See What HealthDay Can Do For You
Contact Us

Los AINES suponen un riesgo de muerte para los pacientes de ataque cardiaco

Estudio halla que entre estos analgésicos se encuentran los cox-2 como Vioxx e ibuprofeno en dosis altas

LUNES 19 de junio (HealthDay News/HispaniCare) -- Las personas que han sobrevivido a un ataque cardiaco están en mayor riesgo de morir o de tener otro ataque cardiaco si toman antiinflamatorios no esteroides (AINES), entre los que se encuentran la nueva clase de inhibidores de la cox-2.

La investigación que detalla estos hallazgos aparece en la edición del 20 de junio de Circulationy fue presentada por primera vez en la reunión de 2005 de la American Heart Association. Los resultados de ambos estudios son prácticamente iguales, aunque el más reciente muestra una correlación aún más alta entre el uso de AINES y otro ataque cardiaco.

"La evidencia se está acumulando y parece que los pacientes que ya han tenido un ataque cardiaco están aún en mayor riesgo de lo que habíamos pensado antes, incluso con tratamientos a corto plazo", aseguró el Dr. Gunnar H. Gislason, autor líder del estudio y residente principal del Hospital Universitario Gentofte de Copenhague, Dinamarca.

El Dr. Mark Fendrick, profesor de medicina interna de la Facultad de Medicina de la Universidad de Michigan y profesor de gestión y políticas de salud de la Facultad de Salud pública de la misma universidad agregó que "este es otro estudio más que se añade a la enorme cantidad de evidencia que sugiere que deberíamos ser muy cuidadosos, en especial, con el uso de medicamentos cox-2, y posiblemente con todos los AINES en pacientes que estén en riesgo de eventos cardiovasculares adversos".

Los AINES son analgésicos, como la aspirina, el ibuprofeno y el naproxeno, que conllevan el riesgo de hemorragia gastrointestinal. Los inhibidores de la Cox-2 son un tipo específico de AINES que no conllevan ese riesgo.

Los inhibidores de la Cox-2 y los AINES han sido causa de un prolongado furor desde 2004 cuando Vioxx, un cox-2, fue retirado del mercado debido a preocupaciones acerca de su seguridad cardiovascular. Surgieron otras preocupaciones similares acerca de Bextra, otro cox-2, luego Celebrex y finalmente el naproxeno, un AINES tradicional. Bextra fue retirado posteriormente del mercado.

Una cantidad de estudios sigue observando los distintos riesgos y beneficios de esos medicamentos. Esta nueva investigación es la primera en observar a aquellos pacientes que tomaron AINES luego de sufrir el primer ataque cardiaco.

Los autores del estudio observaron a todos los pacientes de Dinamarca que habían sobrevivido a un primer ataque cardiaco entre 1995 y 2002. Luego, compararon esta información con todas las solicitudes de reembolso por recetas médicas de AINES después del alta hospitalaria. Un total de 58,432 pacientes participó en el estudio.

Los pacientes que habían sobrevivido a un primer ataque cardiaco y tomaban cualquier AINES tenían más probabilidades de morir que los que habían sobrevivido a un ataque cardiaco y no tomaban AINES. Las tasas de mortalidad fueron las más altas entre los que tomaban medicamentos cox-2 y dosis elevadas de AINES tradicionales.

En comparación con los pacientes que no estaban tomando ninguno de estos medicamentos, el riesgo de muerte fue entre dos y tres veces superior para los pacientes que tomaron la dosis baja (25 miligramos o menos diarios) de Vioxx (rofecoxib) o 200 miligramos o menos diarios de Celebrex (celecoxib).

El riesgo de muerte fue cinco veces superior para los pacientes que tomaban Vioxx en dosis altas (más de 25 miligramos diarios), casi cinco veces tan alto como el de los que tomaron más de 200 miligramos de Celebrex, más de 4 veces superior a los que tomaron diclofenac en dosis elevadas (más de 100 miligramos diarios) y más de dos veces superior para los que tomaron ibuprofeno en dosis elevadas (más de 1,200 miligramos diarios).

El estudio halló que tomar AINES durante periodos cortos de tiempo fue suficiente para mostrar un efecto perjudicial.

Aunque la aspirina no se evaluó en el estudio, los autores supusieron que más del 90 por ciento de las personas analizadas probablemente tomaban este medicamento. Se ha comprobado que la aspirina tiene efectos beneficiosos para prevenir ataques cardiacos.

Cada vez más estudios, la mayoría observacional, están mostrando que los AINES tienen este efecto perjudicial. Todavía hace falta realizar un ensayo controlado aleatorio de gran tamaño, aunque pronto se realizará uno financiado por Pfizer y llevado a cabo por la Clínica Cleveland.

¿Qué pueden hacer los consumidores?

"Los médicos y los pacientes en riesgo deben pensarlo tres veces, y no dos, antes de usar AINES", recomendó Fendrick. "Si alguien que está en riesgo cardiovascular tiene que tomar AINES, teniendo en cuenta la evidencia disponible, sugeriría tomar naproxeno con un inhibidor de la bomba de protones" para contrarrestar los efectos gastrointestinales.

Gislason agregó que "nuestra recomendación es que los pacientes deberían, por lo menos, consultar a su médico si están tomando cualquiera de estos medicamentos y que si no pueden vivir sin ellos, deberían ceñirse a dosis bajas de AINES tradicionales y probablemente evitar los nuevos inhibidores de la cox-2".

Más información

La American Heart Association tiene una declaración acerca de los analgésicos.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Gunnar H. Gislason, M.D., senior resident, Gentofte University Hospital, Copenhagen, Denmark; Mark Fendrick, M.D., professor of internal medicine, University of Michigan School of Medicine, and professor of health management and policy, University of Michigan School of Public Health, Ann Arbor; June 20, 2006, Circulation
Consumer News in Spanish

HealthDay

HealthDay is the world’s largest syndicator of health news and content, and providers of custom health/medical content.

Consumer Health News

A health news feed, reviewing the latest and most topical health stories.

Professional News

A news feed for Health Care Professionals (HCPs), reviewing latest medical research and approvals.