tomaba cuatro o más medicamentos recetados en el pasado año. En el grupo de los 38-55, 45 por ciento tomó cuatro o más, y en el grupo de 56 años o más, 57 por ciento tomaba cuatro o más drogas recetadas.

Los resultados del estudio no sorprenden a Michael Cohen, presidente del Instituto para Prácticas de Medicación Segura. "Lo que muestra este estudio es que los pacientes por lo general no entienden lo que dice el médico", argumentó Cohen. "Cuando pregunta si está tomando algún medicamento, las pacientes piensan medicamento obstétrico [si quien pregunta es un ginecólogo]".

Las mujeres, añadió, "necesitan entender que existen interacciones adversas de medicamentos recetados por sus médicos". Es crucial que cada doctor sepa acerca de todas las medicinas, tanto recetadas como no recetadas, así como remedios herbarios, que un paciente está tomando.

Tracy aseveró que los doctores podrían tener que interrogar más a las pacientes para obtener las respuestas que necesitan. De manera ideal, manifestó, deben preguntar específicamente acerca de medicinas recetadas, medicamentos de venta libre y suplementos herbarios, en lugar de simplemente preguntar a la paciente qué medicinas están tomando.

Más información

Para información acerca de cómo tomar medicamentos con seguridad, visita el Instituto de Prácticas de Medicación Segura, que también tiene una página sobre preguntas más frecuentes acerca de los peligros de medicamentos.

Fuentes: Michael Cohen, R.Ph., Sc.D., presidente, Instituto para Prácticas de Medicación Segura, Huntingdon Valley, Pa.; Timothy Tracy, Ph.D., profesor, farmacología clínica y experimental, Colegio de Farmacia de la Universidad de Minnesota y Centro de Excelencia en Salud de la Mujer de la Universidad de Minnesota; 24 de febrero de 2004, American Journal of Obstetrics and Gynecology.
Consumer News in Spanish