See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Las terapias farmacológicas combaten la osteoporosis avanzada

Pero los médicos recalcan la necesidad de tomar medidas preventivas para evitar que la enfermedad empeore

MIÉRCOLES 10 de agosto (HealthDay News/HispaniCare) -- Una reciente investigación intenta hallar las combinaciones más eficaces de medicamentos para las personas que tienen osteoporosis avanzada.

Un estudio halló que suministrar una hormona paratiroidea en ciclos de tres meses podría ser una manera más eficaz de fortalecer la calidad de los huesos.

Otro estudio halló que los aumentos en la densidad ósea logrados luego de tomar una hormona paratiroidea se pierden si el régimen no es seguido por alendronato, o Fosamax, un bisfosfonato.

Ambos estudios examinaron personas con casos graves de la enfermedad y fueron publicados en la edición del 11 de agosto del New England Journal of Medicine.

"Esta combinación de dos medicamentos muy costosos intenta ajustar la mejor terapia para quienes ya tienen osteoporosis grave y están al final del camino", aseguró el Dr. Steven R. Goldstein, profesor de ginecología y obstetricia de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York en esa ciudad. "Para mí y para la mayoría de los médicos, el aspecto más importante de la salud de los huesos es evitar que nuestros pacientes lleguen al punto en que sean candidatos para este tipo de terapia".

Según un editorial acompañante en la publicación, se han aprobado cinco medicamentos para el tratamiento o la prevención de la osteoporosis en los EE.UU. en la última década. Los medicamentos son de dos categorías, los que reducen la remodelación ósea (como el alendronato) y los que estimulan la formación o sea (como la hormona paratiroidea).

Aunque cada clase ha demostrado que reduce el riesgo de fracturas, no está claro cómo funcionan en conjunto.

Los autores del primer estudio intentaron dilucidar si la hormona paratiroidea funcionaría igual de bien en aquellas mujeres que han estado sometidas a otras terapias y si la terapia cíclica (en lugar de la diaria) resulta más eficaz para la formación de los huesos.

Se asignó aleatoriamente a 126 mujeres que tenían osteoporosis grave y que habían estado tomando alendronato durante un promedio de tres o más años para que continuaran tomando solo alendronato, para tomarlo con la hormona paratiroidea a diario, o para tomarlo en combinación en ciclos de tres meses.

"Observamos un mejor mantenimiento del efecto de formación ósea con los ciclos repetidos", aseguró la Dra. Felicia Cosman, autora líder del estudio y especialista en osteoporosis y directora del centro de investigación clínica del Hospital Helen Hayes de West Haverstraw en Nueva York.

"Sí parece que la terapia cíclica es un enfoque racional, pero necesitamos más pruebas en este momento. Si las pruebas subsiguientes confirman estos hallazgos, esto significa que con menor esfuerzo de las pacientes y mejor tolerabilidad, podremos lograr mejores efectos", agregó Cosman, profesora asociada de medicina de la Universidad de Columbia en Nueva York.

El estudio también confirmó que, incluso con las pacientes que han estado tomando alendronato a largo plazo, la hormona paratiroidea funciona. La información de rayos X sugiere que la hormona paratiroidea podría reducir el riesgo de más fracturas en las vértebras, pero los resultados no fueron estadísticamente significativos. "Es sugestivo que quizá el aumento de la densidad ósea se relacione con las mejoras esperadas en la fortaleza de los huesos y las fracturas", aseguró Cosman.

De manera similar, el otro estudio halló que la terapia con alendronato luego de la terapia con hormonas paratiroideas llevaba a aumentos significativos en la densidad mineral ósea. Cuando no se suministró alendronato, los aumentos en la densidad ósea se perdieron rápidamente.

El editorial recalcó, sin embargo, que los resultados de ambos ensayos son preliminares.

Además, otros expertos recalcaron que la clave para la osteoporosis es comenzar a tratar a los pacientes en las etapas iniciales de la enfermedad, o incluso antes de que la desarrollen.

"Se trata de personas que ya están llegando al final de sus vidas, que están bajo el cuidado de los especialistas óseos", sostuvo Goldstein. "La relevancia de esos estudios para la inmensa mayoría de las mujeres que están en riesgo de futuras fracturas por fragilidad no es muy alta. Cada día, estamos tratando de evitar que las mujeres lleguen al punto en el que puedan pensar en una combinación como esta, de dos medicamentos tan fuertes y tan costosos".

Más información

Para aprender más sobre la osteoporosis, visite la National Osteoporosis Foundation.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Steven R. Goldstein, M.D., professor of obstetrics and gynecology, New York University School of Medicine, New York City; Felicia Cosman, M.D., osteoporosis specialist and director, clinical research center, Helen Hayes Hospital, West Haverstraw, N.Y., and associate professor of medicine, Columbia University, New York City; Aug. 11, 2005, New England Journal of Medicine
Consumer News in Spanish
undefined
undefinedundefined