LUNES 18 de octubre (HealthDayNews/HispaniCare) -- Un medicamento experimental que se inyecta dos veces al año podría prevenir la pérdida ósea en mujeres posmenopáusicas con baja densidad ósea, según afirma un reciente estudio patrocinado por el fabricante del medicamento.

El tratamiento inyectable, llamado AMG 162, funciona al suprimir la actividad de los osteoclastos, las células involucradas en absorber y eliminar el hueso viejo para que el nuevo tejido óseo pueda tomar su lugar.

Las personas que sufren de osteoporosis tienen una alta tasa de cambio óseo debido a la hiperactividad de los osteoclastos, algo que ocurre comúnmente luego de la menopausia, afirmó el autor del estudio, el Dr. Stanley B. Cohen. "Se come los huesos como un pequeño Pac Man", explicó.

Pero en el estudio, las pacientes que recibieron inyecciones de AMG 162 tuvieron mejoras detectables en la densidad mineral ósea en comparación con las mujeres que tomaron el medicamento contra la osteoporosis alendronato.

En un estudio separado, un equipo internacional de investigadores encontró que el ranelato de estroncio, un medicamento oral que por mucho tiempo había caído en desuso y que recientemente reavivó el interés, podría reducir las fracturas en mujeres mayores con osteoporosis.

Si se aprueban en los Estados Unidos, ambas terapias podrían ofrecer nuevas opciones de tratamiento para 18 millones de estadounidenses que sufren de osteoporosis o baja densidad ósea y para los 2 millones que sufren de artritis reumatoide, una enfermedad que puede llevar a la erosión ósea, apuntaron los investigadores.

Los investigadores presentarán sus respectivos estudios el 19 de octubre en la reunión anual del American College of Rheumatology en San Antonio.

Ocho millones de mujeres y 2 millones de hombres en los Estados Unidos tienen osteoporosis, una enfermedad que debilita los huesos y los hace susceptibles a las fracturas, de acuerdo a los National Institutes of Health (NIH). Otras 18 millones de personas tienen masa ósea baja, lo que aumenta su riesgo de contraer la enfermedad.

Normalmente, los tejidos que forman los huesos son constantemente creados y reabsorbidos por el cuerpo. En la adolescencia y la adultez temprana, hay una nueva formación ósea significativamente mayor en comparación con la reabsorción de los huesos. Pero a medida que la gente envejece, se pierde más hueso de lo que puede reemplazarse.

Las mujeres pueden perder hasta el 20 por ciento de su masa ósea durante los cinco a siete años posteriores a la menopausia, lo que las hace más susceptibles a la enfermedad, de acuerdo a los NIH.

Aunque no existe una cura para la osteoporosis, la U.S. Food and Drug Administration ha aprobado una cantidad de medicamentos para prevenirla o tratarla en mujeres posmenopáusicas. Terapias como el ranelato de estroncio y el AMG 162 (fabricados por Amgen, de California) podrían expandir el arsenal de tratamientos disponibles.

Cohen, profesor clínico asociado en la Facultad de Medicina de la Universidad Texas Southwestern en Dallas, lideró el estudio que examina la efectividad de diferentes dosis de AMG 162 administradas durante un periodo de 12 meses. Un total de 411 mujeres, cuya edad promedio fue de 63, participaron en el estudio permanente. Ocho grupos de mujeres seleccionados de manera aleatoria recibieron inyecciones de AMG 162 en dosis de 6, 14 ó 30 miligramos cada tres meses; 14 recibieron 60, 100 ó 210 miligramos cada seis meses, o un placebo. Un noveno grupo recibió 70 miligramos de alendronato oral una vez por semana.

Se realizaron pruebas de orina y sangre y se tomaron rayos X para evaluar los resultados. En general, el AMG 162 fue bien tolerada y causó un aumento en la formación y la densidad óseas rápido y dependiente de la dosis.

Por ejemplo, cuando se administró cada seis meses, el medicamento aumentó la densidad mineral total de la cadera en hasta 4 por ciento, en comparación con el placebo, luego de 12 meses. La densidad mineral ósea de la espina baja aumentó entre 4 y 7 por ciento en todas las cantidades e intervalos de dosis, similar al aumento del 5 por ciento del grupo de alendronato luego de 12 meses de tratamiento, señaló Cohen.

"No evaluamos el riesgo de fractura, esa será la próxima gran prueba", anotó. Pero si los estudios actuales muestran beneficios continuados y una reducción en las fracturas, considera que una terapia de inyecciones dos veces al año podría resultar en una mejoría dramática en los pacientes que cumplan con sus regímenes farmacológicos recomendados.

En la misma reunión, los investigadores presentarán resultados sobre la seguridad y efectividad de probar el ranelato de estroncio en mujeres con densidad ósea baja. Un grupo de pruebas, que involucra a 1,650 mujeres cuya edad promedio fue de 69, se concentró en el potencial de reducir fracturas de la espina. Otras pruebas evaluaron fracturas que no fueran de la espina en más de 5,000 mujeres con una edad promedio de 76.

Ambos estudios mostraron reducciones significativas en el riesgo de fractura. Durante tres años, el 36 por ciento de las mujeres de 74 años o mayores sufrieron fracturas de la cadera. Pero las fracturas de la espina y otros lugares disminuyeron 32 y 31 por ciento respectivamente entre las mujeres de 80 años o mayores que tomaron el medicamento, afirmaron los investigadores.

"El ranelato de estroncio es el primer compuesto que simultáneamente reduce la absorción ósea y estimula la formación de huesos", afirmó en una declaración preparada el Dr. Jean Yves Reginster, coinvestigador y director del Centro de Colaboración para los Aspectos de Salud Pública de las Enfermedades Reumáticas de la Organización Mundial de la Salud.

"Dado este hecho y su extraordinario perfil de seguridad, el ranelato de estroncio podría convertirse en una opción de tratamiento de primera línea para las mujeres con baja densidad ósea con o sin fracturas prevalentes, y para las mujeres mayores con un riesgo aumentado de fracturas de cadera", afirmó.

La evidencia a favor del ranelato de estroncio parece estar acumulándose. Un estudio publicado en enero en el New England Journal of Medicine mostró que el medicamento disminuye el riesgo de fracturad de las vértebras en mujeres con osteoporosis. El estudio fue apoyado por Servier, la compañía farmacéutica francesa que desarrolló el medicamento.

Más información

Para aprender más sobre la osteoporosis, visite la National Osteoporosis Foundation.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
Read this Next
About UsOur ProductsCustom SolutionsHow it’s SoldOur ResultsDeliveryContact UsBlogPrivacy PolicyFAQ