Acquire the license to the best health content in the world
Contact Us

Medicamento usado en la enfermedad de Crohn también combate la colitis ulcerativa

Investigadores señalan que Remicade ofrecería a los pacientes una nueva opción de tratamiento

MIÉRCOLES 7 de diciembre (HealthDay News/HispaniCare) -- Los individuos que tienen que lidiar con la molestia crónica de la colitis ulcerativa podrían conseguir alivio con el medicamento Remicade, según sugiere un estudio reciente.

De acuerdo con el Dr. Paul Rutgeerts, autor principal del estudio y profesor de medicina en la Universidad Hospital Gasthuisberg en Leuven, Bélgica, "Los pacientes con colitis ulcerativa que no consiguen ningún alivio con medicamentos tales como la cortisona, 5-ASA o la azatioprina tienen una buena oportunidad de responder a Remicade [infliximab] y, de esa manera, evitan los efectos secundarios de las antiguas terapias e incluso pueden eludir una colectomía".

El medicamento fue aprobado recientemente para usar en pacientes con colitis ulcerativa basándose ampliamente en estos datos, que fueron presentados a principios de este año en una gran reunión científica y que aparece esta semana en la edición del 8 de diciembre del New England Journal of Medicine.

"Ciertamente es un punto de referencia en el tratamiento de pacientes con colitis ulcerativa, no hay duda al respecto", agregó el Dr. Shiva Kumar, codirector del Centro para la Enfermedad Inflamatoria de los Intestinos en la Ochsner Clinic Foundation de Nueva Orleáns. "Éste es el primer estudio en observar los agentes biológicos en la colitis ulcerativa y el primero en ser aprobado, así que representa un avance significativo".

La colitis ulcerativa es una enfermedad inflamatoria de los intestinos, una entre un grupo de enfermedades que involucran la inflamación del intestino delgado y del colon. Los síntomas son similares a los de la enfermedad de Crohn y pueden incluir diarrea con sangre, calambres abdominales y fatiga.

Actualmente los médicos recurren a un número de medicamentos para tratar el trastorno. Sin embargo, los pacientes pueden hacerse dependientes de algunas de estas medicinas, que pueden fallar eventualmente. Cuando eso ocurre, los pacientes se ven forzados a someterse a una colectomía, una extirpación parcial o total del colon.

Kumar explicó que "las medicinas convencionales para tratar la colitis han estado presente durante 20 ó 30 años y no se ha producido ningún avance significativo, así que hemos tenido un umbral relativamente bajo para enviar los pacientes a cirugía debido a la ausencia de opciones alternativas". "Esto viene a llenar una gran brecha en el tratamiento de pacientes con colitis ulcerativa entre medicinas convencionales y cirugía".

Remicade es un medicamento tipo anticuerpo monoclonal que se adhiere a una proteína proinflamatoria conocida como factor de necrosis tumoral alfa (FNT alfa). El FNT alfa se encuentra en pacientes con la enfermedad de Crohn, y podría también desempeñar un rol en la colitis ulcerativa. Remicade incapacita esencialmente al FNT alfa, por lo que ya es un tratamiento establecido en pacientes de la enfermedad de Crohn.

Sin embargo, los pocos estudios pequeños que han examinado previamente la efectividad de Remicade en pacientes con colitis ulcerativa han producido resultados conflictivos.

Aquí, los autores del estudio realizaron dos estudios doble ciegos y aleatorios controlados con placebo para evaluar la eficacia de Remicade en adultos con colitis ulcerativa de moderada a severa.

Cada estudio comprendió a 364 pacientes quienes también estaban tomando otros medicamentos. En el primer ensayo, se administró a los participantes Remicade o un placebo intravenoso en las semanas cero, dos y seis, y luego cada ocho semanas hasta la semana 46. Se les hizo un seguimiento durante 54 semanas.

En el segundo ensayo, se administró a los pacientes Remicade o un placebo durante la semana 22 y luego se les hizo un seguimiento por 30 semanas.

En el primer ensayo, el 69 por ciento de los participantes que recibieron 5 miligramos de Remicade y el 61 por ciento de los que recibieron 10 miligramos tuvieron una respuesta en la semana ocho, versus sólo el 37 por ciento de los que recibieron un placebo.

En el segundo ensayo, el 64 por ciento de los que recibieron 5 miligramos de Remicade y el 69 por ciento de los que recibieron 10 miligramos tuvieron una respuesta en la semana ocho, en comparación con el 29 por ciento de los que recibieron un placebo.

No hubo diferencias significativas en las dos dosis, aunque la dosis menor sería la preferida, declararon los autores del estudio.

Los participantes que tomaban Remicade fueron también más propensos a tener una curación de la mucosas o curación del recubrimiento del colon. Se ha sugerido que la curación de las mucosas conduce a un menor riesgo de cáncer, pero no existen aún datos sólidos al respecto.

También, el 22 por ciento de los participantes que tomaban Remicade había descontinuado el uso de corticoesteriodes para finales del estudio.

Finalmente, el hecho de que Remicade sea efectivo en los pacientes con colitis ulcerativa sugiere que el FNT alfa, de hecho, es un actor en esta enfermedad.

"Nos quedamos positivamente sorprendidos con los hallazgos dado que algunos antiguos estudios pequeños no mostraron datos convincentes y porque se cree que la colitis ulcerativa difiere inmunológicamente de la enfermedad de Crohn al tener un rol menos importante del FNT", dijo Rutgeerts. "Existe una gran necesidad de investigar el mecanismo de acción de infliximab en el futuro".

Más información

Para saber más sobre la colitis ulcerativa, visite la National Digestive Diseases Clearinghouse.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare
FUENTES: Paul Rutgeerts, M.D., Ph.D., professor, medicine, University Hospital Gasthuisberg, Leuven, Belgium; Shiva Kumar, M.D., co-director, Inflammatory Bowel Disease Center, Ochsner Clinic Foundation, New Orleans; Dec. 8, 2005, New England Journal of Medicine
Consumer News in Spanish