Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Medicamento eficaz para la apoplejía es subutilizado

Estudio halla que apenas el 2 por ciento de los pacientes está recibiendo esta terapia que puede salvar vidas

LUNES 9 de mayo (HealthDayNews/HIspaniCare) -- Investigadores canadienses informan que un medicamento que disuelve coágulos llamado activador del plasminógeno tisular (APT) es tan eficaz en la vida real como en ensayos clínicos.

Aún así, a pesar de la capacidad del medicamento para mejorar significativamente los resultados en las víctimas de apoplejía, apenas se le está administrando al 2 por ciento de esos pacientes, según un informe que aparece en la edición del 10 de mayo del Canadian Medical Association Journal.

"Necesitamos ser más agresivos para tratar a la gente más rápidamente", aseguró el Dr. Michael D. Hill, profesor asociado de neurología de la Universidad de Calgary, autor del estudio. "La terapia con APT ha sido un poco controvertida, ya que en algunos casos los médicos se han mostrado reacios a utilizarla".

El medicamento está aprobado para su uso en ciertos pacientes que sufren de ataque cardiaco o apoplejía. Funciona disolviendo los coágulos, los cuales son causa de la mayoría de los ataques al corazón y derrames cerebrales. Funciona mejor cuando se administra dentro de las tres horas siguientes a la aparición del derrame o ataque.

En el estudio canadiense, Hill y sus colegas recolectaron información sobre 1,135 pacientes de apoplejía ingresados en 60 hospitales canadienses entre 1999 y 2001, los cuales fueron tratados con APT. Los resultados fueron excelentes para el 37 por ciento de esos pacientes. Sin embargo, el 75 por ciento de los pacientes murió en el hospital.

Para Hill, el hallazgo importante es que el APT funciona en la medicina de la vida real. "Podemos replicar lo que se ha hecho en ensayos aleatorios", aseguró. "Lo podemos hacer con seguridad en hospitales universitarios, hospitales pequeños, zonas rurales y ciudades grandes".

Este hallazgo debería poder ayudar a aliviar las preocupaciones entre los médicos de que la terapia con APT es compleja y sólo se puede usar en hospitales universitarios, sostuvo Hill. "La realidad es que aún si usted está en un hospital pequeño, con una escanografía por TC y un poco de entrenamiento se puede hacer".

En Canadá, el APT se administra a apenas el 2.5 por ciento de los pacientes de apoplejía. "Es una buena terapia y necesitamos administrársela a más gente", dijo Hill. "Imagínese que pudiéramos tratar hasta el 10 por ciento de las apoplejías. Reduciríamos sustancialmente la carga sobre la sociedad del cuidado de personas enfermas a largo plazo".

Otro experto halla que el estudio canadiense es válido. "Este estudio está bien alineado con los demás que han salido en los últimos años", aseguró el Dr. Justin A. Zivin, profesor de neurociencia de la Universidad de California en San Diego y pionero del uso de APT para tratar la apoplejía.

Zivin está de acuerdo con Hill en que el medicamento es un tratamiento importante y agrega que "el APT debería usarse mucho más de lo que se hace actualmente".

Zivin señaló dos razones por las que el APT está subutilizado. Primero, ha sido controvertido porque cuando fue utilizado por primera vez hubo problemas, como mayor riesgo de hemorragia, que luego fueron resueltos, pero los médicos sólo recuerdan los problemas, dijo.

"El segundo aspecto es que cuesta mucho dinero", advirtió Zivin, aunque esto no es ni sombra de lo que cuesta cuidar a una víctima de apoplejía. "En los EE.UU., el seguro reembolsa a los hospitales cerca de $5,700 por cuidar a un paciente de apoplejía. Y el médico que utiliza APT recibe $500. Cuesta mucho más que eso cuidar a esos pacientes".

"[El APT] ahorra dinero", agregó. "Muy pocas cosas en medicina son rentables, pero el APT es una de ellas".

En los mejores hospitales estadounidenses, con subvenciones para usar APT, entre el 15 y el 20 por ciento de los pacientes recibe el medicamento. En otros hospitales, entre el 2 y el 3 por ciento lo recibe, sostuvo Zivin. "Debería ser el 40 por ciento", agregó. "Los pacientes deberían acudir al hospital lo más pronto posible luego de la aparición de la apoplejía y exigir un cuidado apropiado".

Aunque los expertos en apoplejía alaban el APT, no todos los médicos están convencidos.

Un reciente informe, una encuesta realizada con 2,600 médicos de emergencias en los EE.UU., halló que era poco probable que el 40 por ciento de los médicos administrara APT, incluso bajo condiciones ideales, por el riesgo de hemorragia cerebral.

"Parece que la experiencia anecdótica individual influye sobre la toma de decisiones, cuando debería ser la literatura médica la que lo haga", aseguró en una declaración preparada el Dr. Devin Brown, neurólogo de apoplejías de la Universidad de Michigan, autor del estudio.

El estudio aparece en la edición en línea de mayo de los Annals of Emergency Medicine.

"Esta encuesta muestra que sigue habiendo mucha resistencia al APT en la comunidad de médicos de emergencias, pero no deberíamos culparlos ni pedirles que tomen esa decisión solos", recomendó Brown. "Sólo a través de la toma de decisiones en equipo lograremos cambiar la práctica actual y mejorar el cuidado de las apoplejías agudas".

Más información

La American Heart Association le puede dar más información acerca del APT y la apoplejía.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Michael D. Hill, M.D., associate professor, neurology, University of Calgary, Canada; Justin A. Zivin, M.D., Ph.D., professor, neurosciences, University of California, San Diego; May 10, 2005, Canadian Medical Association Journal; May 2005 Annals of Emergency Medicine online
Consumer News in Spanish